Newsletter

Domingo, 01 Septiembre 2013 01:02

Bailantes

Escrito por

Bailantes

Obra: Deíctica

La deixis tiene que ver con aquellas palabras que sirven para indicar elementos “otros” y se sirven de ellos para cargarse de sentido, los cuales asimismo, son indicativos de lo contextual que es aquello que siempre hace al quid de la cuestión. Deíctica no sólo se llama Deíctica, lo que la hace femenina y singular, sino que es Deíctica por el efecto de adjetivación que la palabra que la nombra carga consigo. 

Bolitas naranjas, como confites que no se convidan, permiten que un primer dúo tenga lugar en el medio de la escena que aún no existe pero se asoma. La obra de trata de un grupo de siete personas que irán edificando juegos de sustitución, sustracción, repetición, traducción, y sintaxis (todas estas estrategias volcadas en el uso de objetos, en secuencias de movimiento y/o en palabras), son vehículos de un vínculo  y de varios vínculos otros, a la vez. 

Pero entonces, Deíctica queda en manos del espectador que está mandado a hacer un análisis del caso, para corroborar la pragmática de las expresiones que hacen de esta obra una obra deíctica y no otra cosa. Puentes de referencia y restos de escena, que se ocultan tras el velo no tan transparente, un velo o telón que hace algunas veces de espacio clarividente, a través del cual entendemos un poco más a qué se refiere la deixis y, otras, de espacio donde las cosas se ocultan, se sumergen y olvidan. 

Las deixis se clasifican por el referente al que se dirigen, esto es, existen deixis de lugar, social, personal y otras. Atendamos a estas primeras tres y pensemos, mientras tanto, en Deíctica: 

1. De lugar: determina la relación del bailante con el espacio que lo hace ser bailante, esto es, adelante-atrás, arriba-abajo, cerca o lejos de uno u otro de los otros bailantes. 

2. Social: es el modo en que nos referimos al otro o a los otros y dice mucho más de nosotros que de los demás. Cada bailante lo hace a su manera.

3. Personal: establece, principalmente, la posesión del bailante, esto es literalmente, lo que el bailante posee. Su referencia es sí mismo y su ego el eje de construcción de esta deixis, algunas de sus expresiones son lo mío, los míos, mí yo. 

Intentando un diálogo con expresiones del tipo de las instalaciones performáticas, Deíctica se viste de varios objetos que podrían clasificarse todos juntos como “cotillón”. Los objetos no necesitan palabras, porque, allí, sin su contexto físico, se vuelven objetos extralingüísticos pero que ayudan a la correcta interpretación del contexto de los bailantes. 

Si todo aquí llega trasladado desde el campo de la semántica, ¿podemos hablar de bailantes?

Para mí, un bailante sería:

  • alguien que baila y dice cosas
  • alguien que quiere hablar pero no puede dejar de bailar
  • alguien que usa su cuerpo para decir cosas que en su cuerpo habitan o no están
  • alguien que se comunica a través de su cuerpo
  • alguien que necesita sacar afuera todo lo que su cuerpo es capaz de decir y hacer
  • alguien que teme que sus palabras aclaren su movimiento

¿Y el contexto del bailante?.

MC Luhan dijo, hace mucho tiempo atrás, que el medio es el masaje, estableciendo un juego de palabras que, en nuestro idioma es burdo, pero en el de él fue y es muy elocuente. Lo importante es que con ello declaró que los medios son extensiones de nuestro cuerpo y es con ellos que nos comunicamos o enviamos mensajes a otros cuerpos. 

En Deíctica, ¿el medio macluhaniano es El medio de estos bailantes?

