Newsletter

Martes, 01 Abril 2014 14:47

Las apariencias, ¿engañan?

Escrito por

La estatua se introduce en sus primeros movimientos a partir del hilo de lana que termina por destejer el traje original de la intérprete. La sencillez de la puesta en escena, con dos tonalidades en despliegue, el beige y el negro, invitan a ocupar la atención del espectador en la fluidez del movimiento intermitente entre el cuerpo y sus sombras.

El dinamismo proporcionado por una coreografía revoltosa, ambigua, eufórica y reflexiva al mismo tiempo se potencia con la multiplicidad de sombras que la acompañan como consecuencia de las distintas proyecciones de luz, dando la impresión de que, si bien somos conscientes de que hay un solo cuerpo moviéndose en escena, hay otros factores -¿o cuerpos?- que introducen acción. ¿Se produce acaso una escisión de los movimientos del cuerpo que se nos presenta como único o es que hay presencias ocultas?

El hilo –dueño del primer impulso-  desaparece de nuestra vista pero sigue trazando circuitos. Luego un bolso que da a luz se va y su transportadora logra hallarse con la inexactitud reconfortante de su propia sombra. ¿Cómo diferenciar, entonces, las apariencias de su entidad original? A medida que la obra transcurre uno va adentrándose en lo que podría definirse como una exploración inacabable del cuerpo en la que este va rozando sus límites con algún espacio u objeto (presente o ausente, da lo mismo), los cuales contornean el fluir del movimiento pero a la vez lo expulsan de cualquier estado regular. Esto implica que las marcas del recorrido corporal se van desdibujando a cada momento por medio de superposiciones constantes.

En definitiva, será el intercambio permanente y  mutante a la vez entre cuerpo, luz, sombras, objetos e imágenes (ya sea en su presentación material o representación simbólica) el que venga a recordarnos y resignificar cierta vacuidad en nuestros modos de ser: ¿de qué forma ocupamos y transitamos los distintos espacios? ¿Cómo nos vinculamos con la exterioridad de nuestras acciones? ¿Qué tan arraigados estamos en nuestras formas habituales de comportamiento? Se vuelve necesario recurrir a ese hilo inaugurador–conductor por excelencia- para desentramar cada punto y luego tejer todos los trajes (formas y más formas) que vestirán cada movimiento.

Un texto para: La Lengua // dirigida por: Leticia Mazur

Ficha Técnica: Creación e Interpretación: Leticia Mazur /  Espacio y Luz: Alicia Leloutre y Matías Sendón / Música original: Alejandro Terán y Manuel Schaller / Vestuario: María Gonzalez /
Tejido: Ana Paula Méndez / Fotos: Sebastián Arpesella / Diseño gráfico: Pablo Sternbach /
Prensa: Pintos & Gamboa. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / Producción: Laura Mazur. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / Asistentes de Escenario: Leandro Orellano, Yamil Zeid y Ezequiel Covarrubias / Supervisión dramatúrgica y texto: Elisa Carricajo / Colaboración creativa: Inés Rampoldi y Rafael Ferro / Co- Dirección: Elisa Carricajo y Bárbara Hang /
Dirección general: Leticia Mazur

 

 

Irene Claverie

Formó parte del Equipo Editorial de Segunda cuadernosdedanza.com.ar desde su fecha de fundación hasta el año 2015

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Tic TAC +

    La obra sucede en un continuo empezar, jugando con la idea de linealidad en el tiempo, de relato. Entre es célula en tiempo presente. Los espectadores estamos cautivos entre un Leer más
  • El artificio de la obra escénica es realidad. +

    El artificio de la obra escénica es realidad. Obra: Embloque Si no es objeto, es cuerpo. El cuerpo, a diferencia del objeto, porta memoria, porta estados de ánimos, porta dificultades, Leer más
  • Habla Casandra (igual) Horda +

    Habla Casandra (igual) Horda Veo un cuerpo intentando acomodarse, adaptarse a las grietas y deformidades del mundo. Un cuerpo disputado, violentado. Un cuerpo que se agota y cae varias veces. Leer más
  • En primera persona +

    Yo, vos, nosotros, recuerdo. Son las palabras que me resuenan de las dos obras de Celia Argüello Rena, actualmente en cartel: “Azúcar” y “Villa Argüello”. La subjetividad aparece en escena, Leer más
  • Era mansa, pero su función era feroz (*) +

    La poética de Diana Szeinblum llegó a la Compañía Nacional de Danza Contemporánea. Probablemente estimulada por el coliseo argentino de los literatos clásicos, la mitología y las leyendas ocuparon su Leer más
  • LA VOZ DEL AMOR +

    Con una estética muy marcada, Pablo Rotemberg y las cuatro bailarinas–Ayelén Clavin, Carla Di Grazia, Josefina Gorostiza y Carla Rímola- logran una prolija correlación entre música, danza y escena, puesta Leer más
  • Identificación como distorsión o distorsión como identificación +

    En el ruido es una pieza sobre la distorsión, el movimiento reiterativo-expulsivo y el impulso adolescente que busca liberarse de mandatos sociales preestablecidos. La estética se compone de un espacio Leer más
  • CV para desvestirse y revestirse. +

    El CV es un resumen de los datos individuales que interesarán a quien los lea, de modo de que este o esta pueda hacerse una idea de determinado “perfil”. Desde Leer más
  • Bailar la caída del corazón y separarse también puede ser una fiesta. +

    Es propicio atravesar las grandes aguas. Me repito día a día desde el día en que me separé. El sábado a la noche salí con mis amigas, todos los sábados Leer más
  • El valor del arte y el precio de la valoración ¿Parientes lejanos o compañeros cercanos? +

    Año 2001: en dos meses una beca se acaba y una madre muere en verano. Veinte mil pesos en Córdoba eran veinte mil lecor (1), un auto costaba siete mil Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20

ESCRIBEN EN SEGUNDA