Viernes, 02 Mayo 2014 20:19

Todo lo Injustificable

Escrito por

Todo lo Injustificable

Obra Una Obvia

Lenguaje contemporáneo invita: los intérpretes reciben al espectador en sala, una de las intérpretes pide cortés que apaguemos los celulares y, enseguida, las bailarinas avanzan desde el fondo del escenario, cantando y moviendo sutilmente sus brazos y pies (al mejor estilo comedia musical).

Se trata de una danza y un canto en honra a La Mayor y violá la Primer obviedad: Superior-Inferior es una constante en la definición del vinculo entre generaciones. Es ante La Mayor que todas responden, acompañan y se inspiran (incólumes).

La Mayor lo explica todo (todo, todo) al principio de la obra, mientras, sin burlarse, mas mostrándose poco afectadas por el discurso de la “sabelo todo”, al mismo tiempo dan cuentas de haber entendido racionalmente la lección, las jóvenes la siguen en silencio (modulando y gesticulando caricaturescamente, bailando sentadas y en pose).

Una Coreografía gestual, entonces, se despliega mientras un discurso obvio sobre el rol de la mujer en el mundo social que la contiene, es desplegado cual argumentación académica.

La falta de un zapato (es tentador tratar de escribir este texto sin nombrar esta falta...) tiñe a todos los movimientos de un halo decadente. Y la altura del cuerpo, cada vez que apoya el pie sin zapato, baja, estableciendo una caminata ridícula, típica de cuando una vuelve de una fiesta, con un zapato en una mano y el corazón en la otra...

A lo largo de Una Obvia, los ciclos responden a la lógica de la decadencia. El enamoramiento, puesto en escena como el mayor de los estúpidos auto-engaños que vivimos, es colocado al mismo nivel que la desesperanza, la desesperación, la histeria y la coquetería. El sonido de una lluvia desordenada y un poco noiser acompaña los climax de la decadencia de una forma casi imperceptible pero muy acertada.

La mujer, aparece como aquel ser inentendible que finalmente, termina (siempre) defendiéndose ante las mismas crueldades (casi todas causadas por el maldito hombre, obvio!!). Si, si, Una forma Obvia de ser mujer.

La cámara lenta del movimiento de la mujer maravilla logra el mmaximmumm de la decadencia, en donde lo único que se sostiene es la sensualidad de esta mujer que además de hacer el ridículo en el seno mismo del momento de protagonismo de su personaje, no logra sostener el final de la escena y termina siendo “tapada” por la generación que le sigue.

 

La estupidez de ridiculizar al otro (a la otra) para establecer la propia autoridad, es otra de las estrategias que Una Obvia utiliza para señalar, precisamente, la obviedad de la competencia femenina. Esta competencia, también imprime su huella en el cuerpo, de modo que todas las bailarinas encuentran el momento en el que Destacarse (absurda-mente) haciendo Gran Uso de alguna habilidad motora (que mucho agrega al relato, sobre todo por su a-funcionalidad).

El amor, ese círculo decadente que encierra la vida en su totalidad, imprime carácter al cuerpo y no sólo por el estado en el que lo encuentra o lo pone, sino, también por las posibilidades motoras que cada cuerpo habilita en pos de atravesar esta vivencia. (por suerte, con el paso de los años, todos crecemos)

Y acá, la relación entre la expresión del cuerpo y el amor, se ven exageradas por las metáforas sustitutivas que resaltan el camino inevitable de caer en el absurdo de establecer pares del tipo: amor=palta, cartera=arma, bigote=hombre, zapato=falta... ¿Somos presas de la obviedad?

En un romanticismo exacerbado, Una Obvia parece decirnos que el amor es un estado de completa conexión con la naturaleza humana... bueno en verdad está riéndose de este absurdo que al ponerlo en el plano de la conexión con lo instintivo define el estado de enamoramiento como locura amorosa y, así, todo lo justifica (sobre todo, Todo Lo Injustificable).

Cantar canciones ridículas, llorar ante las más evidentes letras de desamor, el enamoramiento con el mundo ante el descubrimiento de un nuevo amor y el odio explícito hacia todo lo que nos rodea cuando la cosa ya no funciona... todos los clichés están en Una Obvia y, la verdad, nos damos vergüenza ajena al ver que (puede ser obvio) pero lo es...

La danza, aquí, es completamente inútil, pero cual milagro, resucita a los muertos y permite que la cosa continúe. Siempre que la danza se despliega en Una Obvia, es como un argumento que nada tiene que decir ni aportar al drama presente, pero, como separador o tránsito permite la reestabilización del conflicto o la llegada a un punto cero para continuar la narración.

