Newsletter

Domingo, 26 Junio 2016 19:42

Con-vivencia 12/24 -Segunda . En Documentos. Seminario de Fabián Gandini por Carla Galvalice

Escrito por Carla Galvalice

Mañana de feriado, me rodea un silencio vacío en la gran ciudad. Camino a La Fábrica con mi resfrío mal curado. Llego y me encuentro con un espacio frío, cuerpos ya entrando en calor. Mi cuerpo tiende a despertar y a percibirse en su totalidad o eso intento. Rápidamente la consigna consiste en percibir “mi atrás”, eso que hay antes de que haya algo, eso que ya está sucediendo antes de que empiece la acción propiamente dicha. El pasado y el presente se juntan y conviven, yo ya soy antes de hacer algo. Elijo mis omóplatos y mis codos como sostén para que sean los motores desde donde moverme.

Inmediatamente se me vienen imágenes dispersas y fragmentadas de eso que fui, que ya no soy ¿o si?.

Esperar, el tiempo de escuchar, percibo todo lo que hay antes de que haya algo: sonidos, mi respiración, cuerpos en movimiento, yo, imágenes y todo esas cosas suceden en mi de forma caótica .Con todo eso ahí moviéndose conmigo y moviéndome, estoy yo en mi presente inmediato. Todo sucede sin que yo pueda percibirlo de forma clara, pero que está ahí conmigo.

La percepción del tiempo real se confunde con la percepción de mi tiempo.

 Al otro día llego con la sensación en mi cuerpo de haber sentido mí atrás que en esos días fue toda mi columna vertebral. Siento contacto de la totalidad del cuerpo con el piso y con la del cuerpo de mi compañero. Distintas sensaciones, modos de estar, de durar. Calor, por momentos frío.

Escucho la música, me muevo sin pensar en nada, luego empiezo a ser consciente de las conexiones que hace mi cuerpo y sólo me limito a observarlas, a sistematizarlas. Me pierdo, suelto todo y vuelvo a dejar que mi cuerpo vaya sólo para volver a observarlo en otra temporalidad. Intento retenerlo que sea casi imperceptible a los demás, todo pasa en mi adentro, en mis huesos, articulaciones, en mi carne. Lo suelto y lo libero al espacio cuando ya no aguanto más.

Observo en un momento el espacio, me llama la atención un cuerpo que retiene sus movimientos, me acerco y trato de ponerme en sintonía con su temporalidad. Después de un rato miro y me es pregnante un compañero que se mueve en otra sintonía, cambio mi dirección, mi intención, todo, me muevo con él y después libero toda afectación que quedó en mi cuerpo sin percibir conscientemente lo que hacen los demás.

Último día, frío del piso que después se convierte en calor. Conexiones que hace mi cuerpo. Me muevo en el espacio y en cada porción tengo la sensación de ser otra. Me confundo, me siento entera y a la vez cansada y dolorida.

Finalmente empieza el juego, me divierte eso de intentar observar al otro y tomar algo de él y transformarlo en mi cuerpo. Cuando toman algo de mí, espero que el otro se canse para yo abandonar lo que estoy haciendo. Los miro y me río, me pongo a observar fugazmente la totalidad y me vuelvo a perder en ellos

Este texto fue realizado para el Seminario” El tiempo en el cuerpo " coordinado por Fabian Gandini, realizado la semana del 20 al 24 de Junio de 2016 en La Fábrica Escénica, en el marco de Convivencia Segunda y 12/24.

Registro Fotográfico:  Guadalupe Arriegue y Tasio Rossi

 

TODOS LOS TEXTOS EN PALABRAS

  • Al costado del título A côté du titre +

    Sobre « Faire face avec nos dos. Pour de nouvelles alliances entre force et vulnérabilité », una conferencia, clase, training, invitación de Leer más
  • Yo creí en el arte +

    A marie, por las risas entre intentos. Luego de realizar 15 intentos de carga de un formulario para aplicar a Leer más
  • Algo del cansancio +

    He visto y escuchado cosas. Tiernas carnes adaptables librando batallas íntimas en aislados rincones de higiene y miseria. Sostenían, como Leer más
  • Cuerpo digital +

    Empiezo y termino por los pies. Me pienso blanda, dispuesta, generosa. Escribo. Del otro lado de la pantalla, el abismo, Leer más
  • Una breve experiencia del movimiento, cuerpos y los encuentros en pandemia +

    Marzo de 2020, se hacía oficial el aislamiento social y preventivo obligatorio debido a la pandemia originada por el coronavirus. Leer más
  • ¿Cómo vender danza? O de cómo enseñar danza a un cisne muerto. +

    Olis Algoritmo: No sé por qué tengo la sensación de que nuestro vínculo siempre será unilateral. De todos modos insisto Leer más
  • CON/DANZA/CIÓN NÚMERO 2 +

    Leer más
  • Anosmia +

    La pérdida de la sospecha Después de una despedida del verano en cuarentena, de un otoño en confinamiento y un Leer más
  • ¿Qué era la danza? +

    Este año hemos visto desfilar en pantalla una cantidad de discursos incalculables acerca de qué es la danza, qué necesita Leer más
  • No hay LA danza +

    Por eso es que no le sirven de nada al enfermo todos esos aseguramientos de que «querer es poder», ni Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17

ESCRIBEN EN SEGUNDA