Newsletter

Miércoles, 28 Septiembre 2022 11:12

Movimiento mántrico: la sutil relación entre física y espiritualidad

Escrito por Martha Liliana Martínez Torres

“Movimiento mántrico” no estoy segura dónde leí esta adorable simbiosis de palabras por primera vez, de hecho, no logro ubicar el documento en el que pude haberlas encontrado, solo sé que he venido repitiéndolas como un mantra antiguo que guía mi curiosidad. Estas dos palabras juntas remiten y otorgan al movimiento un lugar privilegiado, un carácter sagrado que eleva su acción a lo sublime; el movimiento que se repite incansable, meditativo, hasta llevar a lo alto del cielo y lo profundo de la tierra los anhelos del corazón, o como lo menciona el místico antropólogo Carlos Castaneda (1974): “¿Tiene corazón este camino? Si lo tiene, el camino es bueno; si no lo tiene, no sirve para nada” (citado en Capra, 2004, p. 5) 

En este sentido, la energía constituye un hecho científico y físico. El físico serbio Nikola Tesla manifestó: “Si quieres comprender los secretos del universo, piensa en términos de energía, frecuencia y vibración” (citado en Lucione, 2022). Esa indomable vibración es donde yace la razón que ha desvelado a místicxs y religiosxs, científicxs por igual, a través de la historia de la humanidad: la búsqueda de lo intangible. Entonces, si analizamos el gran poder que posee la vibración, el movimiento en todo: ¿qué tan poderoso podría ser el movimiento hecho danza?, ¿qué queremos atraer a nuestra vida con la danza?, ¿van de la mano la física y la mística?

Esta vibración se manifiesta en nosotros y en las cosas que nos rodean, a través de las frecuencias electromagnéticas que en forma de ondas intercambian información. Es decir, nuestra energía vibra en lo emocional, mental, físico, espiritual; de forma consciente o inconsciente. El pensamiento cotidiano, repetitivo y vibratorio es una plegaria en cada presente comunicándonos con lo intangible; en palabras de Capra (2004): “(...) el Zen es profundamente místico. Viviendo totalmente el presente y prestando atención a todos los asuntos cotidianos, el que ha alcanzado el satori experimenta la maravilla y el misterio de la vida en cada acto sencillo que este sea” (p. 50) 

Una experiencia muy similar se vive en la meditación, considerada una práctica muy importante en la cultura hinduista, brinda, a través del silencio, la quietud y la atención en el presente, la vacuidad absoluta, la elevación a frecuencias más sutiles; ondas Delta abren los portales a otras dimensiones y conocimientos, la mente está alerta y receptiva como la de un guerrero. En este sentido el mismo autor señala: “La finalidad principal de las tradiciones místicas orientales es, por tanto, reajustar la mente, centrándola y tranquilizándola mediante la meditación. El término sánscrito que significa meditación – samadhi- quiere literalmente decir equilibrio mental. Se refiere a un estado mental tranquilo y equilibrado en el cual es experimentada la unidad del universo” (Ibid., p.52) 

Al pensar, al crear, al movernos con o sin intención, inclusive al dormir, las frecuencias energéticas de nuestro cuerpo se movilizan. Una vibración constante es parte de nuestra relación con el universo. En su monografía Biodanza y Chakras (s.f.), Josebe González nos presenta esa configuración desde este interesante ángulo: “Todo el universo está constituido por espirales (…) Ruedas sobre ruedas girando a través del espacio, solidificándose en formas, creando vida, movimiento, danza (…) Y en nosotros, girando, un gran núcleo de centros de energía; los chakras, vórtices que intervienen con lo más básico y primitivo, hasta la energía más alta y trascendente”. (p.6) 

El concepto hinduista de “Akasha”(1), entendido como: “un sentido etéreo que se extiende a través de todo”(Linares.2014) es una noción que vincula la física cuántica y la mística mediante las diferentes formas en que se ha buscado interpretar, comprender, sentir y transmitir la energía; de igual forma, conceptos que han evolucionado como el éter de Aristóteles, el pneuma (2) de Anaxímenes, la Kalapas (3) de Buda, y esta hermosa definición desde la teoría sintérgica que nos ofrece Jacobo Grinberg Zylberbayum (1994): “El concepto Lattice considera que la estructura fundamental del espacio es una red o matriz energética hipercompleja de absoluta coherencia y total simetría… constituye el espacio mismo omniabarcante y penetrando todo lo conocido” (p.3). De forma muy precisa este mismo autor presenta la estrecha relación entre la Lattice y el cerebro humano: “Cada una de las doce mil millones de neuronas del cerebro humano junto con todas sus conexiones anatómicas son otras tantas alteraciones de la estructura fundamental de la Lattice. Cada vez que una neurona se activa y su membrana celular cambia su potencial de reposo produciendo cambios eléctricos de superficie, la Lattice cambia su conformación” (p.3) 

Estas nociones se presentan también  en La teoría de cuerdas, teoría de la física contemporánea formulada por los científicos Joel Scherk y John Henry Schwartz. Esta malla o grupo de cuerdas energéticas ponen a nuestra disposición once dimensiones, no solo las tres que conocemos, ¡once!, un gran metaverso (Suena. 2016). 

