Lunes, 18 Mayo 2015 15:59

La escritura de un encuentro

Escrito por

“El lector no es una mirada extraña a la generación del texto; es, en todo caso, una mirada que improvisa nuevas formas de asombro ante el movimiento de génesis constante en el que está comprometido. Su actividad de transformación es un movimiento incesante. Desposeído – de nadie es esa escena en la que participa como actor/espectador-, alejado de sí mismo, el lector entra en el juego impersonal que es el texto (éste, todo texto), tejiéndolo y siendo tejido a la vez, inventando posibles puntos que cada vez adquiere y pierde en el acto mismo de experimentarlos. No hay dones previos, ni concesiones: jugarse por el texto es jugarse en texto”

Mario Tobelem.

 

Leer.

El Libro que aquí intentaré reseñar, comentar, presentar o quizás enfermar, es un texto que suscita un fenómeno silencioso y movilizante en nuestro país, se trata de Pensar Con Mover escrito por Marie Bardet, un relato en el seno del cual uno asiste al encuentro entre danza y filosofía. Fue editado por Cactus, el relato de este acuerdo está incluido en el libro y es muy amable poder leerlo porque es como espiar debajo de la pollera pero con permiso.

Esta reseña-comentario-regalo para el libro de Marie es un intento por generar un encuentro tercero. Probablemente éste vaya a ser un texto breve en el que eso que se busca “encontrar” habilite un movimiento incesante de encuentros y desencuentros, acuerdos y desacuerdos, vibraciones múltiples entre objetos y también, como sucede ante lo que podríamos llamar un BUEN encuentro, fundiciones donde cada objeto pierde su nitidez en el otro. Eso sucede en Pensar Con Mover.

Creía, o creo a partir de la lectura del texto de Marie, que un encuentro no responde a una lógica, sino que más bien es una agitación a partir de la cual, mezcla y distribución definen la emergencia de algo nuevo, único y completamente impredecible, pero quizás no tan claramente identificable. Por eso es interesante tener en cuenta que serán parte intrínseca de este evento (la lectura del libro) los asistentes, los lectores, quienes se sumerjan a recorrer las mares profundas de esta trama de palabras y tengan por fin su propia e intransferible experiencia de asistir al encuentro de la Danza y la Filosofía.

En Pensar Con Mover, está latiendo una forma posible de redistribuir las relaciones entre la teoría y la práctica, eso que se ha llamado muchas veces como partes desvinculadas de una misma cosa pero que finalmente, en toda discusión, se encuentra la manera de volverlas a su territorio y disgregarlas. Pienso en nuestras Facultades donde todas las competencias que se desarrollan a lo largo de las carreras son básicamente (que no es poco!) la lectura y la escritura y, sin embargo, las cursadas de las materias están divididas entre teóricos y prácticos... ¿en qué se basa esta distinción? ¿de qué manera podemos re-pensarla y con-moverla?

Quizás, una de las primeras formas de entrar en este juego es asumir una noción que nos dice poco, pero nos ayudará mucho: la idea de que las herramienta de la escritura y la actividad de la lectura, no son acciones-no-acciones por estar vinculadas a la producción teórica (mejor hablemos de producción textual). Con el objetivo siempre claro de redistribuir estos conflictos, Marie comienza su libro con una imagen pregnante como pocas, Sócrates bailando ante el espejo, cuenta (con palabras escritas) una historia que se ha contado y escrito hasta llegar a nuestros días, un momento ínfimo de la vida de una persona que, en particular me interesa señalar: no ha escrito nada de todo lo que ha pensado y dicho y de quien, sin embargo, conocemos su pensamiento (podemos conocerlo). En el Banquete de Jenofonte, sucede una escena: Sócrates baila ante el espejo. Esta imagen, la imagen anecdótica de un instante cotidiano de la vida de un filósofo que llega a nosotros a través de la escritura de textos que él mismo no ha escrito, será la que construya el primer escalón de ingreso al libro de Marie (el libro es otra escritura), y se conforma ya como una estrategia para desdibujar límites pues Sócrates se mueve y piensa, ergo baila.

