Newsletter

Sábado, 01 Noviembre 2014 18:08

Cambiar el paradigma

Escrito por Victoria Alcala

 

Statu nascendi (1). Dejo que las imágenes toquen mis ojos. El origen de la Tierra que gira, el volumen que configura el cosmos al rotar es análogo al movimiento de duración de toda danza existente. El hombre tiene un sueño de caída, profunda e infinita. La caída es el miedo del hombre. La caída es el vértigo que experimentamos ante el tiempo fulminante. Gastón Bachelard formula la nostalgia del vuelo del pájaro solitario de los seres humanos en una  “psicología de la verticalidad” (2). El artista sostiene el espejo que refleja al mundo (3). El hombre religiosamente nace de una caída.

Un faro, nadar como pez, volar como pájaro (4). En la obra “El ocaso de la causa” aparece un especial tratamiento de lo poético en el imaginario relativo al flotar. El giro, retorcer, suspender: una composición de efectos especulares y circulares. Dejo que las imágenes cambien mis ojos, el escenario se vuelve nítido y borroso. Los bailarines somos seres del espacio, nos movemos en la frontera del aire y del agua a contracorriente. La danza como posibilidad de belleza terrestre. El artista es un proyector que ilumina y percibe el mundo externo (5). 

Caer y resistir es la Historia de la danza. Caer con mayúscula, Belleza con mayúscula, Historia con mayúscula. Las bailarinas intentan que caiga el mundo platónico de las Ideas. “La caída es un invento del planeta Tierra” – afirman. Y dan un paso más: que el cuerpo encarne un concepto ingrávido. Intentan deconstruir el paradigma de Galilei: bailar y flotar. 

El discurrir de la materia en movimiento, la pausa. La caída de la causa. Imagen matérica en movimiento (6). Bachelard agrega: “la materia se deja valorizar en dos sentidos: en el sentido de la profundización y en el sentido del desarrollo” (1978). La obra indaga en las posibilidades de caída y de inercia; también despliega formas abstractas y orgánicas de movimiento. El hombre está en tensión entre la tierra y el cielo. La posibilidad de caer pertenece al orden sobrenatural de las cosas, refiere a otro espacio y a otro tiempo. El cuerpo es materia en constante movimiento. El peso tiene una dirección. 

Gott ist tot (7) o “Dios ha muerto”. La caída del discurso. Abstracción, bailar es como intentar no caer: durar, mirar y sentir acontecimientos, parecer lo inteligible. El cosmos es el ordenamiento que el hombre hace del mundo. El movimiento devuelve a los pájaros su eterno canto girante. Cambia la causa, cambia el efecto, se modifica mi mirada. La tierra sigue rotando pero ha cambiado su eje de traslación. El artista crea las imágenes a partir del mundo que el hombre ha inventado. Ahora, el bailarín percibe su eje en otro tiempo y otro espacio. El bailarín que flota, no cae.

1. Trad. de autor: “estado de nacimiento”.

2. BACHERLARD, Gastón. El aire y los sueños: ensayo sobre la imaginación del movimiento. México: Fondo de Cultura económica, 1958.

3 ABRAMS; M.H. El espejo y la lámpara; teoría romántica y tradición crítica acerca del hecho literario. Buenos Aires: Nova, 1964.

4 Cita extraída de un diálogo de “El ocaso de la causa”, durante la función del 24/10/14 en Café Muller.

5 ABRAMS; M.H. Op. Cit.

6 BACHELARD, Gastón. “Imaginación y materia”. El agua y los sueños. Ensayo sobre la imaginación de la materia. México: FCE, 1978.

7 N. de a. Célebre frase de Friedrich Nietzsche, de origen alemán. 

Este es un comentario para la función del 24 de octubre de “El ocaso de la causa” en Café Müller Club de Danza.

Un texto para: El ocaso de la causa // dirigida por: Caterina Mora

Ficha Técnica: En escena: Alina Marinelli y Victoria Castelvetri / Asistente de dirección: Ana Ines García / Asistente de vestuario: Estefania Bonessa / Iluminación: Aradia Reyes / Diseño gráfico + Trailer: Nacho García Lizziero / Edición de video: Javier Grufi / Colaboración artística: Fabián Gandini / Dirección: Caterina Mora.

 

 

 

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Benvenuti, Dubsmash. +

    “Que baile la nena”. Y la nena bailaba. Numerosos actos en la primaria y repetidas veces me vestí e hice unas gracias en ocasión cualquiera para mi familia. Mi parentela Leer más
  • Cómo hacer obra con la obra +

    María sobre María abre el juego y pone sobre la mesa la pregunta: ¿cómo hacer obra con la obra? Es decir, ¿cómo montar en escena el trabajo de una bailarina, Leer más
  • No tan obvia +

    No tan Obvia Obra: Una Obvia Cuando leí el texto de la obra pensé que al ir me encontraría con algo onírico y de una densidad espesa. Pero no fue Leer más
  • Hogar, ¿dulce hogar? +

    ¿La femineidad en otros tiempos? ¿Por qué representar a la mujer hoy bajo una estética de los años 50 abocada fervientemente a la vida doméstica? ¿Qué ecos de ese modelo Leer más
  • Amar como animales +

    El protagonista se comía la pera con extremada lentitud. Cuando el último trozo desaparecía dentro de su ávida boca, la cámara descendía y le enfocaba la nuez del cuello, que Leer más
  • Rosca +

    Rosca Cuando voy a ver una obra de Pablo Rotemberg, se qué esperar: golpes, empujones, caídas y saltos. Movimientos precisos, intenciones violentas. Algunas secuencias de movimientos que he visto más Leer más
  • En la cresta de la ola +

    Antes de entrar a la sala nos dan en mano un almanaque del 2013, 100% foto de almanaque, una playa atardeciendo, del otro lado el nombre de la obra y Leer más
  • “A todos les envidio particularmente algo” +

    28 de Octubre de 2016. Llego al Centro Cultural Matienzo a las 20,27 horas a ver Mis días sin Victoria. Cuando retiro la entrada para la obra veo el diario Leer más
  • Hipercomunicación genital +

    Se va haciendo la luz apaciguadamente, mientras un cuerpo desnudo y boca abajo se acerca a paso lento con movimientos de oruga. Así comienza a agitarse, de a poco, la Leer más
  • Obscenidad femme fatale: resistencia y vuelta al origen +

    Orgía de recuerdos, amores, sexos, memorias, orgasmos y biografías, Sin sostén se presenta “desnudando nudos”. Reivindicación osada del deseo y su objeto. ¿En qué lugar de la vida se encuentra Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19

ESCRIBEN EN SEGUNDA