 

Cabe aclarar que para el mundo de la ciencia este extraño concepto de sistema energético, malla o tejido, se ha dilucidado lentamente y con bastante dificultad; uno de sus más grandes opositores fue Albert Einstein quien pese a su expansiva teoría de la Relatividad (Uniendo el tiempo y el espacio), dejó a su visión ortodoxa, llena de las sólidas, fragmentarias ecuaciones y teorías newtonianas, nublar su visión para hallar las mediciones y respuestas al universo cuántico: “Es imposible romper la tela del tiempo y el espacio para generar un agujero de gusano (túnel a otra dimensión)” (citado en Suena, 2016). 

Por el contrario, Nikola Tesla, seguidor y creyente de la mística hinduista, motivó sus investigaciones en conceptos como el “Akasha”, obteniendo como resultado el descubrimiento de la corriente alterna (CA), avance en la electricidad que llevó no solo luz a los hogares, sino que además amplió el concepto de la expansión energética (Linares, 2016). Así mismo, el físico Max Plank, quien defendió frente a sus opositores su formulación sobre el espacio vacío o materia oscura, afirmó que el espacio vacío en realidad no está vacío porque un intangible sistema nervioso lo conecta todo y lo habita, se comunica a través de partículas constantes conocidas de muchas formas, entre esas: quarks, fotones, quantum, la red de perlas de Indra, etc.

Tejiendo un poco la sutil relación entre la física y la espiritualidad en el budismo, la imagen de la telaraña cósmica o sistema nervioso, como lo llama Plank, juega un importantísimo papel: “El núcleo del Sutra Avatamsaka uno de los principales textos del budismo Mahayana es la descripción del mundo como una red perfecta de relaciones mutuas, donde las cosas y todos los sucesos se influyen mutuamente uno a otro de una manera infinitamente complicada.” (Capra, 2004. p.56) 

Por último, el famoso y controversial colisionador de hadrones instalado en Ginebra suiza (CENR) luz del Bosón de Higgs y conocido como La partícula de Dios; en este modelo, partículas subatómicas chocan entre sí para develar misterios del universo intangible, y descubren que nuestro lenguaje no es suficiente para describir lo que ahí ocurre, que no podemos controlar y predecir el universo subatómico, su energía se mueve sin ser percibida y todo tiene tendencia a existir, TODO (Suena, 2016). 

Científicos como Tesla, Max Plank, Bohr, Heisenberg, Schrodinger, entre otros, nos brindan una percepción de la realidad que nos aproxima al sutil hilo que ha existido entre la ciencia y la espiritualidad, la energía y la vibración (Linares, 2014); estos investigadores allanaron el camino a la consciencia física de lo intangible, la energía que movemos. Un ejemplo que sustenta esta afirmación es lo expresado por Fritjof Capra (2004): “Los místicos orientales insisten una y otra vez sobre el hecho de que la realidad última nunca podrá ser objeto de razonamiento ni de conocimiento demostrable. Nunca podrá ser adecuadamente descrita en palabras, porque está más allá del reino de los sentidos y del intelecto, del que se derivan todas nuestras palabras y conceptos” (2004, p.11). 

Esta experiencia científica, espiritual y mística, no es nueva, nuestrxs indígenas ya practicaban este conocimiento científico y espiritual. Entraban en sincronía con los ciclos de la vida mediante ofrendas a Dioses, Diosas y elementales de la naturaleza; agradecen danzando para bendecir la siembra, la cosecha, la lluvia y el buen sol; meditaban, se silenciaban. En suma, realizaban una serie de acciones cotidianas con gran trascendencia en la historia espiritual de los pueblos.

Recapitulando, el movimiento mántrico contiene en su esencia la experiencia científica, es física cuántica lo que activamos en la cotidianidad del movimiento sin ser conscientes de ello. Considero que podemos compartir estas indagaciones sobre el cuerpo en el espacio de formación escénica y técnica. “Ser una con el universo”, suena como un lugar común, pero la verdad es que todo se traduce en física subatómica pura; en el Tao de la física. Fritjof Capra lo menciona así: “Esta es la percepción final de la unidad de todas las cosas. Se alcanza – así nos dicen los místicos- en un estado de la consciencia en el cual la individualidad se ve disuelta en una unidad indiferenciada, donde el mundo de los sentidos es trascendido y nuestros conceptos de las “cosas” quedan atrás”. (2004.p.57).

 


Martha Liliana Martínez Torres, artista escénica, investigadora del movimiento, formadora y viajera en el camino místico y somático. Participante en diversos proyectos grupales: residencias artísticas, videodanzas; integrante de diversas compañías de danza y creadora de proyectos independientes – Laboratorio Movimentario -. Formada en cosmovisión Andina, cosmogonía Tolteca, chamanismo, sacerdocio y tarot cuántico; apasionada por la teología, la física cuántica, el camino de la sanación y el universo que habita en el movimiento. Es actualmente estudiante de la Licenciatura en Danza en la Universidad de Antioquia (Medellín – Colombia)

Margarita Figueroa - @wooden_hert1_

Redes sociales: @marthefacto

 


Bibliografía

Castaneda. C. (2004). Citado en el Tao de la Física. P.5. ELEVEN

Lucione. A. (2002). “Energía, vibración y frecuencia”. Revista El ciudadano de Cañuelas. 

https://elciudadano.com.ar/contenido/6523/energia-vibracion-y-frecuencia

 

Capra. F. (2004) “El Tao de la Física”. ELEVEN.

