Newsletter

Domingo, 27 Septiembre 2020 13:07

Un texto a destiempo

Escrito por

Introducción

En octubre del año pasado no podíamos ni imaginarnos lo que sucedería en el transcurso de este 2020 y las repercusiones que tendría en nuestras vidas y en la actividad cultural.  Ahora escribo una introducción, para presentarles un texto disperso, un poco deforme, que reúne notas tomadas en aquel momento. Estas anotaciones son registros de la residencia “Acontecer una presencia sudamericana”, coordinada por Brenda Gatica en Bahía Danza Festival de Danza Contemporánea, que en 2019 tuvo su sexta edición. 

¿Habrá séptima este año? ¿Cómo será? En este contexto las formas singulares de registro y archivo de las prácticas que nombramos danza contemporánea adquieren nuevas formas de visibilidad, y suponen objetivos un poco diferentes.  Publicar este texto podría ser una forma no sólo de rememorar, quizás también de reeditar el encuentro que aconteció en el festival. Una forma precaria más, porque hay mucha desprotección pero también hay una red de afectos que se empecina y permite sostener estas prácticas. 

Por eso, también les invito a recorrer otros textos producidos en-para el Bahía Danza, en la sección Grafema, una iniciativa que llevó adelante Fernanda Díaz junto a un equipo de escritores del cual formé parte. 

El “escenario” de este texto y  lugar de residencia-encuentro-trabajo fue La Nave, un espacio cultural independiente que ocupa uno de los galpones ferroviarios del barrio Noroeste de Bahía Blanca. En el texto El espacio del hiato,  de Analía Bernardi, pueden encontrar una descripción de La Nave y también del contexto de producción del festival.  

 

Un cuerpo PUEDE decidir, intuir, sentir, pensar, pesar, percibir, inhibir, hablar, desaparecer, dudar, sufrir, doler, sorprender, recordar, repetir, imitar, imaginar, soñar, vibrar, conectar, rechazar, descansar, parar, reparar, esperar, retener, durar, agitar, activar, protestar, interrumpir, desordenar, perseverar, caer, explotar, devenir, mutar, crecer, menguar, acelerar, vaciar, tensar, cargar, soltar, pausar, abandonar, mostrar, atraer, afectar, sostener, acompañar, cooperar, disfrutar, gozar, conmover, estar, latir, respirar.

 

¿Desde dónde escribo?

 

Mi situación es particular porque estoy siendo espectadora de unas experiencias físicas colectivas, propuestas por Brenda, que también transité de otros modos, como participante de la residencia Performer Sudamericana en Fábrica Perú (CABA) en 2018, y como intérprete en la obra Sudamericanas. Por eso a veces me encuentro escribiendo como si estuviera adentro… Pero, ¿qué es estar “adentro”?, ¿les espectadores estamos “afuera”?

 

¿Qué es acontecer una presencia sudamericana?

¿En qué nos apoyamos para lograr un estado de presencia? 

Localizamos la respiración en la cavidad de la pelvis. 

Producimos/reciclamos energía a través de la respiración. 

Activamos el cuerpo. Expandimos su volumen conectando ciertas partes que podemos percibir e imaginar como si fueran membranas: la piel/el espacio debajo de los arcos de los pies, los tejidos blandos que están entre el pubis y el coxis en la base de la pelvis, la cúpula del diafragma, los huecos de las axilas, la parte blanda del paladar, la bóveda del cráneo.

 La primer tarea es actualizar la mirada; mirarnos, reconocernos.

Dejarse ver/dejarse tocar.

Estoy siendo tocada. Estoy (imaginariamente/telepáticamente) en el centro de la ronda, compartiendo lo que hago/lo que estoy siendo.

Mirando - atravesando los cuerpos, cambiando imperceptiblemente, afectando, agitando - calmando - conteniendo la respiración.

Sostener el malestar.

¿Cómo te miro a vos que estás ahora en el centro de la ronda, en el centro de atracción de las miradas?

 

 

 

Mirando abrazando.

Permitiendo que te percibas amorosamente.

Saber/sentir que estamos siendo vistos en vez de manipular la mirada.

