Newsletter

Viernes, 03 Mayo 2013 19:15

Diciendo pasa

Escrito por

 

Me paro frente al escritorio, lo miro fijo aproximadamente medio minuto. Traslado el peso de mi cuerpo al metatarso del pie derecho, despego el pie izquierdo y doy un paso. Repito la operación dos veces más hasta llegar a la silla. La tomo por la parte del borde superior con la mano derecha y sin ejercer demasiada presión la deslizo en dirección a mi cuerpo. Doy un paso más y, flexionando las rodillas, me siento. Dirijo la mirada al frente, mientras mis seis dedos útiles de las manos se van apoyando sobre las letras del teclado.

El dedo índice izquierdo comienza con la letra M seguida de la E, P, A, R, O, F, R, E, N, T, E, A, L... y así continúo, intercalando mano derecha con izquierda y dedo índice con anular. Detengo el tipeo y extiendo el brazo izquierdo hacia la diagonal. Con toda la mano tomo el cuaderno de apuntes, flexiono el brazo para ponerlo frente a mi vista.

Y prosigo con la escritura. Escribo con mis antebrazos relajados sobre el borde de la mesa que tres chicas se mueven y se deslizan sobre el piso. Giro la cabeza hacia la izquierda para recordar mis anotaciones: que los movimientos son simultáneos a las palabras. Mi pie derecho cruzado por arriba del izquierdo lo frota generando un sonido rasposo, mientras anoto que de repente las tres chicas quedan a oscuras y en silencio. Vuelve la luz.

Ahora descruzo las piernas para poner que dos de ellas describen en canon lo que hace la tercera. Relajo mi espalda sobre el respaldar de la silla, con suavidad dejo caer la cabeza hacia atrás, estiro los brazos hacia el techo y me desperezo. Con fuerza abdominal y deslizando los isquiones hacia atrás vuelvo a enderezarme y a llevar las manos sobre el teclado. En medio de una anéctoda que cuenta una de las chicas (la más alta), otra de ellas se acerca y la abraza. De repente invade un silencio momentáneo.

Deslizo mi yema del dedo índice derecho y elijo una música para escuchar mientras mis dedos siguen presionando las teclas. Me poso con la flecha del mouse sobre el play y comienza una cumbia. Una música parecida a la que hacía con su cuerpo una de las tres chicas mientras las otras dos se abrazaban. Mi dedo se dirige hacia el . y pongo .

 

 

Un texto para: Relato de acción // dirigida por: Martín Gil

Idea: Martín Gil | bailarines: Lila Acuña, Micaela Moreno, Gabriela Paolillo| diseño de luces: Emilio Díaz Abregú| Asistencia de dirección: Verónica Barrionuevo|Dirección: Martín Gil

Laura Benitez

Formó parte del Equipo Editorial de Segunda cuadernosdedanza.com.ar desde su fecha de fundación hasta el año 2015.

Más en esta categoría: « En la ciudad del futuro (NO)bvio »

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • MEMORIA DE UN CORAZÓN DE MUJER +

    La obra espera en posición escénica, las futuras protagonistas realizan pequeños gestos, luego cada uno de los seis solos irá desentramando estos indicios para conformar la red de personalidades. El Leer más
  • Incendio performático +

    Hace unos días, hablando con un profesor sobre esta obra, me cuenta sobre los principios de la performance. Él se refería a que este tipo de acción artística nace cuando Leer más
  • Obscenidad femme fatale: resistencia y vuelta al origen +

    Orgía de recuerdos, amores, sexos, memorias, orgasmos y biografías, Sin sostén se presenta “desnudando nudos”. Reivindicación osada del deseo y su objeto. ¿En qué lugar de la vida se encuentra Leer más
  • ARDE LA PASARELA, TETÉ +

    En el espacio conviven escenas. Un septeto y tres solos. Uno de los solos es intervenido por un cuerpo que pareciera mantenerse al margen de “lo escénico” En el septeto Leer más
  • Cuerpo Meca +

    Cuerpo Meca Las preguntas que tengo respecto al butoh son miles. Sin embargo no las hago. Pienso que no pueden responderse con palabras. Creo que se irán diluyendo con el Leer más
  • Caballero Contemporáneo +

    Cuando Carlomagno se acerca a Agilulfo y le pregunta, entre fatigado y atraído por la declarada inexistencia del caballero de armadura blanca, le grita en el agujero de la armadura Leer más
  • Un relato adolescente +

    Un relato adolescente Obra: Se puede borrar Palabras sueltas y discursos existenciales marcan la trama de Se Puede Borrar. Danzas frenéticas son gritos con el cuerpo. Las cuatro intérpretes, todas, Leer más
  • CMMN SNS PRJCT, o la apuesta de las vocales. +

    Y aquí, surge la pregunta fundamental: ¿De quién es la propiedad? CMMN SNS PRJCT es una ¿obra? de Laura Kalauz y Martin Schick que plantea en un proceso de reflexión Leer más
  • La conminación +

    Cuando Benjamín escribió acerca de la obra de arte en la era de la reproductibilidad técnica, si bien reconocía el valor cultual de la obra original, defendía el potencial revolucionario Leer más
  • “Te estoy diciendo nada” +

    Grande es el gusto de escribir sobre esta pieza chilena que se presentó en Argentina el año pasado. Grande, porque además de que soy chileno-argentina, esta pieza pone de relieve Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22

ESCRIBEN EN SEGUNDA