Domingo, 17 Abril 2016 21:44

Fiesta de lanzamiento

Escrito por

El sábado 2 de abril en Casa Jungla hemos festejado los 5 años de la revista y de la mano del festejo el re-lanzamiento de una nueva plataforma web.

Para el mencionado evento los integrantes del equipo editorial decidimos escribir una carta, una idea, o un pensamiento, palabras que plasmadas en una hoja quedaron sobre una mesa a fin de ser leídas por los invitados, ahora son publicadas para compartir con todos nuestros queridos lectores.

Desde distintas miradas y libres reflexiones acerca de la danza, de su posibilidad y de todo aquello con lo que nos conecta poder escribir nos da alegría y así lo hicimos.  

***

Estimado Navegante web, flaneur de las redes virtuales, voyeur de la danza incomprensible.

 

Sólo quiero decirte unas palabras respecto de lo que se entiende y lo que no se entiende. Estamos acostumbrados a absorber la información procesada, como pajaritos que se alimentan del buche de su madre, nosotros nos alimentamos del buche de la comodidad simbólica que nos ofrece la publicidad, la tele y la escritura de divulgación.

No somos tan capaces de simplemente sensibilizarnos ante el cuerpo que baila y sentir. No hay recetas para un espectador, las experiencias son infinitas, las experiencias son subjetivas y pueden traer información muy diversa a quien mira. Una experiencia es siempre singular, única, trae memorias incompartibles, activa zonas de la historia personal, de una memoria que únicamente uno tiene.

En ese sentido, la escritura especializada, no es una forma de alejarlo a usted curioso amigo, sino todo lo contrario, es una forma de compartirle herramientas para poder afinar los sentidos del sentir de la experiencia vivida de ver una obra de danza incomprensible. La danza, por su materialidad, ha perdido simplicidad simbólica al desagregarse de las historias narradas (que de todos modos tampoco eran tan literalmente entendibles aún en el ballet clásico, cargado de simbología y metáfora) y ha ganado con ello un lugar de especialidad, de complejidad, de densidad simbólica. Esa complejidad genera un acceso diferente, diferente del acceso al que estamos más acostumbrados, diferente de lo que comúnmente nos sucede aún sin premeditarlo

Por eso, es importante estar preparado. Una forma de estar preparado, es leer, preguntar, leer un poco más, tal vez escribir, apuntar, reflexionar, volver a leer y volver a preguntar. Para eso estamos nosotros, escribiendo, para acompañarte en un proceso de exploración y búsqueda, y tratando de que no te pegues grandes golpes en el recorrido, o que si te los pegas, no te desanimes.

No te desanimes, entendés más de lo que crees, sabés más de lo que sabés saber y la danza es mucho más accesible de lo que parece a veces, es cuestión de poner en standby algunas formas acostumbradas, es cuestión de dejarse sentir desde el lugar que a uno le fue otorgado para mirar.     

Josefina Zuain

***

Escribir como un acto serio, íntimo y poético.

Escribir como una acción diferida de efecto futuro y presente. Más allá de toda representación, escribir ahora esconde una ausencia visible en otro momento y viceversa también.

Redactar ilusiones e imaginar diálogos imposibles al sobrescribir una línea y todas. Borrar, tachar y el acto pulcro de la lectura se entrecruzan.

En el orden programado de una letra tras otra, de una acción sobre otra, se escurre cada acto enunciado.

Micaela Moreno Magliano

***

Carta a los lectores y lectoras de danza.

 

¿Qué extraña fuerza te atrae hasta estas aguas? En medio de las tormentas del mundo, ¿qué es lo que venís a buscar acá? ¿Información, complicidad, cobijo, nuevos horizontes o cuestionamientos? ¿Por qué leés sobre danza? ¿Y por qué te escribo yo?

