Newsletter

Sábado, 01 Noviembre 2014 19:09

COMO UN CUENTO DE HADAS EN EL MEDIO DEL MAR

Escrito por

La presente reseña es una obra que he visto en distintos momentos y formatos, el video de un ensayo previo al estreno, también en el espacio antes llamado Zafra, en una escenografía reducida donde la obra tomó las escaleras de un lugar llamado La Jungla -donde la revista festejó su segundo aniversario-, pero no la vi en su última extensión, donde los espectadores son avisados a llevar auriculares para escuchar mientras las protagonistas bailan en silencio. Me debo esta última etapa de la obra protagonizada por Cecilia Molina y Mailen Madsen.

Paradas sobre un banco, las dos espaldas frente al público con movimientos marcados hacen de los músculos la lentitud: desde los omóplatos a los brazos desarrollan y con sutiliza se desplazan en el mismo lugar hasta erguirse y quedar esbeltas mientras imposibles de descifrar surgen voces como debajo del agua: palabras lejanas; burbujas que se confunden con el ruido producido por dos polleras de celofán verde y azul, los colores del océano o el mar, un posible origen de donde parten las intérpretes. Nacen juntas en movimientos y composición, siamesas que en distintos planos se copian una a otra, la mímesis del comportamiento las devuelve unidas, simetría dirigida por un hilo invisible que las coordina.

Surge la pregunta: quién copia a quién, o sea, cuál es la dueña del origen del movimiento y cuál es su representación, su duplicado en la simultaneidad.    

Quizás por eso los cuerpos se encuentran y comienzan a cerrarse, las hermanas que en el primer tramo de la obra se repetían, se ensimisman y disputan el espacio ajeno que en cierta forma les corresponde, porqué acaso la otra no es ella. Comienza de este modo la confrontación de fuerzas, la materia es y será impenetrable, pero visualmente cuando las dos cabezas confunden sus pelos se logra la unidad y luego de tanta fricción perezosa, dos pares de piernas traccionan sobre el mismo eje intentando invadirse.

Ninguna logra colonizar a la otra, es imposible que suceda: en cierto punto no hay otra, pero la necesidad de un rasgo único en el mundo, de ser individuo las enfrenta por una identidad que da pie subterráneamente a otra lucha, aunque no deja de ser la misma, la del amor materno o una reminiscencia semejante, su conquista, aquel origen del movimiento. La preferida.  

 Huérfanas solo saben que traen preexistentes e inscriptos en sus cuerpos como memoria toda la coreografía que reproducen igual: ¿entonces fundirse a fin de ser únicas? Cansadas de ver su reflejo, dos niñas juegan a perseguir el corazón, al fin de ninguna, y se sumergen para romper la simbiosis como un hechizo. 

Un texto para: Decosntrucción: Algo de eso flota / Dirigida por: Cecilia Molina – Mailén Madsen

Pablo Gungolo

Poeta, nació en Bahía Blanca y en la actualidad reside en Capital Federal. En el 2011 publicó su primer libro “Polaroid” (Editorial La Parte Maldita). Generalmente escribe en floresyfobias.blogspot.com (Elongando). Su próximo libro se llamará “los restos”.

Más en esta categoría: « ARQUETIPO EN POS DE UNA COHESIÓN »

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • La Luna late desproporcionada +

    Una Luz puntual, subiendo de a poco su intensidad, anuncia el comienzo de la obra, dejándonos ver a la intérprete. Estática, parada cual si fuera una estatua. Inevitable no pensar Leer más
  • En la ciudad del futuro +

    En la ciudad del futuro mostraríamos el culo antes que la cara. Saludaríamos revoleando el pelo y no la mano. Nos cubriríamos los brazos o las rodillas en vez de Leer más
  • El agua que derrama tiempo +

    En “Qué azul que es ese mar” de Eleonora Comelli, el tiempo pareciera configurarse en una duración bergsoniana, donde pasado y futuro conviven amalgamándose, confundiéndose, borrando sus límites en el Leer más
  • Retornando de la niebla +

    ¿Qué medios tienen los cuerpos de contar una historia tan oscura y dolorosa? ¿Cuántas múltiples maneras de abordar tal situación? Como una niebla es una obra en la cual el Leer más
  • Hilvanar memorias +

    Es con tu aguja y con tu hilo que hilvano en mi, resonancias entre tu historia y la mía, danza. Quizás ya sea una rareza empezar a escribir un texto Leer más
  • El Placer, el paraíso. +

    Cabía todavía el aire libre. Habíamos enredado la mente detrás de cada flor y todo peligro pasado por flechas eran nuestra miel. Rebotes e impulsos llevaron al hombre a la Leer más
  • ¿Ser o No-Ser? +

    Esta es una obra que habla del problema de la representación en un sentido literal y exacerbado por la elección de un tema extremista: la muerte. Y me refiero a Leer más
  • El Rastro (1) +

    Un texto para: Qué azul que es ese mar // dirigida por: Eleonora Comelli Algunas veces logro percibir el paso del tiempo sobre mi cuerpo. No llego aun a los treinta, Leer más
  • No estoy vivo +

    Imagina que mi vida se me escapa de las manos porque se disfraza de días conocidos y aproximadamente automáticos donde me creo lo que siento, veo y lo que pienso. Leer más
  • Sólo hay que ir * +

    Mi familia era muy chiquita: éramos mi padre, mi madre, una abuela –la madre de mi padre-, y yo. Mi padre tenía varias profesiones: escritor, arqueólogo, director de teatro. Mi Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23

ESCRIBEN EN SEGUNDA