Newsletter

Sábado, 01 Noviembre 2014 19:09

COMO UN CUENTO DE HADAS EN EL MEDIO DEL MAR

Escrito por

La presente reseña es una obra que he visto en distintos momentos y formatos, el video de un ensayo previo al estreno, también en el espacio antes llamado Zafra, en una escenografía reducida donde la obra tomó las escaleras de un lugar llamado La Jungla -donde la revista festejó su segundo aniversario-, pero no la vi en su última extensión, donde los espectadores son avisados a llevar auriculares para escuchar mientras las protagonistas bailan en silencio. Me debo esta última etapa de la obra protagonizada por Cecilia Molina y Mailen Madsen.

Paradas sobre un banco, las dos espaldas frente al público con movimientos marcados hacen de los músculos la lentitud: desde los omóplatos a los brazos desarrollan y con sutiliza se desplazan en el mismo lugar hasta erguirse y quedar esbeltas mientras imposibles de descifrar surgen voces como debajo del agua: palabras lejanas; burbujas que se confunden con el ruido producido por dos polleras de celofán verde y azul, los colores del océano o el mar, un posible origen de donde parten las intérpretes. Nacen juntas en movimientos y composición, siamesas que en distintos planos se copian una a otra, la mímesis del comportamiento las devuelve unidas, simetría dirigida por un hilo invisible que las coordina.

Surge la pregunta: quién copia a quién, o sea, cuál es la dueña del origen del movimiento y cuál es su representación, su duplicado en la simultaneidad.    

Quizás por eso los cuerpos se encuentran y comienzan a cerrarse, las hermanas que en el primer tramo de la obra se repetían, se ensimisman y disputan el espacio ajeno que en cierta forma les corresponde, porqué acaso la otra no es ella. Comienza de este modo la confrontación de fuerzas, la materia es y será impenetrable, pero visualmente cuando las dos cabezas confunden sus pelos se logra la unidad y luego de tanta fricción perezosa, dos pares de piernas traccionan sobre el mismo eje intentando invadirse.

Ninguna logra colonizar a la otra, es imposible que suceda: en cierto punto no hay otra, pero la necesidad de un rasgo único en el mundo, de ser individuo las enfrenta por una identidad que da pie subterráneamente a otra lucha, aunque no deja de ser la misma, la del amor materno o una reminiscencia semejante, su conquista, aquel origen del movimiento. La preferida.  

 Huérfanas solo saben que traen preexistentes e inscriptos en sus cuerpos como memoria toda la coreografía que reproducen igual: ¿entonces fundirse a fin de ser únicas? Cansadas de ver su reflejo, dos niñas juegan a perseguir el corazón, al fin de ninguna, y se sumergen para romper la simbiosis como un hechizo. 

Un texto para: Decosntrucción: Algo de eso flota / Dirigida por: Cecilia Molina – Mailén Madsen

Pablo Gungolo

Poeta, nació en Bahía Blanca y en la actualidad reside en Capital Federal. En el 2011 publicó su primer libro “Polaroid” (Editorial La Parte Maldita). Generalmente escribe en floresyfobias.blogspot.com (Elongando). Su próximo libro se llamará “los restos”.

Más en esta categoría: « ARQUETIPO EN POS DE UNA COHESIÓN »

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Bailar la caída del corazón y separarse también puede ser una fiesta. +

    Es propicio atravesar las grandes aguas. Me repito día a día desde el día en que me separé. El sábado a la noche salí con mis amigas, todos los sábados Leer más
  • Del arte o la máquina del tiempo +

    El instante sensible es un encuentro entre la obra y quien la mira. Esa obra, puede ser una materia suspendida en el tiempo que convoca todos los tiempos cada vez: Leer más
  • “Te estoy diciendo nada” +

    Grande es el gusto de escribir sobre esta pieza chilena que se presentó en Argentina el año pasado. Grande, porque además de que soy chileno-argentina, esta pieza pone de relieve Leer más
  • Buscando la posesión +

    EIR de Marina Sarmiento habla de otra bailarina, una bailarina “mítica”: Iris Scaccheri. Mítica por los relatos de quienes vieron sus danzas, por sus escritos, por sus solos, por su Leer más
  • Conmover al algoritmo +

    Veinteveinte La primera vez que escuché "hay que saber conmover al algoritmo" sentí ternura. Percibí su pulso vital, lo imaginé como un cachorrito que yo podía abrazar. Esa noche soñé Leer más
  • Es algo que no sé qué +

    Es algo que no sé qué Obra: Surto Posibles circunstancias: cuando llueve mucho y se hace barro, si te metés en el mar y te quedás quieto, si entrás en Leer más
  • Patografías +

    Vivo. Unos años sin danza en el cuerpo. Me duele. Escucho. Confinamiento. Obligatorio. Se repite. Cuatro meses y contando… ¿Mayo 2021? Me angustio. Salgo. Me paro en el balcón nevado. Leer más
  • El vínculo: sensación de realidad +

    “¿Qué es la fisicalidad? Cuándo empieza y termina lo físico. Cómo se percibe. En esta experiencia de ser humanx, la fisicalidad pareciera revelarse como caminos y señaléticas de nuestras experiencias Leer más
  • Memoria en movimiento +

    Como aire de mar, la vida transgeneracional de una pareja se dispersa en escena. Dos dúos cruzados, intercambiados, van delineando el aprendizaje de una relación que perdura a lo largo Leer más
  • UNODOSTRESCUATRO +

    UNO. Mandatos internos. Mandadas al hacer. Como dos muñecas que hacen algo que no quieren. Marionetas de su propia danza, se mueven al compás de la nada. Bailan una danza Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23

ESCRIBEN EN SEGUNDA