Newsletter

Miércoles, 30 Enero 2019 12:51

Calesita de preguntas

Escrito por

Hace muy poco que comparto esta idea muy subjetiva, que no es mía, sino de Adva, y creo que tampoco es de ella. La idea es que no estoy tan interesada en el arte sino en los artistas. Es así, que tratando de seguir esta línea, intentaré hablar de “El tango no existe” de Ollantay Rojas. 

En primer lugar, y abriendo polémica, no es mi interés argumentar que el tango es arte. Pero si el tango no es arte (de nuevo, para mí), debo reconocer su oficio: oficio de tomar colectivos de noche, de pagar entradas (o gorra) de milongas, de hacer sociales, de alcohol a veces. Y si hay algo que es el tango es “código de opiniones”: que la pierna así, que la torsión azá, que el cabeceo así, que el abrazo allá, que los tacos acá, que el peso adelante, que no tanto, que el básico así, que la tanda esta re buena, que la cortina es muy corta, o muy larga. Etcétera. Y si bien hace unos años que cada vez hay más adeptos que ejecutan los dos roles, es aún noticia que parejas integradas por mujeres participen en el Mundial de Tango pasado.

 “El tango no existe” es el rejunte de tres ensayos, propuestas pequeñas que tratan de poner en discusión cierto lugar solidificado de lo que he llamado el “código de opiniones” del tango. En la publicidad de Facebook, versaba: 

 

ELIGE TU PROPIA RESPUESTA.

"El tango no existe": 

1) En la política cultural de la ciudad

2) Sólo existen las personas que lo hacen

3) Queda sólo un eco turístico de cuando existió

4) Es sólo título provocador

5) En las convocatorias de subsidios

6) Una frase robada a Mederos

7) Una idea robada a Marcel Duchamp

 

Me dije yo “qué pretenciosa propuesta”, y ahora me digo que no es ninguna de las siete opciones, porque claro, da en la tecla de la pregunta ontológica: ¿el tango es arte? Y peor aún: ¿qué es el tango?

Entonces acá sí, puedo al fin ser un poco spoiler con la descripción de lo que vi, seguido del problema que expone y las preguntas que me surgen. 

En una parte el bailarín realiza el típico 8 y la bailarina interviene kinéticamente con variaciones. Entre paréntesis leer “el lujo de ver a Brufman cerca”. Esto expone el problema de la automatización del código. ¿Es el tango reflexivo? ¿Es válido hacerle esta pregunta al tango?

En otra parte las bailarinas son vistas muy de cerca, hacen un dúo, visten vestido corto, zapatos y piernas increíbles, curtidas del oficio. Esto expone el problema de que son cuerpos expuestos constituidos como “seguidores” de los pasos que invita el hombre, ¿hay alguna escapatoria al machismo? 

En otra parte los bailarines y la música alternan la ejecución de virtuosismos. En el medio la luz, que a veces los deja ver. El problema del tango como espectáculo. ¿Qué hacer de esta división insalvable entre tango espectáculo y tango salón?

Como final, sólo diré también que del tango puede ser que te enamorás y no salís más. Tiene eso que quizás no es arte pero te da la impresión que al bailarlo estás haciendo tu mejor arte. 

Y con la provocativa de que “El tango no existe”, quizás si exista. Chin pum.

 

 

 

Este comentario fue realizado para la función de “El tango no existe” Ensayos N° 1, 2 y 3, el 8 de diciembre a las 20hs, en el marco de Noches de Prisma Tango. Función gratuita en PRISMA casa, Boedo. 

 

Ficha técnico-artistica

Bailan y tocan: Melina Brufman, Milagros Rolandelli, Sofía Calvett, Lisandro Eberte, Andrés Baigorriía, Rodrigo Loos, Gustavo Garay. Idea y dirección: Ollantay Rojas.

 

Caterina Mora

Soy de Fiske Menuco (General Roca, Río Negro). De pequeña iba a peñas folclóricas. Ahora a veces las visito o milongueo. Luego egresé del Prof. de Danzas Clásicas y Contemporáneas (IUPA) y después de la Lic. Composición Coreográfica, Danza-Teatro (UNA). Actualmente estudio en LEM. Como directora: El Ocaso de la Causa y como performer: Experiencia Infinita (MALBA, 2015), En Obra (2014 y 2015) y Caipirinha (2015, 2016). La escritura me sirve para ver desde otra perspectiva la práctica. Estoy convencida que su concreta bi-dimensión (del papel o de la pantalla) posibilita cierta multi-dimensión. Eso intento, o al menos, eso busco. 

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • La Luna late desproporcionada +

    La Luna late desproporcionada Un texto para La Lengua dirigida por Leticia Mazur Una Luz puntual, subiendo de a poco su intensidad, anuncia el comienzo de la obra, dejándonos ver Leer más
  • Acá-cerca, allá-lejos y acá-lejos, allá-cerca +

    Acá-cerca, allá-lejos y acá-lejos, allá-cerca Obra: Lejos Acá y allá, la reconstrucción del pasado es un tema recurrente en la producción artística. Aclaro además, que en términos teóricos, la reconstrucción Leer más
  • Amar como animales +

    El protagonista se comía la pera con extremada lentitud. Cuando el último trozo desaparecía dentro de su ávida boca, la cámara descendía y le enfocaba la nuez del cuello, que Leer más
  • Desacralizar la danza +

    7 sillas. Luz roja y verde. Atmósfera. Algo empieza a sonar: el murmullo, la voz de una vieja que bien podría haber llamado a un programa de radio para contar Leer más
  • LA IDEA DEL NO FINAL +

    El gran dilema. El dualismo entre cuerpo y alma: encastrar, como se dice en la jerga… Así denomina en un pasaje del monologo de ella (él con peluca) al acto Leer más
  • EN POS DE UNA COHESIÓN +

    Los espectadores llegan y se acomodan en sus asientos, la obra ya está en escena, los intérpretes enmascarados con movimientos por ahora pausados que muestran todo su recorrido y con Leer más
  • Del arte o la máquina del tiempo +

    El instante sensible es un encuentro entre la obra y quien la mira. Esa obra, puede ser una materia suspendida en el tiempo que convoca todos los tiempos cada vez: Leer más
  • Arriesgar a la improvisación +

    La obra de arte es una condensación de tiempos. La obra de arte es creación de tiempo. La obra de arte es tiempo. Ocurre, la obra, se presenta: es. La Leer más
  • HACEDORA +

    La espera de la obra y los espectadores frente a la escenografía, dos sillas, una de ellas sostiene varias cajas forradas de distintos tamaños y colores, el otro asiento está Leer más
  • Tus huesos +

    Una luz. Una maquinaria. Un ovni. Llega, irrumpe, ilumina y deja ver al tiempo que oculta partes de lo que muestra. Podría ser la luz de los huesos de todos Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20

ESCRIBEN EN SEGUNDA