Como una forma de ensayar coherencia o respeto, me niego a citar fragmentos del texto que aquí “reseño” (de pronto todas las palabras me parecen formas de acotar la realidad), porque creo que citar fragmentos de este encuentro que la autora realiza a través de la escritura es una forma de desmembrar el cuerpo, como cuando deducimos rápidamente que existen acciones que le pertenecen a una práctica más que a otra. Esta la conocemos todos:

Pensar = Filosofía

Mover = Danza

Si tuviera que desmembrar un cuerpo, quitarle sólo un trozo, elegirlo y destacarlo, ¿podría decidir si es mejor tomar la mano que la cabeza? ¿Es más clara la conclusión del capítulo final o la pequeña cita que abre uno de los primeros capítulos de un libro cualquiera o de este mismo libro? Si eligiera la pertinencia y desgarrara las partes de este encuentro para hacerlas funcionar aquí en mi texto, no sería respetuosa con aquella trama de palabras que precisamente reflexiona sobre estas cuestiones. Por eso, sugiero, dejémoslo allí en reposo hasta que un lector audaz se permita jugar EN ese texto.

Escribir.

Me interesa en particular pensar los roles y funciones que habilita la escritura en esta porción del mundo que es el libro y la experiencia de estar leyéndolo o reseñándolo después de haberlo leído. Escribiendo acerca de lo que se está haciendo, Marie edifica los relatos que hacen al movimiento mismo de ese encuentro y lo que acarrea dicho pensar con-mover. La escritura ejecuta entonces como una herramienta útil para permitir entrar el tiempo y abre nuevos espacios en el cuerpo, donde también aparecen desdibujados los preceptos espacio-tiempo cartesianos. El Lugar del peso, el lugar del límite, el lugar del movimiento suceden EN un cuerpo que vibra, contagia, rebota, regresa. El movimiento es siempre más amplio de lo que imaginamos, entendemos o creemos. La bailarina gravita, la bailarina pesa.

La escritura se ve enriquecida por la lectura de quienes se han detenido en el árbol filosófico a pensar la danza. Marie va delineando una bailarina histórica, una bailarina que ha sido pensada, descripta y halagada. Este recorrido nos permitirá comprender nuestras propias limitaciones auto-impuestas, como seres EN movimiento (sin más). Y en definitiva, todo aquello que en palabras escritas reparte y comparte, tiene una forma de existencia precisa en el Mundo. Creo que es momento de, claro, com-partir una problemática propia de la traducción que enriquece mucho la lectura de Pensar Con Mover, partage es un verbo que no tenemos en nuestro idioma el cual permite hablar de las acciones de compartir y repartir en simultáneo, como partes indisolubles de lo mismo. La escritura compartida y repartida del libro mismo aparece como una forma de intensificación del mundo, como apertura de una brecha-una distancia-un espacio-un entre, aparece como lugar de la gravitación (el libro pesa) y aparece también como lugar del cuerpo comprometido, lee, escribe, mueve, piensa, ergo baila.

Un regalo especial de los textos de este encuentro, son aquellos fragmentos en los que Marie detalla el recorrido de su percepción, su atención perceptiva recorre sus lecturas y sus huesos indistintamente y son pequeños escritos que trenzan las puntas de un ovillo deshilachado, al que podríamos trenzar de esa manera y de muchas otras más. Son partes donde también se opera un trastoque de tiempo, en el que las palabras que re-construyen una experiencia son las que permiten compartir-repartir la experiencia misma en dichos términos y asumen el rol de ser motores de nuevas experiencias. Emerge el relato en la experiencia del movimiento y se hace texto (concreto, hasta ahí no más) con posterioridad. Estos fragmentos de texto son la acción misma de filosofar en movimiento. Atender el cuerpo en el estado de pensamiento. Son bellos, muy bellos.

Caminar.