En el último tiempo me especialicé como formadora de jóvenes espectadores, atraída por la idea de la democratización del acceso a las aplaudidas artes escénicas "independientes" de nuestra ciudad, que sabemos conforman un circuito bastante endogámico. ¿Por qué me detengo entonces a buscarle la quinta pata a cada obra, en cada comentario, en cada función a la que asisto, en una web hiperespecializada, que consulta un público pequeño y ya formado?

Los comentarios que escribimos y editamos sobre las obras, el equipo editorial y los colaboradores de Segunda, son escritos de experiencias subjetivas que cada uno de nosotros construye a partir de lo que vemos en las salas que recorremos. Como pateamos hace bastante por los pasillos oscuros de ingreso a los teatros, charlamos con los artistas, ensayamos nuestras propias pruebas y leemos a otros especialistas sobre el tema, todas esas experiencias, lecturas, encuentros y recuerdos sumados nos dan herramientas para comparar las obras entre sí, para pensarlas, cuestionarlas, y sobre todo para disfrutarlas. Ese goce es único y es la base de la experiencia estética. Escribir en Segunda es compartir ese goce, lanzar una flecha al espacio para que el que quiera recogerla lo haga y continúe así el ciclo de mirar, leer, escribir, producir. La particularidad de nuestra forma de hacer crítica es la variedad de estilos, enfoques y orígenes de cada autor. No buscamos recomendar ni escrachar a nada ni nadie. Tampoco producir textos según cánones académicos que circularán sólo entre especialistas. Queremos valorizar la producción de las artes escénicas locales, acercar nuestras experiencias a los lectores y promover así maneras de mirar las artes que amplíen los modos de disfrutar de las obras.

 

Sean bienvenidos.

Aimé Pansera

***

estar con otros ensayar formas de organización debatir ideas aprender juntos ver pasar la flecha como un relámpago mover la mirada sentir el vuelo se acaloran las células se expanden, bailemos, bailemos que estamos vivos

Cecilia Molina

***

¿Bailás?

¿Pensaste alguna vez en cuando flotabas adentro del vientre de tu mamá y eras movido por las aguas?  

A todos nos pasó y es posible que no lo recordemos.

¿Te acordás cuando bailaste por primeras vez en una matiné? ¿Lo hiciste?

¿Alguna vez viste mover (se) las hojas y pensaste en danza?

Siempre nos movemos

Nuestro cuerpo recuerda los recorridos

Y

los transforma

Todo

todo el tiempo

el cuerpo lo recuerda

También somos

movidos

en

con

sus

memorias.

¿Danzamos la danza de lo desconocido a medida que hacemos nuestros quehaceres? 

¿Cuántos yo me muevo cuántos se mueven?

¿Y cuándo otros se mueven? ¿ cuánto me muevo?

Hoy bailemos

¿Bailás?    

Ana Laura Ossés

***

Mis tres hermanos bailan y yo.

 

La primer obra de danza que recuerdo fue en Bahía Blanca, en la Escuela  de Danza, mi hermana R con un rodete y tutu, todas nenas iguales: rosas, tanto es así que nuestro padre filmó durante toda la obra a otra nena, era divertido ver la cinta y observar como R aparece poco y en segundo plano, en su momento fue un error de mi padre, con el tiempo dijimos –y en cierto punto nos convencimos- que esa, la otra tan igual era mi hermana, y la otra que por atrás pasaba también era ella.   

J, otro de mis hermanos, por lo menos hasta el año pasado estaba haciendo una obra que armó con una amiga, Rememorandum se llama, no la  vi, en youtube hay un fragmento final filmado de lejos, a J no lo reconocería sino fuera porque es mi hermano y porque sus movimientos, aunque ganaron gesto técnico nunca lograron separarse de la emoción primera. Quizás nunca vea la obra, ayer me la contó por teléfono y mientras me explicaba me senté en un banco de una plaza y cerré los ojos.  

