Newsletter

Martes, 01 Octubre 2013 19:28

IMAGEN AUDITIVA

Escrito por

La luz se apaga y luego de un lapso de tiempo un primer espectador comienza aplaudir, da la señal que todos presuponemos, pero al existir otras interrupciones de luz durante la función más breves, es cierto, el final queda sujeto a un primer espectador que desde la oscuridad prolongada cierra lo sugerido.  

Al salir de la sala anoté una par de palabras-ideas que al reflexionar se fueron eliminando, subsumiendo o fusionando, hasta quedar cuatro términos, los que intento explicar en relación a  la obra:   

Zoom: Los pensamientos nombrados en voz alta describen desde los movimientos más laxos de una rutina que comienza pública - por ejemplo, la señal que se hace para tomar el colectivo o cosas que son introducidas en una mochila- hasta llegar a las acciones concentradas e íntimas como el giro de una muñeca o el avance de un dedo.   

Coexistencia: Los monólogos simultáneos crean un murmullo, es difícil seguir el hilo de las voces que incoherentes todas juntas se anulan, porque apenas una logra hilarse las otras la envuelven y son olas de palabras solapando palabras entre palabras que cumplen otro rol, un relato, dos relatos, tres relatos, dirigidos al público que abrumado de información fragmenta.      

Polifonía: Micaela Moreno realiza una serie de movimientos secuenciales y relata lo mismo que hace, a la par Lila Acuña comenta en segunda persona con las mismas palabras lo que la primera ha dicho y movilizado segundos antes, para luego sumar una tercera voz Gabriela Paolillo; que a su vez repite lo que la segunda explica, también en segunda persona, por ende la imita. Las palabras repetidas con un pequeño delay vuelven a sobreabundar de información las acciones, aunque la concordancia de las voces ahora no satura, sino que como cascada reproducen el efecto de un eco. 

 

Lengua: El relato que fue atravesando cada secuencia continuó bordeando un dialogo entre las protagonistas, que recién al final sucedió a medias, cuando dos de ellas se abrazan hay una mitad, aunque la otra, las palabras, siempre fueron tres soliloquios. Las abrazadas hablan de lo que les gusta que le hagan al cuerpo; caricias, masajes con determinada posición de los dedos en el cuero cabelludo y placeres de ese estilo, para darle paso a la tercera en escena que cerca pero fuera del circulo de sus compañeras, a ritmo murguero chista su propia música, y la comunicación comienza a alejarse de las palabras para dar lugar a los rasgos fonéticos. La voz muta en algo que nombra sin vocabulario y acompaña los movimientos del el cuerpo que ríe y parece contento. Después la luz se interrumpió unos segundos y un primer aplauso.

Un texto para: Un texto para: RELATO DE ACCIÓN / Dirigida por: Martín Gil

Pablo Gungolo

Poeta, nació en Bahía Blanca y en la actualidad reside en Capital Federal. En el 2011 publicó su primer libro “Polaroid” (Editorial La Parte Maldita). Generalmente escribe en floresyfobias.blogspot.com (Elongando). Su próximo libro se llamará “los restos”.

Más en esta categoría: « HACEDORA INFLUENCIA »

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Superar la Pérdida +

    Del orden de lo dispuesto, diríamos que un duelo determina la tensión, directamente dual, entre dos posiciones opuestas complementarias que delinean un estado emocional. Dos direcciones disímiles disminuyen su diferencia Leer más
  • LA VOZ DEL AMOR +

    Con una estética muy marcada, Pablo Rotemberg y las cuatro bailarinas–Ayelén Clavin, Carla Di Grazia, Josefina Gorostiza y Carla Rímola- logran una prolija correlación entre música, danza y escena, puesta Leer más
  • LA SUMA DE LAS PARTES +

    “Confesamos sin tardanza que cualquiera de ambas vías nos llevará al mismo resultado” (Freud, Lo Siniestro, 1919) Arriba, una mujer-niña corre en lo alto del teatro. Parece un personaje que Leer más
  • Es algo que no sé qué +

    Es algo que no sé qué Obra: Surto Posibles circunstancias: cuando llueve mucho y se hace barro, si te metés en el mar y te quedás quieto, si entrás en Leer más
  • El sueño del pibe +

    Por primera vez escucho a Los Redondos en el Teatro San Martín. Veo a Celia Argüello, a Luli García Pullés, a Martín Gil y descubro a varias bombas más, que Leer más
  • Una banana entre las tetas es algo muy futbolero +

    Voy llegando a toda velocidad en bici a Casa Temenos y me cruzo con un amigo al que, sin bajarme, logro sacarle una naranja de las cuarenta y cinco que Leer más
  • Danza expresiv-a (de género femenino) +

    Danza expresiv-a (de género femenino) Obra: Tarea Cumplida Lo cotidiano es materia prima de la escena, ellas tres son mujeres de familia. En la amalgama de los roles (madres, esposas, Leer más
  • Traspié +

    Tropiezos, apagones imprevistos o tardíos, caídas, golpes, olvidos, interrupciones no deseadas, problemas con la escenografía y luces son algunos de los fallos que podrían afectar a las bellas artes escénicas. Leer más
  • Hogar, ¿dulce hogar? +

    ¿La femineidad en otros tiempos? ¿Por qué representar a la mujer hoy bajo una estética de los años 50 abocada fervientemente a la vida doméstica? ¿Qué ecos de ese modelo Leer más
  • La carta robada, cosas que pasan. +

    Antes de pensar en lo que veo, me divierte, me resulta intrigante y algo pícaro. Digo que no pienso porque es una sensación en el cuerpo de curiosidad y entusiasmo. Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22

ESCRIBEN EN SEGUNDA