Lunes, 16 Abril 2018 13:54

Todo es Mentira

Escrito por

Sábado. 

Marcha por la aparición del cuerpo de Maldonado.

Pongo un cuadrado negro de foto de perfil.

No se qué decir, hacer, me invade la abulia. 

No quiero compartir ninguna noticia en las redes, 

no quiero someterme a los comentarios posibles, 

no quiero leer los que hablan de qué se ahogó solo, 

que se lo merecía y otras atrocidades.  

Todo es mentira se acompaña del siguiente texto: 

"¿Cuántas lecturas tiene la “realidad”?

¿Cómo nos relacionamos con la idea de que hay preguntas que posiblemente nunca podamos responder?"

Sin pensarlo voy vestida de negro y entro unos minutos tarde a la sala también negra. 

Todo es mentira no esconde su mensaje, lo pone en evidencia, lo resalta. Al sustantivo ‘mentira’ le agrega el adjetivo ‘negro’. La negrura aparece espesamente en diferentes tonos: dos largos pedazos de género, uno más oscuro, otro más plateado; los vestuarios de las cinco intérpretes; las paredes de la sala. En griego negro es μέλαν (melan), la misma raíz que ‘melancolía’.

Tristeza profunda pero que se sostiene, sin sabor a nada. Un simulacro de seguir existiendo, un hacer de cuenta que, una abulia interior, un movimiento inapetente, un cansancio sin transpiración, un repetir. Melancolía.

Todo es mentira empieza con una canción que repite: "mentira, todo es mentira". Cinco cuerpos negros debajo de una manta negra mientras la canción suena. Una de las intérpretes emerge con los brazos en jarra y abre la boca mientras suena la canción. Estallado su gesto, estallada la boca en su juego de play back. Se levantan las otras cuatro también con gestos histriónicos congelados.

En el playback hay un desajuste perceptivo entre la fuente y el cuerpo que debería emitirla.

Los géneros se estiran en el piso, luego, en un juego maquínico de cinco piezas, las doblan. Esta secuencia así como la que le sigue se va a repetir tres veces. Entre doblez y doblez, hay varios momentos, donde van cambiando las relaciones entre el grupo: una contra todos, dos y tres, las cinco haciendo lo mismo. Cada secuencia, tiene una imagen que la condensa que siempre incluyen las mantas negra. El fantasma que envuelve el cuerpo de diferentes maneras, la melancolía imposible de evitar. Se generan micro secuencias de imágenes: las telas envuelven un cuerpo formando una imagen al estilo de “La libertad guiando al pueblo” de Delacroix, donde una de las intérpretes está parada sobre el resto de los cuerpos en el piso con la expresión de triunfo; cuerpos y objetos devienen un remolino; la manta une a los cuerpos que se ubican en una esquina del escenario bajo un foquito de luz. A cada repetición, las caminatas para obtener el pliegue ya no son tan enérgicas, tan limpias; las distintas partes de la secuencia dejan de ser de tener un principio y fin visible, se desprolijan. A cada vez, la tela negra ya no logra quedar sin partes que se salgan por los costados del doblez.

Primer hacer / hacer de nuevo. En escena siempre es una segunda, tercera, enésima vez. La escena viene de meses de ensayos. En un ensayo la misma escena se repite varias meses. En la función la preparación física es también para repetir. El cansancio del bailarín o bailarina es entrenable, como también así lo es la decisión de cansarse, de permitir el fastidio de la repetición del movimiento.

La secuencia va desarmándose hasta la risa. Movimiento y sonido coinciden en principio. Se ríen solas y entre ellas. Nosotros, el público, nos reímos por momentos con ellas. Se les retuerce el cuerpo de tanto reírse. La risa va cambiando de estados: verdadera, histérica, falsa, grotesca. Queda el movimiento y el sonido calla. Cuando esto pasa, escuchamos las voces grabadas. Caminan con el gesto de la risa por el escenario, se agarran de la pared, caminan detrás nuestro por las butacas.

En el playback hay un desajuste perceptivo entre la fuente y el cuerpo que debería emitirla. Reírse para no llorar, llorar de la risa, reírse a carcajadas, cosquillas, dolor de panza de reírse, dolor de mandíbula, reírse para no llorar, reírse para no llorar.

