Newsletter

Miércoles, 22 Diciembre 2021 18:56

Al costado del título A côté du titre

Sobre « Faire face avec nos dos. Pour de nouvelles alliances entre force et vulnérabilité », una conferencia, clase, training, invitación de Marie Bardet en el evento https://4.days4ideas.be/fr/home

Experienciada el 4 de septiembre de 2019 

 por caterina daniela mora jara

traducción: Deepl y Lucas Trouillard

 

 

A côté du titre

Sur " Hacer con nuestro atras. Para nuevas alianzas entre la fuerza y la vulnerabilidad ", une conférence, un cours, une formation, une invitation de Marie Bardet à l'événement https://4.days4ideas.be/fr/home.

Expérimenté le 4 septembre 2019  

par caterina daniela mora jara

traduction : Deepl et  Lucas Trouillard

 

 

Hoy es el día siguiente del 4 

¿Podré transgredir el ejercicio de “registrar la experiencia” para formular este “comentario”? 

¿Cuánto necesito y cómo abordar el contexto?

Digamos que estamos ella, yo, nosotras y nosotros en una sala de danza. Ella tiene un micrófono. Digamos que el español no es la lengua oficial de esta ciudad, sino otros dos: neerlandés y francés. Y sumemos una traducción al inglés, porque esta es la ciudad más “cosmopolita” del mundo después de Dubai, dice por ahí una página web. 

Digamos que este cuánto de contexto es “suficiente”. ¿Pero y si fuera insalvable el “cómo”? Me pregunto, cómo intentar abordar la paradoja de escribir sobre un evento en esta ciudad que trae evidentemente ciertas preguntas y prácticas “argentinas”. Me pregunto si este adjetivo me tiene una trampa. 

 

 

Aujourd'hui est le jour après le 4 

Serai-je capable de transgresser l'exercice “d'enregistrement de l'expérience” pour formuler ce "commentaire" ? 

De combien ai-je besoin et comment dois-je aborder le contexte ?

Disons que nous sommes elle, moi et nous dans une salle de danse. Elle a un micro. Disons que l'espagnol n'est pas la langue officielle de cette ville, mais deux autres : le néerlandais et le français. Et ajoutons une traduction en anglais, car c'est la ville la plus "cosmopolite" du monde après Dubaï, affirme un site web quelque part. 

Disons donc que ce contexte est "suffisant". Mais que faire si le "comment" est insurmontable ? Je me demande comment aborder le paradoxe d'écrire sur un événement dans cette ville qui, de toute évidence, apporte avec lui certaines questions et pratiques "argentines". Je me demande si cet adjectif ne me tend pas un piège. 

 

 

¿Y para quién escribo? ¿Para quienes leen español en Argentina o acá? ¿O para quienes leen o quieren leer francés?

Elle dit, avec les mots de son amie, que je connais aussi: “trouver une force qui ne bloque pas l´écoute”. 

« Pas de respect, plutôt une responsabilité de l´écoute ».  

 

Et pour qui est-ce que j'écris : pour ceux qui lisent l'espagnol en Argentine ou ici, ou pour ceux qui lisent ou veulent lire le français ?

Ella dice, con las palabras de su amiga, que yo también conozco: “encontrar una fuerza que no bloquee la capacidad de escucha”.

“Sin respeto, más bien una responsabilidad de la escucha”.

 

 

La paradoja de cómo abordo el contexto, quizás siempre insalvable, y quizás qué importa. 

“Me caigo hacia arriba”, elle. 

Le paradoxe de ma façon d’aborder le contexte, peut-être toujours insurmontable, et peut-être que cela importe"

Je tombe vers le haut", ella. 

Digamos también que la lengua “maternal” d’elle est le francais y que se le olvida a veces. Que por ejemplo, se olvidó la palabra “chevilles”. Y yo me acuerdo que cuando aprendí esa palabra, me daba ternura que se parezca a “caballo”. En efecto, esa palabra significa tobillo. 

 

La trace de sa main, dans le miroir : le régime de visibilité touché. 

Dejar entrever el reflejo, un poco. 

C´est où la lutte ? Quelles luttes ont-ils ici? 

Lector, lectora, lectores, aquí te invito a tocar la pantalla en el margen de la misma. No la parte frontal y focal hacia vos, sino, el borde de la pantalla y atrás, el dorso, o la espalda. Te invito a sentir su temperatura, textura. Oh artefacto, cuánto de tu genealogía ha influido la nuestra y viceversa, cuánto nos determinas. 

Voy a intentar darte un abrazo, de côté. 

Disons aussi que la langue "maternelle" d'elle est le français et qu'elle l'oublie parfois. Par exemple, elle a oublié le mot "tobillo". Et je me souviens que lorsque j'ai appris ce mot, j'aimais beaucoup le fait qu'il ressemble à "cheval". En fait, ce mot signifie cheville. 

 

 

El trazo de su mano en el espejo: el régimen de visibilidad tocado. 

 

Laisser entrevoir le réflexe, un peu. 

 

¿Dónde está la lucha? ¿Cuáles son las luchas acá? 

Lecteur, lectrice, lecteur.e.s, je vous invite ici à toucher l'écran en marge de l'écran. Pas la partie frontale au milieu vers vous, mais le bord de l'écran et l'arrière, le revers ou le dos. Je vous invite à sentir sa température, sa texture. Oh artefact, combien ta généalogie a influencé la nôtre et vice versa, combien tu nous détermines. 

Je vais essayer de te faire un câlin, sur le côté. 