 

LA ELECCIÓN ES POÉTICA, PERO TAMBIÉN ES POLÍTICA Y CONCIERNE A LAS DECISIONES PREVIAS DEL BAILARÍN CON RESPECTO A SU PODER SOBRE LA MIRADA DEL OTRO. (1)

 

¿Quién no pasó alguna vez por ese momento en que te descubrís siendo mirado y atrayendo una mirada que no logra retirarse?

 

¿Quién no trató de niño de mover objetos con la mirada?

 

¿Quién no ha sentido un escalofrío en la espalda al imaginar una mirada posada allí en plena oscuridad?

 

¿Quién no ha temido ser visto haciendo algo que no ha de ser visto?

 

¿Quién no se ha sentido tocado e incluso ultrajado ante una mirada? (2)

 

La segunda tarea es entrar en relación con los movimientos de les otres, sus cualidades, sus energías.

Poner el cuerpo en un estado de resonancia - reciprocidad.

Una Revolución Telepática, Clorofílica.

ASÍ COMO VIBRÁS ATRAÉS.

 Apropiarse del material de les compañeres.

¿De quién son los materiales?

¿Qué surge en colectividad?

¿Qué es copiar? ¿Se puede copiar? ¿Qué es lo que se puede copiar?

 

 

Siento la necesidad de que se rompa la relación frontal.

La consigna es mirarse a los ojos.

Si te miro a los ojos no hago foco en la forma de tus movimientos.

Puedo percibir la energía y el movimiento sin ver.

Copiar con ojos cerrados.

Enseñar/aprender una coreografía de espaldas.

 

La parte posterior es el espacio de la espalda, la parte más ignorada, posiblemente la más cargada como superficie de nosotros mismos (…). En el espacio delantero, para el bailarín, se trata del espacio de proyección, siempre temible por estar sujeta a un exceso de uso. Esta liberación de la figura del cuerpo hacia delante, en una autoproclamación de la fachada del cuerpo, marca, hay que insistir en ello, prácticas teñidas de grandilocuencia, que se imponen en todo tipo de expresiones, artísticas o no (cine, publicidad, puesta en escena de las relaciones sociales en la burguesía, etcétera). 

Esta elección de la relación de sí mismo en el espacio de liberación incide en auras de proximidades. La elección es poética, pero también es política y concierne a las decisiones previas del bailarín con respecto a su poder sobre la mirada del otro.

(…) la mirada en el espacio delantero no busca controlarlo, menos aún conquistarlo: es una mirada sorprendida, como despojada por el espacio, y en todo momento reorientada, como llevada hacia la verdad móvil del mundo. La mirada puede dejarse llevar también por el movimiento mismo. (3)

 

La tercera tarea es compartir una música con la que nos sintamos identificades.

¿Qué hacemos con música?

¿Qué nos hace la música?

¿Qué canciones nos emocionan?

¿Qué ritmos nos potencian?

¿Qué nos mueve?

 

 

¿Hay algo en nosotres que no cambie, que permanezca siendo idéntico a sí mismo?

Suely Rolnik describe los procesos de opresión colonial y capitalística como procesos de captura de la fuerza vital, una captura que reduce la subjetividad a su experiencia como sujeto, neutralizando la complejidad de los efectos de las fuerzas del mundo en el cuerpo en beneficio de la creación de un individuo con una identidad. Este proceso de subjetivación funciona por repetición y cierre de las posibilidades de creación impidiendo la emergencia de "mundos virtuales”. El sujeto colonial moderno es un zombi que utiliza la mayor parte de su energía pulsional para producir su identidad normativa: angustia, violencia, disociación, opacidad, repetición... no son sino los costes que la subjetividad colonial-capitalística paga para poder mantener su hegemonía. Por ello, para Rolnik, todo proceso revolucionario no es más que la introducción de un hiato, de una diferencia en el proceso de subjetivación, de "un corte en otro lugar" de la banda de Moebius por decirlo con la expresión que la artista Lygia Clark moviliza en su propuesta artística Caminhando.

