Newsletter

Lunes, 07 Julio 2014 16:34

Cuerpo Meca

Escrito por Carolina Arandia

Cuerpo Meca

 

Las preguntas que tengo respecto al butoh son miles. Sin embargo no las hago. Pienso que no pueden responderse con palabras. Creo que se irán diluyendo con el fluir de la experiencia y el acercamiento a esta práctica. Tal vez dejen de ser necesarias.

La obra Oracle and Enigma, de Katsura Kan, se presentó en el Centro Cultural Konex. Una obra de un director japonés, montada con bailarines argentinos.

La obra comienza.

No se que es lo que pasa con el cuerpo bailado del butoh. Sus formas no son representativas, no son buscadas, si no manifestadas. No hay un querer decir, sino un decir. No hay significado, sino un misterio revelado, cuasi imposible de decodificar, con mil millones de interpretaciones. Cuando veo una danza butoh experimento un gozo del no entender. Entiendo a través del silencio de la mente. En la experiencia de estar bailando desde mi asiento.

En la danza butoh encuentro un juego de las tradiciones que nos atraviesan en planos tan anteriores que resultan desconocidos, pero presentes. 

Seis bailarinas aparecen en escena. Blancas con vestidos rojos.

Las fuerzas femeninas se manifiestan: la espera maquillada de la gestación y procreación. Dar a luz. Un viaje infinito entre las dudas de la intuición permite ver, aunque nos dejan a oscuras.

Tres bailarines aparecen en escena. Blancos con taparrabos.

Las fuerzas masculinas vienen a cuestionar al hombre como macho.

Gaucho Samurai. Tango Karate. Papo Sumo. El deber ser del hombre transita cambios permanentes según la historia. Tanto en Japón como en Argentina. Esos roles parecen ser aunados en forma de danza. 

Cierta tensión entre las fuerzas nos hace volver a preguntarle al cuerpo.

Ahora un señorcito blanco baila. 

En los cuerpos butoh se habita el misterio, el de estar vivos. Se siente en materia corporal. Se lo puede conocer bailando. Al menos así parecería sentirlo el pequeño cuerpecito blanco que se entromete entre lo femenino y lo masculino. 

Los cuerpos vuelven a encontrarse en otro plano. En el del ser. En el que lo femenino y lo masculino interactúan tanto en hombres como en mujeres. Habitan esas energías, se manifiestan. Son movimiento, son fluir, son vivir y morir, en tiempo constante. Como si no pasara pero pasando sin parar. 

Un oráculo es un lugar propio donde se hace una consulta y se recibe la respuesta. 

Un enigma es un misterio, ya que es algo que no se puede explicar o que no logra descubrirse. Si la explicación del enigma sale a la luz, el hecho o la cosa en cuestión deja de ser un enigma ya que su comprensión se vuelve accesible para todas las personas.

 

Según Kan en el cuerpo habita la respuesta al enigma de la vida. Se lo conoce danzando.

Un texto para: Oracle % Enigma / Dirigida por: Katsura Kan

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Velocidad crucero +

    Los lunes a la noche en Santos 4040 se está dando Estado de Tráfico de Juan Onofri Barbato. El programa indica que se trata de un grupo permanente de experimentación Leer más
  • Rosca +

    Rosca Cuando voy a ver una obra de Pablo Rotemberg, se qué esperar: golpes, empujones, caídas y saltos. Movimientos precisos, intenciones violentas. Algunas secuencias de movimientos que he visto más Leer más
  • En la ciudad del futuro +

    En la ciudad del futuro mostraríamos el culo antes que la cara. Saludaríamos revoleando el pelo y no la mano. Nos cubriríamos los brazos o las rodillas en vez de Leer más
  • Me río de lo que puedo +

    Bello el cuerpo que transmite una densidad molesta, gestos reconocibles y tipos de movimiento clasificables. Bellos los estereotipos de la densidad del lenguaje. Bellos los estereotipos de ser danza, baile, Leer más
  • ¿Cómo debería terminar una obra? +

    No sé cómo debería ser un invierno, pero tengo la sensación de que este invierno que pasó tuve mucho calor. Justo el día en que fui a ser parte de Leer más
  • La sombra que trota detrás de nosotras tiene cuatro patas +

    Llego al Centro Cultural Konex más de media hora antes de la hora de comienzo de la performance. Me toca hacer fila junto a los que no tienen entrada (están Leer más
  • Las memorias de la carne. Un comentario para Xenit. +

    Xenit, Zenith o Cenit: ¿cómo (d)escribirte? Me hago y le hago esta pregunta a la obra, en circunstancias de que sé que esa obra que vi, no es la misma Leer más
  • El despotismo sexual de La Wagner +

    Una primera caminata de perfil al público da inicio a la obra. Cuatro mujeres entran lentamente, paso a paso sus cuerpos desnudos desfilan, bajan, van llegando…una luz muy tenue y Leer más
  • La conminación +

    Cuando Benjamín escribió acerca de la obra de arte en la era de la reproductibilidad técnica, si bien reconocía el valor cultual de la obra original, defendía el potencial revolucionario Leer más
  • ¿Estás ahí? +

    Estas son algunas reflexiones que tuve cuando vi “Cartas a mi querido espectador” a principios de este año. Las mismas permanecieron en mi cuaderno de notas, en un archivo de Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19

ESCRIBEN EN SEGUNDA