Comentario realizado en base a la función del 21 de octubre de 2017, 20: 30 hs  en el Centro Cultural Borges.

Ficha técnica:

Intérpretes creadoras: Agustina Castagnoli, Brenda Gatica, Cecilia Molina, Julia Hadida, Micaela Moreno Magliano

Asistencia de dirección: Fabiana Castro

Colaboración en dramaturgia: Micaela Moreno Magliano

Composición sonora: Manuel Toyos

Diseño de iluminación: Mariano Arrigoni

Registro audiovisual: Nicolás della Valentina

Asesoría en diseño y gestión de proyecto: Micaela Moreno Magliano

Producción: Todo Es Mentira

Concepto y dirección: Gabriela Paolillo

Durante el proceso de creación la obra fue parte de Residencia Odisea 2016 y de Laboratorio de Feedback en Arqueologías del Futuro 2017.

Agradecimientos: Nilda Rosenberg, Casa Muñecas, Natalia Tencer, Martín Gil, Verónica Barrionuevo, Natalí Faloni y Eugenia Roces.

Verónica Cohen

Estudió Ciencias de la Comunicación en la UBA, donde completó la licenciatura y el profesorado. Realizó su tesina sobre danza butoh. Actualmente investiga los cruces entre danza y fenomenología en el Doctorado en Teoría y Estética de las Artes en la UBA y la Maestría en Lenguajes Artísticos Combinados en el UNA. Se formó y forma en diferentes lenguajes artísticos especialmente literatura, fotografía y danza butoh con Rhea Volij. Co- creó Notaciones Abisales.Da clases de lengua y literatura en escuelas medias.

Lo último de Verónica Cohen

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • COMO UN CUENTO DE HADAS EN EL MEDIO DEL MAR +

    La presente reseña es una obra que he visto en distintos momentos y formatos, el video de un ensayo previo al estreno, también en el espacio antes llamado Zafra, en Leer más
  • En la cresta de la ola +

    En la cresta de la ola Un texto para: Callalas - Bye Bye Shut up Girls Antes de entrar a la sala nos dan en mano un almanaque del 2013, 100% Leer más
  • Trompe-la mort +

    Trompe-la mort Un texto para: Adonde van los muertos (Lado A) // dirigida por: Grupo Krapp ¿Cómo representar la muerte en escena? se pregunta el Grupo Krapp. Y en un intento Leer más
  • Un campamento de imágenes nómades +

    Magritte decía que sus cuadros debían considerarse “signos materiales de la libertad de pensamiento”. Y luego definía lo que él entendía por tal libertad: “la vida, el Universo, el Vacío, Leer más
  • La sombra que trota detrás de nosotras tiene cuatro patas +

    Llego al Centro Cultural Konex más de media hora antes de la hora de comienzo de la performance. Me toca hacer fila junto a los que no tienen entrada (están Leer más
  • Levántate y Anda +

    Levántate y Anda Un texto para: Camino dirigida por: Roxana Galand Al comienzo ellas corren, corren, corren y corren. Sin pausas, casi sin mirar atrás, a veces sucede una caída Leer más
  • HACIA UN CUERPO LIBERADO +

    Un texto para: Despierta // dirigida por: Jesus Guiraldi “Pero decidme, hermanos míos, ¿Qué es capaz de hacer el niño que ni siquiera el león ha podido hacerlo? ¿Por qué el Leer más
  • (NO)bvio +

    (NO)bvio Un texto para: Una Obvia // dirigida por: Marisa Villar No obvio El celular sonó como todos los jueves, temprano, a horas en que no hay decenas. Esa alarma anunciaba Leer más
  • La mirada inversa +

    Cómo volveré a ver, nombre de la obra, exclamación y pregunta que invita a pensar desde los verbos “volver” y “ver” en un antes y un después. En función del Leer más
  • ¡Oh soberbio arte de la danza! ¡Oh miserable arte de la danza! +

    "Lo arbitrario corre desenfrenadamente -sin límites, libre, como imaginan nuestros metafísicos- por la factoría de los pensamientos, derramándose con una corriente de sinsentido sobre el mundo de lo real" Richard Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18

ESCRIBEN EN SEGUNDA