Domingo, 01 Octubre 2017 03:13

Conversaciones en territorio. Danza comunitaria

Escrito por Ana Maria Prati

Ya el título de la charla nos plantea un interrogante ¿De qué territorio estamos hablando,  el cuerpo, territorio escénico, según denomina una  autora, su libro donde desarrolla la temática de técnicas y lenguajes corporales. Del territorio mapuche o el territorio aimara, del wichi , o del territorio dónde transcurre nuestra actividad de Danza Comunitaria?

DC es hablar de una práctica en un territorio donde el entrecruzamiento de lo biológico , lo psicológico y lo social están siempre presentes.

Bailarines toda la Vida, Danza Comunitaria es un proyecto de innovación pedagógica, artístico y social que se desarrolla en la Fábrica Grissinopoli desde el año 2002. Hemos cumplido 15 años de trabajo ininterrumpido. Es el primer elenco de Danza Comunitaria, abierto a la Comunidad de todas las clases sociales. El grupo es heterogéneo desde el nivel sociocultural, económico y etáreo y por sus diferentes nacionalidades lo cual permite generar situaciones de soporte mutuo. Entiende el arte, como una herramienta fundamental para el desarrollo social, la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad.

La Danza Comunitaria abreva en la Expresión Corporal desde sus técnicas y en el Teatro Comunitario desde su metodología.

Cuerpos atravesados por diferentes historias, vivencias y subjetividades, en un contexto cotidiano de exigencia, mayor productividad y rendimiento.

Donde se presentan como modelos lo joven y bello, la acumulación de riqueza y el individualismo, generando marcadas diferencias entre los que más tienen de los que menos tienen.

Nos encontramos en el territorio del taller con cuerpos tensionados , cansados , vulnerados , en muchos casos con escaso registro de si mismos.

Cuerpos que guardan el dolor en forma de contractura, enfermedad o coraza.

Individuos centrados en si mismos que poco a poco van perdiendo la mirada sensible hacia el prójimo.

Frente a esta realidad se contrapone la capacidad del registro sensoperceptivo personal.

En todo músculo tensionado, existe energía psíquica retenida. Cuando se pone en movimiento el cuerpo, también se moviliza esta energía psíquica que forma parte del mundo interno, con el consecuente alivio que trae “el recordar lo olvidado”, recuperar lo perdido, “ darle palabras a la emoción”.

Cuerpos disociados caja de resonancia del displacer .

La danza permite, que estos contenidos bloqueados o energía psíquica retenida se canalice de una manera muy diferente . En vez  de enfermar permite crear en forma colectiva y desde un proceso de elaboración.

El arte es transformador , es facilitador del acceso a la cultura en la reconstrucción de la memoria y la identidad. El crear búsquedas distintas para el desarrollo social en términos lúdicos y placenteros , lleva a desmitificar el goce artístico y su ejecución como propio de algunos espacios y niveles sociales.

Este compromiso ciudadano, en el que se da la integración del contenido artístico, vinculado con el contexto social cultural permite el fortalecimiento de la autoestima a partir de los procesos creativos, que permite un valioso intercambio de experiencias y vivencias entre los diferentes grupos que destinan su vocación al Arte Comunitario.

Siendo ejes fundamentales de este proceso creativo-colectivo :

# El cuerpo, registro sensible, educación del movimiento y reconocimiento yoico.

# Desarrollo de la creatividad.

# Comunicación y establecimiento de redes comunitarias.

# Elaboración coreográfica colectiva de la obra.

El dispositivo de Danza Comunitaria es agente de cambio. El desarrollo de una actividad artística en una fábrica recuperada permite un “salto”. Salirse del lugar de sujeto dependiente, aislado, carenciado, al lugar de sujeto creador productor de transformación individual y social. Trabajar en espacios no convencionales es democratizar la cultura, contrarrestar el elitismo de la danza y darle identidad como derecho social. El contexto determina un producto diferente, por eso el contenido de nuestras obras tiene un fuerte sentido comunicacional en relación a los DDHH y problemáticas sociales.  Desde la D. C, hacemos foco en una práctica fortalecedora de la empatía. La anticipación del movimiento y el entonamiento afectivo van creando un tejido relacional, fuerte red sustentadora para nuestras vidas y para la de los demás. Ir reconociendo los códigos de movimiento desde lo individual hasta lo grupal, establece la confianza, porque cuando el movimiento circula todo sucede entre yo y los otros; como en la génesis humana, nada es individual, todo es con, por, y a través de los otros. Trabajar en un espacio no convencional, con un código de no censura y horizontalidad, donde desde las consignas y el trabajo creativo se ponen en acción valores de solidaridad, responsabilidad social, ejercitación de los roles de liderazgo, aprendizaje para ceder el rol o resignificar un espacio democráticamente compartido, genera confianza, respeto mutuo y reconocimiento del valor de la integración social como dispositivo de cultura en la comunidad. Se van articulando microtransformaciones en los sujetos y en los espacios habitados. Lo social se instala en la conciencia desde el proceso creativo de obra generadora de reflexiones y criticas al orden jerárquico hegemónico. Los vecinos artistas empiezan a reconocerse como actores sociales y agentes transformadores en sus respectivos contextos. Podemos decir que se abre un gran abanico de movimientos.  