P mi otro hermano baila en una murga, tiene un r12 con mucho olor a nafta, en la guantera casettes de rock argentino y otros. Baja del auto y sobre la plaza saluda, se pone a bailar, yo  lo miro me pide una seca y vuelve en un movimiento a la rondita, se agachan y saltan, practican una coreografía que les permite sociabilizar e ir de un lado a otro, cuando terminan se ríen un rato todos en familia y los pibes van al  baúl y sacan unos envases, a media cuadra el chino y bajo se su luz de neón gastada hacen una ronda y hablan del próximo evento,  la murga que viene de Santiago del Estero.   

Yo no bailo, no sé bailar ¿Se puede no bailar nunca?, ¿y no saber, se puede?  Yo no bailo, pero me gusta y cuando desplazo el cuerpo, a veces lo pienso, y entonces hago minis coreografías caseras: abrir la heladera - tomar la botella – destaparla - encontrar un vaso – llenarlo, todo con un ritmo ampuloso y de tecnología de robots de los ochenta, con ese color hago líneas rectas y pausadas, a esa mimesis robótica anexo un quiebre de cintura: Esa coreo, es secreta y mía. 

Pablo Gúngolo

***

 

Agradecemos especialmente a los artistas invitados, Esos Cuerpos y Cintia García, por participar en este evento.

 

 

 

 

 

 

 

 

AA.VV.

Autores varios.

Lo último de AA.VV.

TODOS LOS TEXTOS EN PALABRAS

  • La muerte del arte y los nuevos modelos de producción en Danza Contemporánea +

    El término contemporáneo aplicado al arte surge para aquel que se está produciendo desde hace treinta años, y que ya Leer más
  • TERMINÓ DOCE VEINTICUATRO, pero sigue en 2018! +

    El tercer mes de trabajo intensivo En Convivencia Segunda cuadernosdedanza.com.ar y Doce/Veinticuatro nos trajo sorpresas en formatos de textos, palabras, Leer más
  • En Convivencia DoceVeinticuatro - Segunda Cuadernos de Danza // SEMANA 12 +

    Texto realizado por Matías Katz para “El actor y el objeto”, seminario coordinado por Paula Pichersky y Luciana Carrasco. El Leer más
  • En Convivencia DoceVeinticuatro - Segunda Cuadernos de Danza // SEMANA 11 +

    Texto realizado por Julia de la Torre para “El arte de la delincuencia”, seminario coordinado por Milva Leonardi y Nicolás Leer más
  • En Convivencia DoceVeinticuatro - Segunda Cuadernos de Danza // SEMANA 10 +

    Texto realizado por Daniel Daverio para “El teatro físico como síntoma”, seminario coordinado por Diego Mauriño, en el marco del Leer más
  • ARQUEOLOGÍAS DEL FUTURO - ENTREVISTA +

    El miércoles me encontré con las directoras de Arqueologías del Futuro. El futuro llegó. Estamos en la Cuarta Edición de Leer más
  • JULIO EN 1224 seguimos con-viviendo! +

    Transcurrió JULIO, 4 SEMANAS MÁS! Segundo mes de trabajo intensivo En Convivencia Segunda cuadernosdedanza.com.ar y Doce/Veinticuatro. Los textos que presentamos Leer más
  • Apuntes sobre la Técnica Humphrey +

    En 1920 parecía ser necesario tener un motor real y orgánico para el movimiento. Doris Humphrey lo encuentra en el Leer más
  • Deshacer historia de la danza posmoderna +

    Conferencia de Ramsay Burt, Coloquio "La construcción de la danza contemporánea", organizado por Aisthesis con motivo de Amperdans 2004. (traducción Leer más
  • En Convivencia DoceVeinticuatro - Segunda Cuadernos de Danza // SEMANA 8 +

    Texto realizado por Daniel Daverio para “El vacío en espacio”, seminario coordinado por Martín Piliponsky en el marco del festival Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10

ESCRIBEN EN SEGUNDA