Sábado, 05 Julio 2014 01:08

El artificio de la obra escénica es realidad.

Escrito por

El artificio de la obra escénica es realidad.

Obra: Embloque

Si no es objeto, es cuerpo. El cuerpo, a diferencia del objeto, porta memoria, porta estados de ánimos, porta dificultades, porta karmas. La escisión es radical. 

Como una animación Vintage o como un sistema de marionetas a la vangard, Embloque se sucede entre pocas escenas (yo conté dos, casi tres) donde no acontece nada más preciso que el objetivo de mostrarle algo a un público. ¿Es la danza (o debiera ser) mucho más que eso?. Simplicidad era la palabra que elegía la Bauhaus para nombrar esa búsqueda (cuadrados, blanco-negro, línea, punto), yo no lo veo precisamente simple pero algo de eso hay.    

El punto de vista del espectador es el drama de esta pieza, porque en él confluyen las preguntas y las respuestas. La medida de esta obra (que no es modular pero cúan cerca de ello está!) es la medida del hombre. El hombre que hace y el hombre que mira. Da Vinci supo ponerlo en un cubo claro que lo afirma: somos un módulo. Nuestro cuerpo funciona como tal.

Aquí las referencias a la historia de las artes plástico-visuales (el nombre correcto emergerá dependiendo si nos paramos en una u otra vereda teórica), son muchas, claras y precisas. El minimalismo, inevitablemente presente en el imaginario de un espectador más o menos informado, está presente, pero no tanto por las formas de las cosas que en Embloque bailan (esa es la referencia más evidente y que tiene que ver con una vanguardia anterior ya nombrada), sino sobre todo porque se retoman los principios del Minimalismo: evidenciar la continuidad de un sistema simple a golpe de vista a partir de las estrategias de serialidad, repetición y síntesis. Sin embargo, esta obra retuerce los principios minimalistas al ocultar parte del mecanismo y constituir sus principios como elementos compositivos del artificio escénico: la diferencia entre instalación y escena ¿entre danza y artes visuales?. 

Polarizar. La bella y la bestia. 

La fantasía se constituye a partir del engaño. Alguna situación/alguien establece los elementos de manera tal, que la mente de quien especta (yo-tu-él-nosotros) imagina/se engaña de sucesos que no son reales (o, seamos más complacientes, son reales sólo en la mente de quien los construye a partir de su observación-precepción). La mentira como estrategia de composición de la fantasía, donde las cosas no son lo que parecen o son lo que no parecen ser, se me aparece como un eje compositivo de esta obra que miro y me engaña. Bienvenido sea el artificio escénico para entregarse a ver lo irreal, lo imposible sucediendo allí delante nuestro. 

Solemos pensar en pares de polarizaciones, tenemos una tendencia o preferencia por organizar nuestros pensamientos de esa manera:  Buenos Vs. Malos. Hombre-mujer, blanco-negro, cuerpo-objeto, lo preferimos pero también nos sirve, son categorías posibles que dinamizan los matices intermedios, porque establecen los polos con celeridad.   

Danza. Objeto. Es una polarización histórica. Pero en la Bella y la Bestia, los objetos bailan y allí emerge la existencia de la fantasía, el ensueño, el engaño, la mentira y la polaridad. Esta fue una imagen que apareció en mí viendo Embloque, donde la abstracción pone en cuestión el tipo de fantasía de la que se trata, pero donde el teatro negro de títeres es una memoria más que entretejer asociada a la ilusión propia de las obras infantiles. 

Los objetos son portadores de energía, pero el hombre es quién actúa sobre ellos. ¿Cómo sería un mundo donde los objetos bailaran realmente? ¿Existen obras capaces de cuestionar la realidad, modificarla, alterarla o transmutarla?.

Este comentario fue construido a partir del ESTRENO visto el día 7/6/2014 en el Centro Cutlural Rojas.