 

 

 

Publicado en En palabras
Lunes, 08 Julio 2019 11:45

Del arte o la máquina del tiempo

El instante sensible es un encuentro entre la obra y quien la mira. Esa obra, puede ser una materia suspendida en el tiempo que convoca todos los tiempos cada vez: el objeto. O un cuerpo, que de forma rotunda establece parámetros de presencia sobre lo no mismo. 

El pasaje de la obra plástica a la notación en danza, a la creación misma de un sistema de escritura para-con dicha práctica, corrobora que a cada práctica le corresponden sus escrituras. 

Y, que de cada práctica de escritura emerge una forma de concebir el cuerpo, de posicionar el tiempo y diseñar el espacio, puede, por tanto ser una iteración con lo mismo (sobre lo no mismo). 

El ojo, la mente, el cuerpo, se llenan de su objeto en-ante la obra. Existen símbolos que anticipan la danza, pero que, espejan sus posibilidades, definen sus parámetros, com-ponen la improvisación. 

Los objetos suscitan la afección. La danza es producida ante el objeto. 

La convivencia es definitiva, incluso muy disonante. Incluso invisible a los ojos que, en verdad, la están mirando. Objeto-Cuerpo, sala de museo-danza, archivo-escritura para la improvisación. 

El tiempo de la danza vuelve sobre la danza. Luego de dar un rodeo por la historia de las artes visuales. 

Su ser propicia la experiencia porque su carácter se vuelve sobre sí mismo. 

Quien mira, acontece, es el presente de esa presencia que emana del encuentro entre los cuerpos que bailan y sí mismo. Quien mira acontece en su mirar. 

La clave de esta experiencia, entonces, es la del intérprete. ¿Quién interpreta y qué interpreta?

Cuando un grupo de artistas ingresa al museo para mirar y escribir partituras ¿Es la historia del arte la que es interpretada desde la danza (y su historia)? ¿El objeto es interpretado como potencial partitura? ¿La improvisación es un interpretación de la escritura? ¿La notación es una interpretación del gesto mismo de notariar?

Durante la presentación a la que asistí, tres obras fueron “utilizadas” para la danza. Se trató de Fuga 21=36 de Knopp Ferro, realizada en 2008, Lineal una pieza de nuestro gran Enio Iommi realizada en 1948 y la más reciente de las tres, Sin título de Beto de Volder, realizada en 2012. 

La gacetilla lo anuncia así: “intérpretes”: Marie Bardet y Martín Tchira.

Ante la obra se adquiere el sentido de la propia presencia. Eso sucede en el museo, siempre. Eso sucede en la danza, siempre. Incluso esa presencia puede dar síntomas de una cierta incomodidad. Una presencia que es posible porque la obra crea un lugar donde acontece y acontencer mirando. 

Si el tiempo es sólo un concepto, entonces sólo existe el arte por error. Las teorías que señalan el momento del fin del arte, coinciden en posicionarse en un paradigma logocéntrico, dónde lo que se defiende es la hegemonía del concepto. Esas teorías son el paradigma de pensamiento de  nuestra historia (principalmente la danza). 

Este acontecimiento es la corroboración de que la historia no termina, sino que vuelve a empezar, una y otra vez, incansable de sí. La obra de arte se ensancha en el tiempo, es espesa en su existir. Y alberga potenciales. Toda vez que se habla de un fin, se salta el acontecimiento sensible. La experiencia corporal parece negada como tal, en su valor, como motor, como presencia. En este acontecimiento, hay, 2012, 1948, 2019, 2008, ya tanto... todo más. 

 

Este comentario fue escrito a partir de mi asistencia a Iteraciones sobre lo no mismo, exhibición y ciclo de performances, curada por Guillermina Mongan, en el MACBA, el 22 de Marzo de 2019 (bailaron Marie Bardet y Martín Tchira)

 

Ph. Enio Iommi, 'Lineal', 1948, Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires

Publicado en En comentarios

TODOS LOS TEXTOS EN PALABRAS

  • Al costado del título A côté du titre +

    Sobre « Faire face avec nos dos. Pour de nouvelles alliances entre force et vulnérabilité », una conferencia, clase, training, invitación de Leer más
  • Yo creí en el arte +

    A marie, por las risas entre intentos. Luego de realizar 15 intentos de carga de un formulario para aplicar a Leer más
  • Algo del cansancio +

    He visto y escuchado cosas. Tiernas carnes adaptables librando batallas íntimas en aislados rincones de higiene y miseria. Sostenían, como Leer más
  • Cuerpo digital +

    Empiezo y termino por los pies. Me pienso blanda, dispuesta, generosa. Escribo. Del otro lado de la pantalla, el abismo, Leer más
  • Una breve experiencia del movimiento, cuerpos y los encuentros en pandemia +

    Marzo de 2020, se hacía oficial el aislamiento social y preventivo obligatorio debido a la pandemia originada por el coronavirus. Leer más
  • ¿Cómo vender danza? O de cómo enseñar danza a un cisne muerto. +

    Olis Algoritmo: No sé por qué tengo la sensación de que nuestro vínculo siempre será unilateral. De todos modos insisto Leer más
  • CON/DANZA/CIÓN NÚMERO 2 +

    Leer más
  • Anosmia +

    La pérdida de la sospecha Después de una despedida del verano en cuarentena, de un otoño en confinamiento y un Leer más
  • ¿Qué era la danza? +

    Este año hemos visto desfilar en pantalla una cantidad de discursos incalculables acerca de qué es la danza, qué necesita Leer más
  • No hay LA danza +

    Por eso es que no le sirven de nada al enfermo todos esos aseguramientos de que «querer es poder», ni Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17

ESCRIBEN EN SEGUNDA