Newsletter

Lunes, 11 Abril 2016 02:38

Precariedad astuta: producir sin cash

Escrito por

Harto conocida es la situación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de la producción de obra artística con pocos o hasta nulos fondos. A los artistas escénicos en particular, esta situación nos convoca desde diferentes roles (docente, estudiante, creador, gestor) y tópicos (inestabilidad de nuestro hacer, auto-explotación, precarización). No obstante, este comentario intenta reflexionar sobre una propuesta que (a mi parecer) se hace cargo de dicha precariedad. Invito entonces a releer con esta aclaración, el título del comentario. 

La pieza que me convoca se llama Tres Salazares. Dirigida por Macarena Orueta, pone en escena a dos intérpretes (amiga y hermano de la directora), asistente de dirección (amiga) y escenógrafo (otro hermano). El programa de mano deja ver el vínculo cercano, por la coincidencia de apellidos. 

Tres Salazares es una “pieza” inspirada en la figura de Luis Salazar. A modo de visita guiada, la pieza recorre tres lugares del Oceonario Club a través de los cuales oímos un relato mientras vemos esta propuesta escénica inspirada en otras obras, que justamente son las de Luis Salazar. Ahora bien: ¿quién fue realmente Luis Salazar? El personaje inspirador de la pieza podría ser una construcción ficcional, claro que sí (pienso), pero Wikipedia me corrobora que nació en Chiapas (1945) y murió en  México, D. F. (2013). También el sitio nos aporta que 

fue un artista plástico y carpintero mexicano autor de una amplia variedad de obras que atraviesan la pintura, la escultura, la fotografía, el video y las instalaciones. Por las características de sus obras resulta complejo incluir a Salazar en algún movimiento particular del arte contemporáneo, en cambio, es más adecuado encontrar elementos de diversos períodos históricos de la historia del arte occidental en convivencia sintética en cada una de sus creaciones y etapas creativas. 

Entonces, Luis Salazar es la excusa para una obra, que a modo de visita guiada nos introduce en los avatares de la vida de un artista que no conocemos, bastante ajeno a nuestro contexto. ¿Por qué sería importante conocerlo? Me hice esa misma pregunta varias veces, y creo que es el mismo recorrido que nos devela este por qué. Más allá de la grandeza del artista, lo que resulta interesante es ver el ingenio de cómo poner en escena una obra de otro, y que a su vez, tenga carácter de homenaje.

Y así he llegado al meollo del asunto: la discusión en torno a las condiciones de producción. Por un lado, el elenco que une a tres hermanos y a dos amigas. Por otro lado, la escenografía a pulmón de cosas conseguibles: papel, telas que se reutilizan en distintas escenas, un muñeco de madera, un reproductor viejo, una tele vieja, una alfombra, unos globos, un bastidor de madera. Varios elementos, todos de bajo coste.

En doble dirección, vamos conociendo al homenajeado y a quiénes (y cómo) homenajean, porque  a medida que la pieza avanza, más se nos devela lo asequible como un recurso propio de la puesta. Entiéndase asequible en relación a las condiciones de producción materiales (elementos escenográficos de bajo coste) y a las humanas (exclúyase peyorativo, entiéndase valorativo debido al “equipo de afectos” involucrado).

En un pasaje nos muestran un video editado de fragmentos de ensayos, en el cual vemos las pruebas y devenires del elenco: armado y reconstrucción de escenografía,  intento de escenas que no forman parte de la obra y otras que sí lo hacen. El “equipo de afectos”, según este video, derrocha entusiasmo por el homenajeado. Lo particular de la propuesta entonces, es que la forma que adquiere este homenaje a un desconocido da cuenta de este entusiasmo y esas ganas por evocar algo de Salazar. Un intento por sacar del anonimato al artista y reivindicarlo.

Y lo hacen a su vez, dadas las condiciones materiales de producción, usando lo precario de un modo ingenioso. En realidad (entiéndase realidad como lo que efectivamente sucede), si bien somos varios los que producimos sin cash, o al menos, poniendo de nuestro bolsillo para pagar salas de ensayo, vestuario y/o escenografía, las obras están en cartel igual. Y quizás, posteriormente, algún subsidio o beca.

A mi criterio (muy al mío) Tres Salazares no sería lo mismo con una súper alfombra, reproductor de pantalla plana, una tela distinta para cada escena, unos paneles desmontables: ¿por qué?  Porque la forma de poner en escena Tres Salazares expone sus particulares condiciones de producción.