Este Comentario fue construido a partir de la experiencia de asistir a la última función de la 1 er temporada e Deíctica, en Octubre del 2013

 

Ficha técnica:

 

 Idea: Julieta Rodríguez Grumberg| Intérpretes:Ana Armas, Ramiro Cortez, Georgina Forconesi, Lía Mazza, Federico Moreno, India Pernigotti, Alejo Wilkinson | Vestuario:Estefanía Bonessa | Escenografía: Cristian Porchia | Iluminación: Adrián Cintioli | Música original: Augusto Natale | Asistencia de dirección: Matías Goldin|Producción: Alexis Losada | Dirección:Julieta Rodríguez Grumberg

Josefina Zuain

Dicta talleres de escritura para artistas desde el 2009. Trabajó en proyectos independientes y cruce de lenguajes artísticos como Buenis S Simo, Dispositivo A AP y Gift Shop. Obtuvo varias becas de formación, entren otras la Ecunhi-FNA, Plan Interactivos, Fundación Telefónica, FNA Nacional. Se desempeña como consultora de artistas y foundraiser. Residencias artísticas, Rosario, Curatoria Forense, Brasil, INSIDEOUT, el año pasado LABRA DANZA, INAE Uruguay. Es investigadora, curadora independiente y escritora por pasión!! Dirige Segunda Cuadernos de Danza, es miembro de la Arjè Cia Aeroniñas y La Movemos Danza, trabajó como vocal de Instituto Prodanza durante el 2012 y 2013. Se desempeña actualmente como parte del Equipo de Danza del Programa Nacional, Jornadas por la Prevención, Presidencia de la Nación.

Más en esta categoría: « Danza Lubricante Superar la Pérdida »

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Velocidad crucero +

    Los lunes a la noche en Santos 4040 se está dando Estado de Tráfico de Juan Onofri Barbato. El programa indica que se trata de un grupo permanente de experimentación Leer más
  • Rutinas +

    Rutinas Obra: La venganza de los Hiperautomáticos Existen rutinas de varios tipos. Rutinas de acción que delinean modos estables de comportamiento. Rutinas de movimiento para entrar en calor antes de Leer más
  • La mirada inversa +

    Cómo volveré a ver, nombre de la obra, exclamación y pregunta que invita a pensar desde los verbos “volver” y “ver” en un antes y un después. En función del Leer más
  • La Luna late desproporcionada +

    La Luna late desproporcionada Un texto para La Lengua dirigida por Leticia Mazur Una Luz puntual, subiendo de a poco su intensidad, anuncia el comienzo de la obra, dejándonos ver Leer más
  • Máquina procesando... ¿Cómo obra la danza? +

    Obreros de la danza o danza de los obreros, ¿cuál es la diferencia? ¿A qué o quién/es responde la construcción y ejecución de una obra escénica ligada al movimiento? Activar Leer más
  • La Wagner +

    Pablo Rotemberg estrenó su última obra en el Centro Cultural San Martín y sin quererlo estrenó también la controversial Sala Alberdi que, según medios de prensa, estuvo ocupada durante casi Leer más
  • Una banana entre las tetas es algo muy futbolero +

    Voy llegando a toda velocidad en bici a Casa Temenos y me cruzo con un amigo al que, sin bajarme, logro sacarle una naranja de las cuarenta y cinco que Leer más
  • UNODOSTRESCUATRO +

    UNODOSTRESCUATRO Obra: Los incorporales UNO. Mandatos internos. Mandadas al hacer. Como dos muñecas que hacen algo que no quieren. Marionetas de su propia danza, se mueven al compás de la Leer más
  • Tus huesos +

    Una luz. Una maquinaria. Un ovni. Llega, irrumpe, ilumina y deja ver al tiempo que oculta partes de lo que muestra. Podría ser la luz de los huesos de todos Leer más
  • Crónica de una temporalidad danzada +

    I ¿Por dónde empiezo? ¿digo Maya Ponce, Misha Gordin, Nos, Intra-Nos? ¿Cómo estos nombres se conjugan y devienen en un mismo afecto? ¿dónde empieza la danza? Primero un brote, una Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19

ESCRIBEN EN SEGUNDA