Una Revolución molecular lentísima, casi imperceptible 

La revolución no se reduce a una apropiación de los medios de producción, sino que incluye y se basa en una reapropiación de los medios de reproducción, reapropiación por tanto del "saber-del-cuerpo", de la sexualidad, de los afectos, del lenguaje, de la imaginación y del deseo. La auténtica fábrica es el inconsciente y por tanto la batalla más intensa y crucial es micropolítica. (4)

 

La última tarea es re-interpretar (variaciones de un cuerpo)

Cada une recuerda el movimiento, la corporeidad a través de la cual compartió su canción preferida.

¿Qué es lo que hice?

La tarea es elegir un gesto.

¿Qué ritmo tiene?, ¿cuánto dura?, ¿cómo es?, ¿qué energía tiene?

Otre(s) va(n) a replicar ese gesto.

Su propio universo atravesando ese gesto, que ya no es ajeno. 

De la forma/imagen a la afección.

¿A qué le somos fieles?

¿Qué sentido predomina?

Ver/tocar.

Sentir/vibrar. 

Con-mover. 

 

NOTAS

(1) Laurence Louppe, Poética de la danza contemporánea.

(2)“Toco tu boca, toco el borde de tu boca…” escrito por Josefina Zuain para “Tocando Mirando”, seminario coordinado por Marie Bardet, en el marco de la segunda edición del programa de entrenamiento escénico 12/24. Julio de 2017.

(3) Laurence Louppe, Poética de la danza contemporánea.

(4) Fragmentos de “La izquierda bajo la piel. Un prólogo para Suely Rolnik”, por Paul B. Preciado. Este texto es nuestro material para la reflexión dentro del espacio Grafema, coordinado por Fernanda Díaz.

 

Cecilia Molina

Nací en Bahía Blanca, sobre el final la dictadura. Desde los ocho años practico, veo, hago danza y leo con pasión. Estudié Letras en la Universidad Nacional del Sur. Me recibí de Profesora de Danza Contemporánea en la Escuela de Danza Clásica de Bahía Blanca en la que luego trabajé como docente. Pisando los treinta viene a Buenos Aires. Sigo creando, investigando, haciendo danza. Este año comencé a cursar la maestría en Sociología de la Cultura en la Universidad de San Martín. Soy integrante del Grupo de Estudios de Danza y Performance del IDAES/UNSAM.

TODOS LOS TEXTOS EN PALABRAS

  • ¿Qué? De Isadora +

    Mercurio, el de los pies alados, leve y aéreo, hábil y ágil, adaptable y desenvuelto, establece las relaciones de los Leer más
  • Repensando el Apocalipsis: Un Manifiesto Indígena Anti-Futurista +

    … Esta es una transmisión de un futuro que no sucederá. De un pueblo que no existe... “El final está cerca. Leer más
  • Por fuera del Cenital +

    Quiero contarles sobre ese “otro lado” del Ballet. Es que hay todo un universo, el universo de lo que se Leer más
  • Un texto a destiempo +

    Introducción En octubre del año pasado no podíamos ni imaginarnos lo que sucedería en el transcurso de este 2020 y Leer más
  • Entrevista a Alejandro Carmona, Fotógrafo de danza Las bastardillas ¿son mías? +

    Preguntándonos sobre cómo se adapta el mundo de la danza a las nuevas realidades digitales, pensando a raíz del trabajo Leer más
  • El cuerpo en la era de su multiplicidad digital +

    “Incluso en la reproducción mejor acabada falta algo: el aquí y ahora de la obra de arte, su existencia irrepetible Leer más
  • Hasta que la muerte nos separe +

    Los médicos dijeron corticoides todos los días de por vida. Dijeron que era muy peligroso que no los tomase. Dijeron Leer más
  • Mi cuerpo en Ella +

    EIXO RESIDÊNCIAS es una plataforma de residencias artísticas situada en Mosteiró (Vila do Conde, Portugal), dirigida por Isabel Costa (PT) Leer más
  • Libros como vasijas +

    Febrero, 2020 - En la tercer línea del párrafo 1, 2, 3, 4, 5, justo en el medio de las palabras Leer más
  • Cultural Extractivism is the subtraction of an ancestral knowledge or an art to destroying it. +

    En Español - A modo de introducción por Caterina Mora “Vean esta nota” decía el asunto del mail. Y en el Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16

ESCRIBEN EN SEGUNDA