Newsletter

Jueves, 13 Junio 2019 11:08

Aire de comentario

Escrito por

Un día llegué tarde a una función de danza y claro, me quedé afuera y entre otras cosas, lloré de rabia.

Y también me quedé afuera de miles de conversaciones en el transcurso este último año, y entre otras cosas, lloré de tristeza.

En otro país, con otros idiomas, me quedé adentro de mi casa con miedo a salir muchas veces. Me quedé adentro, extrañando el sol de Buenos Aires.

Me quedé adentro escuchando Elsa Rivas y Atahualpa.
Ata tiene una zamba que dice “cuando se abandona el pago y se empieza a repechar, tira el caballo adelante y el alma tira pa´atrás”.

Adentro! Adelante y atrás, en el pago encarnado.

Adentro, territorializada en chasquidos de dedos, en pañuelos de zamba imaginados, en pechito firme, en pollera campana plato, en repiqueteo de galantería y virilidad.

Adentro, haciendo retumbar el piso. En zapateo, grito ahogado, cortejo y pirueta virtuosa, dando la vuelta pa’allá y pa’cá.
Adentro, en el intercambio de roles y/o en un chamamé triádico.

Paréntesis grande: (en un folclore de acá cerca se agarran igual que el chamamé y saltican parecido. Y yo me sentí “en casa”).

Ayer llegué a esa misma obra, afuera del pago.
Ayer en el formato íntimo de volver a sentarme en el piso y de estar cerca de la directora.

Y yo me dije de nuevo, quizá no fue tan malo aquel llanto de rabia, si hoy lloro por ver tobillos doblados en necesidad de demostración “sacada”.

Que el territorio trasciende y eso que llamamos folclore (“folk”-pueblo y “lore”-sabiduría/saber) podemos encontrarlo trascendentemente, valga la redundancia.

Adentro en folklore destruido, construido, reconstruido, de-construido.

Adentro, un dos tres un dos tres empieza con la pierna izquierda.

Adentro repiquetea Diana.

Adentro, en salto de trayectoria curva indescriptible que en el aire pega la mano con el pie de Pablo, en barba bárbara de Bárbara y “última”, de la tabla más mesita ratona que alguna vez vi de Andrés.

Adentro una pieza íntima en la intimidad del gesto.

Adentro afuera del territorio.

Afuera del territorio (y yo migrante) en referencia (y agradeciendo reconocer) adentro.

Ayer en Bruselas, gracias a gira auto-financiada-gestionada por los artistas (y de manera simultánea teniendo acá el Festival más importante del país), también me dije qué rabia tanta agua de por medio. ¿Qué injusto el territorio? Porque mish que hay que atravesar agua para hablar de él.



Comentario para la función de Adentro! (and go!) vista en Volksroom, Bruselas el 27 de mayo de 2019.

 

Ficha Técnica.

Dirección: Diana Szeinblum / Creación coreográfica: Diana Szeinblum, Pablo Castronovo, Bárbara Hang, Andrés Molina / Performers: Pablo Castronovo, Bárbara Hang, Andrés Molina / Música original Axel Krygier / Tema musical: Simón Díaz / Diseño de Luces: David Seldes

Caterina Mora

1988. Invierto intento norte en sur, sur en norte. Fiske Menuco, Buenos Aires, Bruselas, Estocolmo quizás. Intento salir a correr 20 min regularmente, no lo logro. Busco promover prácticas de lectura, de placer, de danzas como dispositivos inter-relacionales de confrontación con otre.s. Defiendo la educación formal y la institución pública. Post-master, Maestría, Licenciatura, Profesorado y Tecnicatura. Yo perreo sola. También bailo tango. Amante de "les moules frites”. No tengo Instagram y nunca entré a IKEA. 

Segunda Cuadernos de Danza es una de mis amantes.

PH: ALEXANDER ISMAIL

 

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Danza expresiv-a (de género femenino) +

    Danza expresiv-a (de género femenino) Obra: Tarea Cumplida Lo cotidiano es materia prima de la escena, ellas tres son mujeres de familia. En la amalgama de los roles (madres, esposas, Leer más
  • El agua que derrama tiempo +

    En “Qué azul que es ese mar” de Eleonora Comelli, el tiempo pareciera configurarse en una duración bergsoniana, donde pasado y futuro conviven amalgamándose, confundiéndose, borrando sus límites en el Leer más
  • De la danza al cáncer y del cáncer a la danza. +

    En 1987 comencé a trabajar en mi tesis para el doctorado en biología molecular y celular. Al mismo tiempo, empecé a tomar dos clases de danza a la semana. Xavier Leer más
  • De mujeres tribales y hábitos erógenos +

    Lo fantasmagórico y tenebroso acompañan el comienzo de la obra. La sala se encuentra llena de humo y, de repente, con la música de quien da nombre a la pieza, Leer más
  • Patografías +

    Vivo. Unos años sin danza en el cuerpo. Me duele. Escucho. Confinamiento. Obligatorio. Se repite. Cuatro meses y contando… ¿Mayo 2021? Me angustio. Salgo. Me paro en el balcón nevado. Leer más
  • Hilvanar memorias +

    Es con tu aguja y con tu hilo que hilvano en mi, resonancias entre tu historia y la mía, danza. Quizás ya sea una rareza empezar a escribir un texto Leer más
  • Isolda Isolda (Isolda) +

    Como en cualquier grupo estable, la transformación es tan común como necesaria, sin embargo en la Argentina la renovación de cualquier grupo estable y sobre todo estatal, se concibe con Leer más
  • Amar como animales +

    El protagonista se comía la pera con extremada lentitud. Cuando el último trozo desaparecía dentro de su ávida boca, la cámara descendía y le enfocaba la nuez del cuello, que Leer más
  • Acto de habla, baila una horda. +

    No estoy muy segura de qué hablamos cuando hablamos de lenguaje en danza. Más de una vez hemos discutido con amigos, colegas y el equipo de esta revista acerca de Leer más
  • LA MISERIA DE SU MISTERIOSO ENCANTO +

    A través de una novela de Yukio Mishima El color prohibido (Kinjiki), 1954, Federico Moreno aborda una performance física y oscura. Como un posible origen, un hombre que antes de Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22

ESCRIBEN EN SEGUNDA