Newsletter

Sábado, 12 Abril 2014 20:13

Es algo que no sé qué

Escrito por

Es algo que no sé qué

Obra: Surto

Posibles circunstancias: cuando llueve mucho y se hace barro, si te metés en el mar y te quedás quieto, si entrás en un lago con algas o si te metés a un pantano. En resumen, cuando se te hunden los pies. Es un poco alarmante, te moviliza porque querés salir pero te volvés a enterrar. Necesitás tranquilizarte, tomarte tu tiempo. Ir y volver, tire y afloja. Las plantas, la arena, o la tierra mojada te dan un poco de asco pero a la vez te acarician las piernas. Sabés claro, que vas a salir. Llamemos a eso una experiencia abierta: no sabés cuándo, cómo, ni dónde termina. 

Algo de esto evoca SURTO. Una experiencia abierta: no sabés cuándo, cómo, ni dónde termina.

Ellos están ahí con nosotros, en el espacio.  No hay ausencia de música, la banda sonora es el silencio y lo que escuchamos de los cuerpos (de ellos y nuestros). No hay puesta en escena teatral (escenario caja negra) y artificiosa, o guión de luces con puntuales y apagones, sino el constante blanco de las paredes de Café Müller. No hay vestuario ostentoso, sino ropa cotidiana: jean, buzo,  y zapatillas.

SURTO te atrapa lo suficiente como para que entres y salgas a cada rato, a otra obra, a otro espacio. SURTO se toma su tiempo, te toma el tiempo. Ellos están midiéndolo y por eso están midiendo nuestro tiempo. Y algunos de nosotros quizás lo intuimos.

Entonces paciencia. Ellos están ahí, en eso que hacen, que no es mucho pero que para nada es poco. ¿Qué hacen? Golpean el suelo, se golpean entre sí, se desvisten, se vuelven a golpear, se agitan. Desprovistos, nos exponen energía, cuerpos y cansancio, todo real.  

Silencio. Ellos expuestos. 

Desnudos. Honestos.

Golpe. 

Y desolación. Estamos empantanados, o metidos en el mar hasta las rodillas, o enredados con las algas. No hay quietud ni exasperación, hay coraje y un sentido que no se cierra y que continúa abierto. 

Sus cuerpos impunes se impactan y nos devuelven el impacto en el continuo procedimiento de la repetición. Es una circunstancia con una superficie que te atrapa, te envuelve y te deja escapar: ¿qué es? No lo sé y no intento definirlo, sabemos sí, que es algo. Y ese algo es un montón. 

Comentario construido a partir de la función realizada el 12 de abril de 2014 en Café Müller. Club de danza

Ficha técnica

 

Creación y en escena: Santiago Turenne / Miguel Jaime| Diseño de iluminación: Leticia Scrkycky / Santiago Tricot| Prensa: Martina Capó|Fotografía: Marko Milic | Producción: Gestionarte

Caterina Mora

Soy de Fiske Menuco (General Roca, Río Negro). De pequeña iba a peñas folclóricas. Ahora a veces las visito o milongueo. Luego egresé del Prof. de Danzas Clásicas y Contemporáneas (IUPA) y después de la Lic. Composición Coreográfica, Danza-Teatro (UNA). Actualmente estudio en LEM. Como directora: El Ocaso de la Causa y como performer: Experiencia Infinita (MALBA, 2015), En Obra (2014 y 2015) y Caipirinha (2015, 2016). La escritura me sirve para ver desde otra perspectiva la práctica. Estoy convencida que su concreta bi-dimensión (del papel o de la pantalla) posibilita cierta multi-dimensión. Eso intento, o al menos, eso busco. 

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Asistir a mi propia muerte +

    Asistir a mi propia muerte Obra: Ensayo para morir Seis Pies Bajo Tierra. Llegué corriendo a la función de Ensayo para morir y he muerto. Pues como la sala del Leer más
  • Obscenidad femme fatale: resistencia y vuelta al origen +

    Orgía de recuerdos, amores, sexos, memorias, orgasmos y biografías, Sin sostén se presenta “desnudando nudos”. Reivindicación osada del deseo y su objeto. ¿En qué lugar de la vida se encuentra Leer más
  • Hogar, ¿dulce hogar? +

    ¿La femineidad en otros tiempos? ¿Por qué representar a la mujer hoy bajo una estética de los años 50 abocada fervientemente a la vida doméstica? ¿Qué ecos de ese modelo Leer más
  • Hipercomunicación genital +

    Se va haciendo la luz apaciguadamente, mientras un cuerpo desnudo y boca abajo se acerca a paso lento con movimientos de oruga. Así comienza a agitarse, de a poco, la Leer más
  • NADA PARA DECIR +

    Es muchísimo lo que se ha dicho y lo que se dirá del trabajo de Pina Bausch. Tanto como la grandeza de su obra. Entonces me pregunto: ¿Qué novedad puede Leer más
  • Decir lo evanescente +

    El cielo cayéndose a pedazos. Oigo en la sala de “Dinamo” el tintineo de las gotas que desde afuera golpean sobre la chapa del techo. Adentro, la construcción de la Leer más
  • LA SUMA DE LAS PARTES +

    “Confesamos sin tardanza que cualquiera de ambas vías nos llevará al mismo resultado” (Freud, Lo Siniestro, 1919) Arriba, una mujer-niña corre en lo alto del teatro. Parece un personaje que Leer más
  • El Rastro (1) +

    Un texto para: Qué azul que es ese mar // dirigida por: Eleonora Comelli Algunas veces logro percibir el paso del tiempo sobre mi cuerpo. No llego aun a los treinta, Leer más
  • Trompe-la mort +

    ¿Cómo representar la muerte en escena? se pregunta el Grupo Krapp. Y en un intento de matar al autor, prefieren que otros respondan por ellos. Ellos interpretan las directivas dadas Leer más
  • Todo lo Injustificable +

    Todo lo Injustificable Obra Una Obvia Lenguaje contemporáneo invita: los intérpretes reciben al espectador en sala, una de las intérpretes pide cortés que apaguemos los celulares y, enseguida, las bailarinas Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20

ESCRIBEN EN SEGUNDA