Josebe G. S. (sf) Monografía biodanza y chakras. 

Zylberbaum. J.G (1994) Los Chamanes de México. Vol.3. ELEVEN. 

Suena L. (2016).T Blog –Hipervínculo https://www.youtube.com/watch?v=n28ki57qwpM

Pescador C. A (2013). “Aproximación al origen del pensamiento de George Ivanovich Gurdijieff: Las raíces musulmanas”. Tesis doctoral. I.U Ciencias de las Religiones – Universidad Complutense. 

 


Notas

1.Éter: “El nombre que le daban era sustancia Etérea, y decían que esta sustancia era de tenuidad y elasticidad extremas, llenando el espacio universal, sirviendo como médium de transmisión para ondas de energía vibratoria como la luz, el calor, la electricidad, el magnetismo etc. Los tres iniciados. (2011). “El Kybalion Los misterio de Hermes”. Deeptrancenow. p.60.

2. Pneuma:”anaxímenes vuelve a concebir el aire como un elemento determinado: el aire (pneuma). Del aire cabe decir, como hemos dicho del agua en el caso de tales, que es un elemento indispensable para la vida” http://www.juntadeandalucia.es/averroes/centros-tic/29009272/myscrapbook/bookcontents.php?page=14&section=54&viewis=&username= “(...) y la llamó aire; se diferencia en las sustancias particulares por rarefacción y condensación. Al hacerse más sutil se convierte en fuego, al condensarse en viento, luego en nube, más condensado aún en agua, tierra y piedra; las demás cosas se producen a partir de éstas. Hace también eterno al movimiento gracias al cual nace también el cambio”. Cepedal.f.j.m.(2000). “anaxímenes de mileto”. Proyecto filosofía en español “los filosofos presocráticos”.https://www.filosofia.org/cur/pre/axime.htm 

3. kalapas: según la descripción que se encuentra en el abhidhammattha-sangaha, se dice que los kalapas son invisibles en circunstancias normales, pero visibles como resultado del samadhi meditativo. los kalapas se componen de ocho elementos inseparables de esencia material en cantidades variables que son: pathavi ( tierra ), apo ( agua ), tejo (fuego) vayo ( aire ), vanna ( color ), gandha ( olor ), rasa ( sabor ) y oja (nutrición). https://hmn.wiki/es/kalapa_(atomism)

 

TODOS LOS TEXTOS EN PALABRAS

  • Ciclo: Dramaturgias en danza. Recuperación de archivo, transcripción y reflexiones. +

    Una rápida búsqueda de “dramaturgia + de + danza” en internet me recuerda la entrada “Dramaturgia” en el Diccionario del Teatro. Dramaturgia, Leer más
  • Algunas claves somáticas para entender por qué el Twerk es revolucionario +

    Luego de varios años de dar clases de twerk, empecé a llamar Somatic Twerk a una parte de la práctica, Leer más
  • Danza… ¡¿para adultos?! Una revisión a cinco exponentes. +

    La danza como manifestación artística, es humana, rítmica, armónica, temporal, espacial y sensible, por lo tanto, es de, para y Leer más
  • Animismos, formas de ser, estar y conversar con y en la tierra. Agama Fo de Anani Sanouvi. +

    Les invitamos a mantener sus pies en contacto con la tierra, a pensar y cuestionarse dónde empieza quien percibe y Leer más
  • Entrevista a Liza Taylor +

    Liza Taylor es bailarina, coreógrafa, docente y parte del equipo artístico del Teatro Silencio de Negras, donde coordina el área Leer más
  • Fuerza es delicadeza, y hasta obsesión. Sobre enseñar y aprender danza. Una entrevista a Carla Di Grazia. +

    Esa frase me la dijo en una clase mi maestra Carla Di Grazia. La oración fue más o menos así, Leer más
  • Entrevista a Renaud Semper a propósito de la obra Déjà vu (tinku/barroco) +

    Entrevista realizada en colaboración con Paola Alonzo ¿De dónde surge la inquietud por los pueblos originarios americanos y la identidad Leer más
  • Hoy es el día nacional de la danza en Argentina. +

    Hoy es el día nacional de la danza en Argentina. Como cada día, me desperté con muchas ganas de bailar! Leer más
  • Trash Ballet +

    Una semana después de la función de mitad de año, llega el link al Drive con las fotos. Siempre me Leer más
  • Una historia sobre galas +

    Todavía soñaba con ser bailarina. Podría escribir muchísimo sobre cómo sobrellevé el desafío de albergar un sueño así de grande, Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18

ESCRIBEN EN SEGUNDA