Newsletter

Domingo, 17 Abril 2016 20:42

Incendio performático

Escrito por

Hace unos días, hablando con un profesor sobre esta obra, me cuenta sobre los principios de la performance. Él se refería a que este tipo de acción artística nace cuando por primera vez un actor se detiene en medio de una función a hablar sobre sí mismo, sobre su propia vida. De esto se trata lo que Marina nos propone con este “incendio performático” de sus primeros 30 años de existencia, que según ella dice, se encuentra en permanente proceso de nunca acabar.

Distintos elementos dispersos que atañen a su propia biografía configuran el espacio. Mediante ellos, Otero construye y reconstruye en cada función su propia historia tratando de buscar respuestas a distintos interrogantes a los cuales todavía no encuentra respuestas. ¿Para quién bailo? ¿Por qué bailo? ¿Quién soy? ¿Y si la vida fuera una gran puesta en escena?

Su búsqueda se desarrolla a partir de su propio cuerpo, como si toda su subjetividad estuviera contenida allí. Esto me hizo acordar a una frase que alguna vez dijo el pedagogo Raúl Serrano: “¿Donde piensan que se encuentra nuestra historia?”, acto seguido señaló su cuerpo levantando los brazos. El cuerpo, esa estructura que se encuentra afectada todos los días por distintos estímulos y que nunca es estable.

Recurriendo a momentos ensayados y también a otros en dialogo con el público, Marina pone en escena su vida, sus enigmas que son un poco los nuestros: saber quiénes somos, para qué estamos en el mundo, cuáles son nuestros miedos, dónde se genera nuestra necesidad imperiosa de ser queridos. Todos queremos entender, todos somos un poco Marina.

Finalmente, esta obra me hizo pensar en una frase de Haroldo Conti: “Nosotros queremos aferrarnos, fijarnos de cualquier forma por esa vocación de eternidad que sentimos, pero lo concreto es que las cosas se mueren, que nosotros nos gastamos, que cambiamos continuamente”. Quizás, por esta característica de existir o ser en perpetuo estado de cambio, es que Marina no puede terminar su obra. Siempre se encuentra en proceso, como la vida misma de cada uno, inclasificable.

Este comentario fue construido a partir de la función de Recordar 30 años para vivir 65 minutos, vista el día sábado 15 de agosto de 2015 en El excéntrico de la 18 (Lerma 420).

Ficha técnico artística:

Autoría: Marina Otero | Performers: Marina Otero | Ambientación visual en vivo: Gastón Exequiel Sánchez | Diseño de luces: Matías Sendón | Video: Gastón Exequiel Sánchez | Cámara En Vivo: Lucio Bazzalo | Fotografía: Lucio Bazzalo, Andrés Manrique | Diseño gráfico: María Laura Valentini | Colaboración en vestuario: Franco Kuma La Pietra |  Asistencia de dirección: Belén Arena, Lucrecia Pierpaoli | Producción: Laura Sol Zaslavsky | Colaboración coreográfica: Marina Quesada | Puesta en escena: Juan Pablo Gómez | Colaboración en dirección: Juan Pablo Gómez | Dirección general: Marina Otero. 

 

Carla Galvalice

Nací el 2 de Abril de 1991 en Chivilcoy. Mi influencia con la danza comenzó desde muy chica en mi ciudad natal. A mis 18 años vine a vivir a la gran ciudad para estudiar Artes Combinadas en la UBA, carrera que estoy terminando junto con el profesorado. Además, continúo mi formación con diferentes profesores en danza contemporánea y teatro. Me interesa fusionar la escritura, experiencia que vengo realizando desde el ámbito de lo académico, con la danza contemporánea hoy en día. Actualmente, dicto clases de elongación. 

Lo último de Carla Galvalice

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • La carta robada, cosas que pasan. +

    Antes de pensar en lo que veo, me divierte, me resulta intrigante y algo pícaro. Digo que no pienso porque es una sensación en el cuerpo de curiosidad y entusiasmo. Leer más
  • ARQUETIPO +

    Domesticar: proviene del latín domesticus, y deriva de domus que significa casa. Las tres mujeres el mismo verde vestido, corte y confección, mismo peinado. El origen que le dio la Leer más
  • LA MUERTE Y YO +

    Tomar una hoja de papel y crear un cuadrado perfecto, luego manipularlo mediante varios plegados, de esa forma se llega a un papel adivinador de la fortuna (una suerte de Leer más
  • Poética de las percepciones +

    Un texto para: En la boca de la tormenta // dirigida por: Fabián Gandini No es una obra cómoda, el objetivo es otro: reponer, el espectador debe cumplir esa función para Leer más
  • El vínculo: sensación de realidad +

    “¿Qué es la fisicalidad? Cuándo empieza y termina lo físico. Cómo se percibe. En esta experiencia de ser humanx, la fisicalidad pareciera revelarse como caminos y señaléticas de nuestras experiencias Leer más
  • El honesto apoyo +

    Andando el camino circular y eterno nos encontramos durante la obra. Empezamos por verlas caminando sin parar, de diversas formas, pero sin avanzar. Transitan distintas calles, senderos, cauces, trayectos, empedrados, Leer más
  • Caballero Contemporáneo +

    Cuando Carlomagno se acerca a Agilulfo y le pregunta, entre fatigado y atraído por la declarada inexistencia del caballero de armadura blanca, le grita en el agujero de la armadura Leer más
  • ¿DE DÓNDE LE VIENE AL JAZMÍN SU PENOSA AMISTAD CON EL AMARILLO? +

    En el ámbito de la ficción hallamos esa multitud de vidas que necesitamos. Morimos identificados con un héroe, pero le sobrevivimos y estamos prontos a morir una segunda vez con Leer más
  • La afortunada osadía: un comentario sobre Orgiología +

    “El cuerpo, que históricamente ha pertenecido a una ideología, que además se reitera en lo cotidiano como la marca de una identidad y en lo artístico como marca estética y Leer más
  • La sombra que trota detrás de nosotras tiene cuatro patas +

    Llego al Centro Cultural Konex más de media hora antes de la hora de comienzo de la performance. Me toca hacer fila junto a los que no tienen entrada (están Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20

ESCRIBEN EN SEGUNDA