Newsletter

Martes, 19 Abril 2022 10:40

No tengo que ser honesta

Escrito por

Cómo citar este artículo

Lanfranco, Marina (2022) No tengo que ser honesta. Cuadernosdedanza.com.ar ISSN22508708. Publicado: 19 de abril. 

 

En estas líneas te cuento que ando un poco desbordada, derramada, yéndome por los pliegues y hendijas, por los surcos que se encuentran más allá de los bordes de mi piel, de mi corporalidad y de mi sombra.

En el momento en que estoy reescribiendo esta carta, siento el esternón un poco apretado, contenido, casi como si quisiera abrirse. Siento, también, una leve presión, como si con una mano interna intentara asirlo firmemente para que no se escape, para que no se desborde aún más. ¿Cuántas cosas a la vez puede un cuerpo?

No sé con exactitud cómo estoy haciendo lo que estoy haciendo. Y me gusta muchísimo no saberlo. Me gusta habitar la duda. Sin embargo, a veces creo que necesitaría saberlo a la perfección para que el desborde no sea arrasador. En esa incerteza intento pararme sobre una estructura firme que yo misma invento o creo que lo hago.

Me gusta dejarme llevar. Abrazar, acariciar, hablar cerca, leer mucho y poco.

Dosis de lecturas no letales, pero tan necesarias, vitales. ¿Debería en estas líneas darme un consejo a mí misma? ¿Pensar en una meta para saber si la he cumplido con el paso del tiempo? Hoy siento que mi vida está un poco revuelta, pero según Paloma lo tengo todo muy claro. Tal vez es porque me gusta pensar que está revuelto y confuso, pero, en un punto, sé que no es tan así.

Me gusta saber que otras personas me acompañan, que no estoy sola, que son parte de mí, de mis elecciones, que se suman a mis haceres, deseos, sentires, delirios. Me gusta confiar, no tener por un tiempo los pies en la tierra, aunque sepa que piso firme todo el tiempo. Sé que lo voy a hacer siempre aunque, a veces, un poco duela. ¿Me quiero desdoblar otra vez? ¿lo hago? No lo creo. No quiero hacerlo voluntariamente.

y recuerdo entonces que, nunca más, volvemos a estar en el mismo lugar. Certeza. El presente es pasado tan pronto que da tristeza. Y me pregunto de nuevo como estoy haciendo lo que estoy haciendo, con una energía que no sé de dónde sale, de donde se alimenta. O sí lo sé. De la fuente infinita del deseo. Certeza otra vez. Amplitud, despliegue y cielo azul en la mañana.

Me quedé pensando mucho en unas palabras de Marie, esas referidas a que tenemos que dejar de ser respetuosas. Que lo que nos caga la vida es el respeto.

Revelación. Vuelve Donna a cautivarme. Admiración absoluta por esa posibilidad ciborg de máquina cuerpo que vuelve a habitarme. Mutante.

Retomar el deseo inconcluso de interseccionar entre máquina y organicidad, tan propio, tan habitual, a cada hora. Metalizar. Cablear otra vez. Plegar, partir, fragmentar la luz. Líneas en el espacio.

Tengo un poco cerrada la garganta, el pecho y el cuerpo. Tengo un poco de ganas de llorar y lo hago mientras escribo. Estoy muy feliz de estar conmigo. Me emociona.

El deseo de hacer, potencia la fuente inacabable, es esa energía que no se termina de emanar desde dentro de mi propio ciborg. Y así es que abrazo nuevamente el concepto de respons-habilidad de Donna como uno de mis nuevos-viejos favoritos. Sólida coraza de entendimiento, racional y potente que reviste mi ser vulnerable. Mi yo intelectual vuelve a construir estructuras firmes y me protege un poco cuando me doy cuenta que me expongo demasiado. Estructuras inventadas de auto-rescate.

Me pregunto sobre los términos del desborde. Según Jose, predomina una mirada psicoanalítica. Acuerdo, pero agrego que me encanta su polisemia y su imposibilidad al menos para mi de otorgarle un valor. Y que siempre estamos eligiendo…

 

Carta a mí misma, 6 de marzo de 2022 (y días subsiguientes), en Asentando motores de Jose Zuain y Marie Bardet Galón FACE, Capital Federal.

Marina Lanfranco

Docente e investigadora de la UNLP-Doctora en Ciencias Jurídicas FCJyS-UNLP. Especialista en Políticas de Integración y en Docencia Universitaria FCJyS-UNLP.   Coordina el espacio del Seminario “Desafíos del arte para el mundo jurídico”. Líneas de investigación: corporalidades y ecofeminismos -  performance y ambiente  - investigación /en/con/del movimiento. Trabajadora cultural, de la danza, la teoría  y la perfo. Forma parte de Grupo Lobería (danza y teatro físico)  de la cooperativa cultural R.U.D.A. La Plata (red ultrapotente de amistad), gestiona ese espacio, su biblioteca y fanzinoteca y recientemente ha iniciado un proyecto editorial conjunto denominando Ediciones Fugitivas. Viviendo y volviendo a la infancia cada día con su peque Charo.

 

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Rosca +

    Rosca Cuando voy a ver una obra de Pablo Rotemberg, se qué esperar: golpes, empujones, caídas y saltos. Movimientos precisos, intenciones violentas. Algunas secuencias de movimientos que he visto más Leer más
  • Aire de comentario +

    Un día llegué tarde a una función de danza y claro, me quedé afuera y entre otras cosas, lloré de rabia. Y también me quedé afuera de miles de conversaciones Leer más
  • Retornando de la niebla +

    ¿Qué medios tienen los cuerpos de contar una historia tan oscura y dolorosa? ¿Cuántas múltiples maneras de abordar tal situación? Como una niebla es una obra en la cual el Leer más
  • ANTI +

    Llego al Centro Cultural Recoleta, Antihomenaje Dadá sucede en la sala Cronopios. Recibe a los espectadores la auto proclamada Madame Dadá recitando un texto que funciona como prólogo al evento. Leer más
  • Obscenidad femme fatale: resistencia y vuelta al origen +

    Orgía de recuerdos, amores, sexos, memorias, orgasmos y biografías, Sin sostén se presenta “desnudando nudos”. Reivindicación osada del deseo y su objeto. ¿En qué lugar de la vida se encuentra Leer más
  • Cuando soñamos vemos con todos los detalles +

    Una proyección en la pared del fondo anuncia el nombre y el inicio de la obra. Así comienza el viaje a veces abstracto, a veces onírico, a veces incorporal. Dos Leer más
  • El Rastro (1) +

    Un texto para: Qué azul que es ese mar // dirigida por: Eleonora Comelli Algunas veces logro percibir el paso del tiempo sobre mi cuerpo. No llego aun a los treinta, Leer más
  • Me río de lo que puedo +

    Bello el cuerpo que transmite una densidad molesta, gestos reconocibles y tipos de movimiento clasificables. Bellos los estereotipos de la densidad del lenguaje. Bellos los estereotipos de ser danza, baile, Leer más
  • No tan obvia +

    Cuando leí el texto de la obra pensé que al ir me encontraría con algo onírico y de una densidad espesa. Pero no fue así, no era tan obvia… Me Leer más
  • Calesita de preguntas +

    Hace muy poco que comparto esta idea muy subjetiva, que no es mía, sino de Adva, y creo que tampoco es de ella. La idea es que no estoy tan Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24

ESCRIBEN EN SEGUNDA