La irrupción de la caminata como acto universal del bailar tiene un ancla en el tiempo histórico. Aparece en un momento la caminata como movimiento y trae con ello una revolución para la danza y para el pensamiento, para el hombre y su responsabilidad. La caminata es una experiencia sensible que se comparte, establece lazos de empatía entre los hombres y desjerarquiza el movimiento. Existen profesores de danza que han hecho caminar durante años a sus alumnos antes de subirlos a un escenario, para poderse asegurar que caminaran “como corresponde” cuando se encuentren encima de él... También existen grupos de pertenencia (las irrespetuosamente llamadas tribus urbanas) que se identifican entre sí por el modo en que caminan, pero sobre todo existen millones de formas de caminar y cada una de ella, como el tono de voz, es única y nos define a cada uno de nosotros, caminarla es nuestra responsabilidad en la tierra, hacer, sostener, mantener y realizar dicha forma. La desjerarquización del movimiento a partir del reconocimiento del acto de caminar, trastoca las relaciones con el espectador, quizás acerca eso que algunos han notado disgregado entre la vida y el arte. Quizás, como el recorrido que uno realiza a lo largo de este texto, abre la brecha que ficcionalmente creemos cerrada y establece un flujo de validaciones nuevas y viejas a la vez, pero que se cruzan, retuercen, complican y no se re-estructuran, pues ahora se MUEVEN.

Escribir es mover.

Antes de terminar la reseña aquí escrita siento la necesidad de decir algo que algunos podrían juzgar “incorrecto” para este tipo de publicación, quizás sea sólo una forma móvil de recomendar la lectura de un libro, quizás un capricho, quizás sólo, por ahora, una intuición. Sólo quiero decir: Gracias Marie por la experiencia de este texto.

Josefina Zuain

Dicta talleres de escritura para artistas desde el 2009. Trabajó en proyectos independientes y cruce de lenguajes artísticos como Buenis S Simo, Dispositivo A AP y Gift Shop. Obtuvo varias becas de formación, entren otras la Ecunhi-FNA, Plan Interactivos, Fundación Telefónica, FNA Nacional. Se desempeña como consultora de artistas y foundraiser. Residencias artísticas, Rosario, Curatoria Forense, Brasil, INSIDEOUT, el año pasado LABRA DANZA, INAE Uruguay. Es investigadora, curadora independiente y escritora por pasión!! Dirige Segunda Cuadernos de Danza, es miembro de la Arjè Cia Aeroniñas y La Movemos Danza, trabajó como vocal de Instituto Prodanza durante el 2012 y 2013. Se desempeña actualmente como parte del Equipo de Danza del Programa Nacional, Jornadas por la Prevención, Presidencia de la Nación.

TODOS LOS TEXTOS EN PALABRAS

  • Entrevista Anabella Pirosanto +

    "Has de tratar al cuerpo, no como quien vive con él, que es necedad, ni como quien vive por él, Leer más
  • Entrevista a Quío Binetti +

    Quío Binetti es una artista joven de la escena de la danza contemporánea de Buenos Aires. Bailarina, coreógrafa, gestora y Leer más
  • Entrevista a Fernando Castro +

    Fernando Castro es un Artista joven de la escena de Lima. Bailarín, director y fundador de la Compañía de Teatro Leer más
  • Entrevista a Silvina Sperling +

    Anita: ¿Cómo llegaste al videodanza? Silvina Sperling: Llegué a partir de un poster que decía "Primer Taller de Video-danza para Leer más
  • Entrevista a Pablo Rotemberg +

    Esta entrevista cuenta con la autorización del entrevistado y se realizó para la Extensión de Cátedra de Silvina Grinberg. Charlas Leer más
  • Entrevista a Margarita Bali +

    Margarita Bali: Coreógrafa, bailarina y videasta. Ha participado en un sinnúmero de proyectos en donde ambos lenguajes interactúan. Ha realizado Leer más
  • Entrevista a Andrea Servera +

    Andrea Servera - Directora del COMBINADO ARGENTINO DE DANZA (C.A.D). Bailarina y coreógrafa egresada del Taller de Danza Contemporánea del Teatro Leer más
  • Pasodoble // Revista DCO en 2da // Danza y autonomía +

    Los estudios sistemáticos sobre Historia, Teoría, Estética y Crítica de la Danza son relativamente recientes. Son áreas que aún no Leer más
  • Pasodoble // Revista DCO en 2da // La danza como arte ritual +

    Concebir la danza como arte ritual es acercarse en lo posible, a la esencia de un suceso que va más Leer más
  • Pasodoble // Revista DCO en 2da // Poderoso, lo que es +

    Lo que es no necesariamente es lo que está, como cosa o bulto. Un anhelo, una añoranza o un temor, Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8

ESCRIBEN EN SEGUNDA