 

Ficha técnica:  Idea y dirección: Yamila Uzorskis | Intérpretes: Belara Michán, Belén Coluccio, Yamila Uzorskis | Diseño de luces: Alejandro Le Roux  |  Música original: Sami Abadi | Asistencia de dirección: Florencia Castañeda  | Realización de Vestuario: Laura Cornejo |  Diseño Gráfico: Julieta Meschini Luppi | Dibujo: Yamila Uzorskis | Producción general: Compañía La Instalacción, Tatiana Sandoval.

Josefina Zuain

Dicta talleres de escritura para artistas desde el 2009. Trabajó en proyectos independientes y cruce de lenguajes artísticos como Buenis S Simo, Dispositivo A AP y Gift Shop. Obtuvo varias becas de formación, entren otras la Ecunhi-FNA, Plan Interactivos, Fundación Telefónica, FNA Nacional. Se desempeña como consultora de artistas y foundraiser. Residencias artísticas, Rosario, Curatoria Forense, Brasil, INSIDEOUT, el año pasado LABRA DANZA, INAE Uruguay. Es investigadora, curadora independiente y escritora por pasión!! Dirige Segunda Cuadernos de Danza, es miembro de la Arjè Cia Aeroniñas y La Movemos Danza, trabajó como vocal de Instituto Prodanza durante el 2012 y 2013. Se desempeña actualmente como parte del Equipo de Danza del Programa Nacional, Jornadas por la Prevención, Presidencia de la Nación.

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Renate Schottelius entre la "verdad" y la "ficción" +

    “La farsa de la búsqueda, un Solo de y sobre Renate Schottelius” dirigida por Paula Rosolen, constituye un interesante ejemplo acerca de cómo podemos pensar la historia de la danza Leer más
  • Amor mío +

    Amor mío Obra: Villa Argüello Finalmente, esto es un mundo... Hay códigos que desconozco, la vida me es difícil. Veo y mastico modos de hacer las cosas que me la Leer más
  • VEO EN EL SILENCIO +

    "t.t.t.t.t" Lo indecible es aquello que al escritor desespera, obsesiona y al mismo tiempo es aquella búsqueda la que lo mantiene con vida, en su afán de destruir el monopolio Leer más
  • Superar la Pérdida +

    Del orden de lo dispuesto, diríamos que un duelo determina la tensión, directamente dual, entre dos posiciones opuestas complementarias que delinean un estado emocional. Dos direcciones disímiles disminuyen su diferencia Leer más
  • El artificio de la obra escénica es realidad. +

    El artificio de la obra escénica es realidad. Obra: Embloque Si no es objeto, es cuerpo. El cuerpo, a diferencia del objeto, porta memoria, porta estados de ánimos, porta dificultades, Leer más
  • Todo para mi pequeño alrededor +

    Todo para mi pequeño alrededor Obra: CMMN SNS PRJCT I. Logramos hacernos del tiempo para ir a ver Cmmn Sns Prjct y, tal como la expectativa lo indicaba, no paramos Leer más
  • On/Off +

    On/Off Obra: Azucar Lo mínimo: un biombo, dos intérpretes y el silencio. Comienza un dúo. Dos cuerpos pegados. Se arrastran, se doblan, se envuelven. No se despegan. Continúan el silencio, Leer más
  • El sueño del pibe +

    Por primera vez escucho a Los Redondos en el Teatro San Martín. Veo a Celia Argüello, a Luli García Pullés, a Martín Gil y descubro a varias bombas más, que Leer más
  • Es algo que no sé qué +

    Es algo que no sé qué Obra: Surto Posibles circunstancias: cuando llueve mucho y se hace barro, si te metés en el mar y te quedás quieto, si entrás en Leer más
  • La conminación +

    Cuando Benjamín escribió acerca de la obra de arte en la era de la reproductibilidad técnica, si bien reconocía el valor cultual de la obra original, defendía el potencial revolucionario Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19

ESCRIBEN EN SEGUNDA