Domingo, 01 Noviembre 2015 16:59

Los unos y los otros

Escrito por Matías Gonzales Gava

 

En el 2010 el coreógrafo Juan Onofri emprende un trabajo con adolecentes de la Casa Joven de González Catán. Esto dio lugar a la gestación del grupo de investigación KM29, y su primer obra “Los Posibles” en el 2011. El segundo trabajo del grupo, “Duramadre”, evidencia tanto una maduración de sus integrantes, como  la fusión entre los miembros de Catán y los otros, quienes atravesaron procesos de formación formales.

Duramadre es una obra altamente física, sin embargo no se pregunta sobre el cuerpo, trasciende lo material y nos sumerge en el terreno de las emociones. Los bailarines viajan a través de estados  que se revelan en cuerpos que se tensan, chocan,  muchas vibraciones y una trama de conexiones que nos  hace sentir la energía colectiva que nos golpea fuerte,  a nosotros, los de afuera.

Seres enmascarados  que se quejan,  pero no se quejan  los cuerpos, son  las almas que gritan. Los cuerpos se tensan traduciendo una irritación interna. Las máscaras borran el rostro modelado por el aspecto social, ocultando la simbología  de la cual nos servimos para cargarlo de significados que nos alejan o nos amontonan.

A pesar que la cara es el principal elemento de nuestra identidad,  al descubrirse los rostros se anulan las individualidades en escena.  Ellos se van fundiendo hasta  crear un único organismo, una masa, y ésta magnifica aún más el grito.

En ambas obras  de KM29 encontramos una constante de elementos, que permiten entrever un rumbo  en las investigaciones, dando lugar a un estilo propio.  A pesar de este universo compartido, en Duramadre, el discurso se construye fundamentalmente a partir del movimiento y el sonido, atenuando  -en oposición a Los Posibles-, el valor de la escenografía y el vestuario como creadores de sentido.  La danza como la principal generadora de emociones, la transpiración como un manifiesto  frente a la danza conceptual.

El origen de los bailarines de Catan acertadamente  ya no está subrayado,  sus presencias superan el hecho de ser los otros, frente a los siempre tan repetidos nosotros. El ojo no percibe la diferencia  superficial y puede surgir  esa otra cosa, que no sé cómo se llama, pero sospecho que es condición para que el arte suceda.  

Nosotros y los otros, categorías jamás estancas, somos  parte de ese todo que grita, igual que el ser de mil cabezas que Duramadre puso en escena,  y que se vuelve mansito ante un poco de gentileza  y unos acordes tecno- tropicales.

 

 

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • En estatua insolente +

    En estatua insolente. Obra: Cinthia Interminable Es una obra de teatro que hace mucha danza. La danza del silencio. Es una obra de danza que hace mucho teatro. Es el Leer más
  • Hogar, ¿dulce hogar? +

    ¿La femineidad en otros tiempos? ¿Por qué representar a la mujer hoy bajo una estética de los años 50 abocada fervientemente a la vida doméstica? ¿Qué ecos de ese modelo Leer más
  • Incendio performático +

    Hace unos días, hablando con un profesor sobre esta obra, me cuenta sobre los principios de la performance. Él se refería a que este tipo de acción artística nace cuando Leer más
  • Precariedad astuta: producir sin cash +

    Harto conocida es la situación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de la producción de obra artística con pocos o hasta nulos fondos. A los artistas escénicos en particular, Leer más
  • La ley del deseo +

    si el lenguaje es otra piel toquémonos más con mensajes de deseo Gustavo Cerati A partir de un poema que es una obra nace esta nueva representación de todo piola? Leer más
  • Mirame +

    ¿Cómo se imprime el movimiento de los ojos en la cara?. ¿Cuál es el movimiento de la mirada?. Miramos como somos y somos como miramos, pero, acaso, ¿dónde reside el Leer más
  • Oscuridad, fantasmas y grotesco +

    En Acto Blanco, Carla Rímola y Laura Figueiras revisitan el romanticismo en la danza. Si bien, el título remite al segundo acto de los ballets neoclásicos-románticos, el trabajo sobre el Leer más
  • El Placer, el paraíso. +

    El Placer, el paraíso. Obra: La idea Fija Cabía todavía el aire libre. Habíamos enredado la mente detrás de cada flor y todo peligro pasado por flechas eran nuestra miel. Leer más
  • La conminación +

    Cuando Benjamín escribió acerca de la obra de arte en la era de la reproductibilidad técnica, si bien reconocía el valor cultual de la obra original, defendía el potencial revolucionario Leer más
  • En la cresta de la ola +

    Antes de entrar a la sala nos dan en mano un almanaque del 2013, 100% foto de almanaque, una playa atardeciendo, del otro lado el nombre de la obra y Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19

ESCRIBEN EN SEGUNDA