Tres Salazares, es lo que es porque produce a partir de lo berreta (léase “berreta" como la “cosa falsificada con apariencia de legítima” [1]). Lo que motiva este escrito es que Tres Salazares expone lo que hay, lo que se tiene. Indudablemente, es un “hacerse cargo” de la situación. Se ubica así en un lugar distinto a la lógica de una visita guiada de museo, donde hay que pagar una entrada previa y uno se predispone a que “le muestren”. En Tres Salazares  entrás, entendés de a poco el formato del entusiasmo y al final te dicen que la función es a la gorra: “yapó” (chapeau).

 

Sin cash se produce igual. A nuestro pesar.

Sin cash se produce igual. Como potencia.

 

Este comentario fue hecho para la función del 15.08.15. en el Oceonario Club

 

1. Significado de berreta: http://que-significa.com/significado.php?termino=berreta

2.  Para ver Luis Salazar: https://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Salazar

 

 

Ficha técnica

Interpretación y creación: Alejandra Machuca y Sebastián Orueta | Música original y Diseño sonoro: Sebastián Ramos de la Fontaine | Escenografía: Agustín Orueta | Voz en off: Edén Bastida Kullick | Asistencia de dirección: Florencia Novo | Idea y dirección: Macarena Orueta

 

Caterina Mora

Soy de Fiske Menuco (General Roca, Río Negro). De pequeña iba a peñas folclóricas. Ahora a veces las visito o milongueo. Luego egresé del Prof. de Danzas Clásicas y Contemporáneas (IUPA) y después de la Lic. Composición Coreográfica, Danza-Teatro (UNA). Actualmente estudio en LEM. Como directora: El Ocaso de la Causa y como performer: Experiencia Infinita (MALBA, 2015), En Obra (2014 y 2015) y Caipirinha (2015, 2016). La escritura me sirve para ver desde otra perspectiva la práctica. Estoy convencida que su concreta bi-dimensión (del papel o de la pantalla) posibilita cierta multi-dimensión. Eso intento, o al menos, eso busco. 

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • El odio diario +

    “Frente al efecto cosificador de la mirada, el tacto nos proporciona la oportunidad de comprobar que el otro no es objeto sino sujeto y esto cambia dramáticamente la relación entre Leer más
  • Identificación como distorsión o distorsión como identificación +

    En el ruido es una pieza sobre la distorsión, el movimiento reiterativo-expulsivo y el impulso adolescente que busca liberarse de mandatos sociales preestablecidos. La estética se compone de un espacio Leer más
  • imagen-tiempo.espacio +

    Como una imagen pictórica, Inmóvil comienza con los intérpretes en quietud posando para una foto. Sobre un fondo monocromo, se plasman esos cuerpos detenidos, captando un instante preciso en todo Leer más
  • UNODOSTRESCUATRO +

    UNODOSTRESCUATRO Obra: Los incorporales UNO. Mandatos internos. Mandadas al hacer. Como dos muñecas que hacen algo que no quieren. Marionetas de su propia danza, se mueven al compás de la Leer más
  • Aire de comentario +

    Un día llegué tarde a una función de danza y claro, me quedé afuera y entre otras cosas, lloré de rabia. Y también me quedé afuera de miles de conversaciones Leer más
  • Superar la Pérdida +

    Del orden de lo dispuesto, diríamos que un duelo determina la tensión, directamente dual, entre dos posiciones opuestas complementarias que delinean un estado emocional. Dos direcciones disímiles disminuyen su diferencia Leer más
  • Querer y Poder +

    Dirección: Santiago Mitre y Juan Onofri Barbato En pantalla exteriores: autopista Buenos Aires-La Plata (…) subsuelo del Teatro Argentino; contraluces; cuerpos masculinos. Son siete chicos; hombros, tríceps; indumentaria deportiva; caminan, preparan Leer más
  • El Rastro (1) +

    Un texto para: Qué azul que es ese mar // dirigida por: Eleonora Comelli Algunas veces logro percibir el paso del tiempo sobre mi cuerpo. No llego aun a los treinta, Leer más
  • La afortunada osadía: un comentario sobre Orgiología +

    “El cuerpo, que históricamente ha pertenecido a una ideología, que además se reitera en lo cotidiano como la marca de una identidad y en lo artístico como marca estética y Leer más
  • Todos uno y muchas cabezas +

    Lerna se propone como un intento, una prueba de encuentro y mutación que fluctúa entre la improvisación y pautas al son de gotas de agua que se escuchan caer. Nada Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20

ESCRIBEN EN SEGUNDA