Newsletter

Sábado, 01 Marzo 2014 20:03

LA VIDA EN UN SENTIDO FIGURADO

Escrito por

La rayuela como todos conocemos es un juego de niños, casilleros que inician por la tierra continúan por números que van del uno al nueve y finalizan en el cielo. Un juego que representa la vida, una alegoría del nacimiento, del desarrollo y la muerte. Rayuela también es un libro.

A primera vista la obra presenta una escalera, marcos de cuadros sobre una pared negra -que se completarán con números hasta llegar al nueve más las palabras tierra y cielo, representado las escenas- y en el piso con tiza dibujada una rayuela; los tres elementos sinónimos de una misma idea de inicio y final, son la escenografía principal por donde los protagonistas desarrollarán una prolija y variada coreografía, acompañada por temas musicales que van de Yan Tiersen o Eric Satie al Chango Spaziuk.

El planteo de la idea es desde una perspectiva naif, transparente, una mirada que surge desde la infancia que la evoca y la tiñe y por ello no es azar que  la rayuela aunque borroneada por los pies que danzan sobre ella, siempre está presente, y es el inevitable hilo conductor.      

Con una narración lineal, y como escriben en la pared los bailarines en el transcurso de las escenas el ritmo es el de un rio, y aunque le den combate, la corriente de agua no detiene su curso y avanza aunque la resistencia sea con amor y esperanza. Intuyó que el combate aquí es una pelea por la felicidad y porque es en soledad, esta felicidad se busca de la nostalgia, desde lo perdido, por ello las valijas como objetos dentro de la obra, por ello los abrazos, imágenes de idas y venidas, del aquí y del allá, tan relevantes tópicos del libro de Cortázar.

Todo lo reseñado hasta aquí son algunas impresiones racionales, por otro lado está el despliegue de los bailarines, lo que ellos hacen con sus cuerpos y la belleza que radica en la precisión de los movimientos atravesando distintos ritmos y técnicas, aquí radica el ojo poético onírico, el trabajo emocional.  

A modo de resistencia contra el olvido, cuando la obra se está yendo, se reescribe la rayuela en el piso como un palimpsesto, como un resignificar, pero el arte con tiza es un poco más efímero que la existencia en la tierra y desaparecerá en el simbólico cielo, lejos del peso de los recuerdos.    

 

Un texto para: Rayuela o el juego de la vida / Dirigida por: Analía González. C.E.M. compañía en movimiento.  

Pablo Gungolo

Poeta, nació en Bahía Blanca y en la actualidad reside en Capital Federal. En el 2011 publicó su primer libro “Polaroid” (Editorial La Parte Maldita). Generalmente escribe en floresyfobias.blogspot.com (Elongando). Su próximo libro se llamará “los restos”.

Más en esta categoría: « La muerte y yo LA VOZ DEL AMOR »

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Solo di sol a los idolos +

    En plena oscuridad, el ojo del público proyecta su luz. Recorre lentamente el suelo del escenario hasta amanecer sobre la pared. Apagón. El ojo, como la linterna de un policía Leer más
  • “Te estoy diciendo nada” +

    Grande es el gusto de escribir sobre esta pieza chilena que se presentó en Argentina el año pasado. Grande, porque además de que soy chileno-argentina, esta pieza pone de relieve Leer más
  • Los triángulos del piso pélvico: acerca de Sexological Bodywork +

    Intro I Situar y definir cómo las prácticas somáticas constituyen y/o ayudan a las prácticas artísticas es siempre para mí controversial. Insistentemente y desde que practiqué por primera vez Feldenkrais Leer más
  • Amar como animales +

    El protagonista se comía la pera con extremada lentitud. Cuando el último trozo desaparecía dentro de su ávida boca, la cámara descendía y le enfocaba la nuez del cuello, que Leer más
  • Hábitat. +

    Hábitat. Obra: Una comedia ancestral La sorpresa no es el devenir de la tarea sino saber de repente que la tarea ya había sido comenzada. ¿Cuándo y por qué se Leer más
  • No tan obvia +

    Cuando leí el texto de la obra pensé que al ir me encontraría con algo onírico y de una densidad espesa. Pero no fue así, no era tan obvia… Me Leer más
  • La muerte y yo +

    Tomar una hoja de papel y crear un cuadrado perfecto, luego manipularlo mediante varios plegados, de esa forma se llega a un papel adivinador de la fortuna (una suerte de Leer más
  • Carta a un querido (bailarín-coreógrafo) director +

    Buenos Aires, 25 de octubre de 2013 Querido Fabián, Cuando me enteré que se reponía Cartas a mi querido espectador en el Espacio Café Müller, la memoria y la espera Leer más
  • Hipercomunicación genital +

    Se va haciendo la luz apaciguadamente, mientras un cuerpo desnudo y boca abajo se acerca a paso lento con movimientos de oruga. Así comienza a agitarse, de a poco, la Leer más
  • Enquanto as coisas não se completam +

    Ningún problema tan consustancial con las letras y con su modesto misterio como el que propone una traducción. (Borges, 1932). En el principio fue la imagen, un cuerpo desnudo, inmóvil, Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22

ESCRIBEN EN SEGUNDA