Históricamente la danza ha sido atravesada por los significantes de éxito, belleza y juventud. Un elenco integrado está marcado por la diferencia, donde lo que se valoriza es el cuerpo comprometido con la realidad y su posibilidad expresiva. Nos mueve no perder la Memoria, rescatar nuestra identidad, salirnos de los bordes de lo establecido. En este caso la danza actúa como una forma de resistencia y militancia política productora de cuerpos sensibles y subjetividad encarnada. Tal como dice Castoriadis La subjetividad no es un producto, es creación, es autocreación incesante, en una red de relaciones en que se vinculan en convergencia y emergencia lo social, lo histórico-cultural, lo psíquico, lo orgánico y lo biológico (Castoriadis, 1999).

Cuando la represión es el eje del sistema, se da un inevitable  desfasaje  entre la capacidad y la posibilidad de dar lugar al  proceso de creación. Esto es  en perjuicio de las dimensiones culturales  artísticas, que genera graves desequilibrios entre el hombre y su entorno. Surge el riesgo de que se empobrezca la diversidad creadora de la humanidad y de que se imponga paulatinamente el poder de quienes definen esos valores. Los integrantes del elenco viven la experiencia de participar como hacedores de la cultura, transformadores de la realidad, recreadores del buen trato, y la empatía. Ante un proyecto político-social hegemónico que hace a la producción de soledades, se genera una inclusión de los cuerpos desaparecidos en un dispositivo que recupera y les devuelve el sentido de su existencia y  la visibilidad sustraídas.

Ana Maria Prati

Psicologa Social- Terapeuta Corporal.    Integrante elenco Danza Comunitaria.                                                                      

Bibliograía: 

Aurelia Chillemi. Danza Comunitaria y desarrollo Social Movimiento poético. Del encuentro .Ed. ArtesEscénicas .diciembre 2015.Aurelia Chillemi. Arte , cuerpo y memoria. Artículo 2017.Elina Matoso. El cuerpo, territorio escénico. Paidos 1992

-----

Este texto fue construido para compartir entre colegas y público  a partir de la invitación ciclo de conversaciones llamado “Cuerpxs Inquietxs”, realizado por el grupo Bailarinxs de civil en el marco del Festival Universitario de Cultura y Arte “ENLACES”, organizado por estudiantes de la UNtreF, en su 14° edición, 9 y 10 de septiembre 2017.

Imagen: Flyer Cuerpxs Inquietxs

                           

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TODOS LOS TEXTOS EN PALABRAS

  • Naturaleza de la fuerza en el cuerpo y la danza +

    Reseña, reflexión de la autora con motivo de la reimpresión del libro 2017. Recién ahora, luego de la primera edición Leer más
  • Cuerpxs Inquietxs. Encuentros en movimiento. +

    Hace un mes me invitaron a participar de un ciclo de conversaciones llamado “Cuerpxs Inquietxs”. Realizado por el grupo Bailarinxs Leer más
  • HUMANIDAD +

    Humanidad, de Eugenia Estévez y Paula Almirón, nació dentro del ciclo “Bocetados” en agosto de 2014 en el espacio Café Leer más
  • Proceso creativo VENTANAS +

    Aproximadamente a mitad de este año fui convocada a dirigir en el marco de una residencia de danza propuesta por Leer más
  • Resonancias de lo íntimo +

    Siempre llevo una libretita de notas en mi mochila para anotar algún hallazgo sobre un tema que esté investigando, o Leer más
  • Conversaciones en Territorios +

    Tango Crítico es un colectivo que vincula la danza de tango social con el soporte metodológico de la educación popular. Leer más
  • Conversaciones en territorio. Danza comunitaria +

    Ya el título de la charla nos plantea un interrogante ¿De qué territorio estamos hablando, el cuerpo, territorio escénico, según Leer más
  • La relevancia de lo coreográfico en el Teatro Musical de Buenos Aires  +

    El Teatro Musical es una forma de arte que conjuga el teatro, la música y la danza. Es esta conjunción Leer más
  • La muerte del arte y los nuevos modelos de producción en Danza Contemporánea +

    El término contemporáneo aplicado al arte surge para aquel que se está produciendo desde hace treinta años, y que ya Leer más
  • TERMINÓ DOCE VEINTICUATRO, pero sigue en 2018! +

    El tercer mes de trabajo intensivo En Convivencia Segunda cuadernosdedanza.com.ar y Doce/Veinticuatro nos trajo sorpresas en formatos de textos, palabras, Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11

ESCRIBEN EN SEGUNDA