Y al final, como era de esperarse, todo queda entre mujeres...    

 

Ficha técnica

 

Idea: Marisa Villar| Texto:Fernanda Alonso, Maitina De Marco, Marisa Villar| Intérpretes:Fernanda Alonso, Mariana Cabrol, Ayelén Clavin, Maitina De Marco, Laura Figueiras, Paula Ituriza, Malena Medici, Marina Otero, Carla Rímola, Natacha Visconti | Vestuario:Agustina Bachanián | Escenografía: Román Tonizzo| Iluminación:Matías Sendón| Peinados:Sebastián Bielous, Dario Calcagno| Maquillaje:Virginia Alvarez| Música original:Hernán Capoulat, Julietta Monsón | Fotografía:Pablo Viacava| Diseño gráfico:Wearepasto.com| Entrenamiento vocal:Julietta Monsón| Asistencia de dirección:Malena Medici| Producción:Teatro Del Perro| Coreografía:Ayelén Clavin| Dirección:Marisa Villar

Josefina Zuain

Dicta talleres de escritura para artistas desde el 2009. Trabajó en proyectos independientes y cruce de lenguajes artísticos como Buenis S Simo, Dispositivo A AP y Gift Shop. Obtuvo varias becas de formación, entren otras la Ecunhi-FNA, Plan Interactivos, Fundación Telefónica, FNA Nacional. Se desempeña como consultora de artistas y foundraiser. Residencias artísticas, Rosario, Curatoria Forense, Brasil, INSIDEOUT, el año pasado LABRA DANZA, INAE Uruguay. Es investigadora, curadora independiente y escritora por pasión!! Dirige Segunda Cuadernos de Danza, es miembro de la Arjè Cia Aeroniñas y La Movemos Danza, trabajó como vocal de Instituto Prodanza durante el 2012 y 2013. Se desempeña actualmente como parte del Equipo de Danza del Programa Nacional, Jornadas por la Prevención, Presidencia de la Nación.

Más en esta categoría: « Hábitat. Amor mío »

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Trompe-la mort +

    ¿Cómo representar la muerte en escena? se pregunta el Grupo Krapp. Y en un intento de matar al autor, prefieren que otros respondan por ellos. Ellos interpretan las directivas dadas Leer más
  • On/Off +

    On/Off Obra: Azucar Lo mínimo: un biombo, dos intérpretes y el silencio. Comienza un dúo. Dos cuerpos pegados. Se arrastran, se doblan, se envuelven. No se despegan. Continúan el silencio, Leer más
  • La hija de la puta de la niña. +

    La hija de la puta de la niña. Obra: En Obra I. Cuentan por ahí que un día una niña irrumpió en un teatro, se puso frente a un escenario Leer más
  • En primera persona +

    Yo, vos, nosotros, recuerdo. Son las palabras que me resuenan de las dos obras de Celia Argüello Rena, actualmente en cartel: “Azúcar” y “Villa Argüello”. La subjetividad aparece en escena, Leer más
  • No estoy vivo +

    No estoy vivo Obra: CMMN SNS PRJCT Imagina que mi vida se me escapa de las manos porque se disfraza de días conocidos y aproximadamente automáticos donde me creo lo Leer más
  • En la ciudad del futuro +

    En la ciudad del futuro Un texto para: La Idea Fija // dirigida por: Pablo Rotemberg En la ciudad del futuro mostraríamos el culo antes que la cara. Saludaríamos revoleando el Leer más
  • LA IDEA DEL NO FINAL +

    El gran dilema. El dualismo entre cuerpo y alma: encastrar, como se dice en la jerga… Así denomina en un pasaje del monologo de ella (él con peluca) al acto Leer más
  • Velocidad crucero +

    Los lunes a la noche en Santos 4040 se está dando Estado de Tráfico de Juan Onofri Barbato. El programa indica que se trata de un grupo permanente de experimentación Leer más
  • De la danza al cáncer y del cáncer a la danza. +

    En 1987 comencé a trabajar en mi tesis para el doctorado en biología molecular y celular. Al mismo tiempo, empecé a tomar dos clases de danza a la semana. Xavier Leer más
  • El Rastro (1) +

    El Rastro (1) Un texto para: Qué azul que es ese mar // dirigida por: Eleonora Comelli Algunas veces logro percibir el paso del tiempo sobre mi cuerpo. No llego aun Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18

ESCRIBEN EN SEGUNDA