Newsletter

Lunes, 03 Octubre 2022 17:56

Trash Ballet

Escrito por Rocío Laria

Una semana después de la función de mitad de año, llega el link al Drive con las fotos. Siempre me despierta ansiedad mirar las fotografías, sé que habrá que buscar con lupa alguna que zafe para compartir en las redes. No digo esto en desmedro de las fotógrafas que contratamos, sino que capturar fotos de un espectáculo de danza es un desafío en sí mismo, y de ballet lo es aún más. La colocación del cuerpo en esta técnica exige tanto que, una secuencia de fotografías tomadas con distancia de microsegundos destroza a cualquier bailarín o bailarina amateur. 

Idealmente tiene que poder visualizarse una línea recta en el eje del cuerpo, así como los planos deben verse alineados correctamente: cintura escapular y pelvis. Los hombros tienen que estar bajos, la línea del pie y rodillas, estiradas. Sonrisa y/o solemnidad según la obra a interpretar. Así fui descartando una a una las imágenes que retrataban mi cuerpo danzante. No es ser exigente, sino sensata. No puedo postear una foto bailando ballet con el pie chueco, o aterrizando de un temps de fleche (un salto) en la que parezco escapar de una explosión. Sin embargo, quiero reivindicar mi lugar en el mundo del ballet. 

¿Señalan estas posturas una contradicción? No lo creo. Expectativa versus realidad. Opto por militar la categoría “bailarina de ballet amateur”.

En el imaginario social, el ballet aparece como una danza altamente institucionalizada, cuyas personas involucradas pertenecen a cierta clase social, llevan adelante determinada dieta y se insertan en un acotado margen etario. Todo esto probablemente sea cierto. Sin embargo, mientras una bailarina transita el difícil camino para ser profesional y cumple el objetivo, otras miles cumplimos el límite de edad para audicionar o disminuimos el entrenamiento para ingresar a una carrera de grado y unas cuantas se alejan por alguna lesión que llevará meses recuperar. 

Con esto quiero decir que por cada bailarín o bailarina que logra un contrato en una compañía, somos miles las que quedamos en el camino, con esperanza o resignación, habitando la resiliencia en todo su espectro. A la vez son miles las personas que se incorporan por primera vez a las clases de ballet, con cuarenta, cincuenta, sesenta años. Entonces, ¿por qué no disputar los discursos del ballet al sentido común que invisibiliza a la gran mayoría de los que bailamos danza clásica? 

Llamo “Trash Ballet” a todo lo que conforma esa ocultada dimensión. No porque seamos basura, sino porque conformamos, según estos imaginarios sociales, los márgenes del ballet, sus desperdicios. Somos las pobres que van a la escuela pública de danzas, al taller municipal; las que necesitamos solicitar la beca, las hijas de migrantes que queremos bailar, las marrones, las poco rotadas, las poco flexibles. Somos las que recién siendo adultas adultas por fin nos animamos a las clases de danza clásica. Somos las que tenemos todas las condiciones pero somos más grandotas de lo que se espera, las talles XL sin vuelta, las que tenemos escoliosis, las que tenemos piercings y nos gustan los tatuajes. Las maricas que pedimos ponernos puntas y bailar con tutú, las “viejas” de 27 años que quedamos fuera de los requisitos para audicionar. 

 

 

 

 

 

TODOS LOS TEXTOS EN PALABRAS

  • Ciclo: Dramaturgias en danza. Recuperación de archivo, transcripción y reflexiones. +

    Una rápida búsqueda de “dramaturgia + de + danza” en internet me recuerda la entrada “Dramaturgia” en el Diccionario del Teatro. Dramaturgia, Leer más
  • Algunas claves somáticas para entender por qué el Twerk es revolucionario +

    Luego de varios años de dar clases de twerk, empecé a llamar Somatic Twerk a una parte de la práctica, Leer más
  • Danza… ¡¿para adultos?! Una revisión a cinco exponentes. +

    La danza como manifestación artística, es humana, rítmica, armónica, temporal, espacial y sensible, por lo tanto, es de, para y Leer más
  • Animismos, formas de ser, estar y conversar con y en la tierra. Agama Fo de Anani Sanouvi. +

    Les invitamos a mantener sus pies en contacto con la tierra, a pensar y cuestionarse dónde empieza quien percibe y Leer más
  • Entrevista a Liza Taylor +

    Liza Taylor es bailarina, coreógrafa, docente y parte del equipo artístico del Teatro Silencio de Negras, donde coordina el área Leer más
  • Fuerza es delicadeza, y hasta obsesión. Sobre enseñar y aprender danza. Una entrevista a Carla Di Grazia. +

    Esa frase me la dijo en una clase mi maestra Carla Di Grazia. La oración fue más o menos así, Leer más
  • Entrevista a Renaud Semper a propósito de la obra Déjà vu (tinku/barroco) +

    Entrevista realizada en colaboración con Paola Alonzo ¿De dónde surge la inquietud por los pueblos originarios americanos y la identidad Leer más
  • Hoy es el día nacional de la danza en Argentina. +

    Hoy es el día nacional de la danza en Argentina. Como cada día, me desperté con muchas ganas de bailar! Leer más
  • Trash Ballet +

    Una semana después de la función de mitad de año, llega el link al Drive con las fotos. Siempre me Leer más
  • Una historia sobre galas +

    Todavía soñaba con ser bailarina. Podría escribir muchísimo sobre cómo sobrellevé el desafío de albergar un sueño así de grande, Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18

ESCRIBEN EN SEGUNDA