Newsletter

Sábado, 10 Julio 2021 16:06

Mis skaters

Escrito por

La figura del skater siempre me pareció inalcanzable. Aún hoy me genera una fascinación especial, aunque no puedo evitar notar que tanto mi sentimiento como los skaters estamos un tanto pasados de moda. 

El skate se convirtió en 2020 en una disciplina olímpica. Comparte con cualquier técnica codificada de movimiento (léase danza), un vocabulario específico (ollie, flip, shove-it y sus variables), un entrenamiento, un vestuario característico y un espacio particular donde la práctica es realizada. 

La pista de skate delimita el campo de acción que define su especificidad (ir por skate en la calle sería transportarse, no hacer skate) y es también una suerte de arena, es decir un lugar de lucha o espectáculo.  

A veces voy a la pista de skate del Parque Centenario y me siento en las gradas a observar. He logrado distinguir una serie de momentos que conforman la performance del skater: 

  1. Evaluación de la trayectoria, fuerza y velocidad, en relación a la acción a realizar. 
  2. Lanzamiento a la pista.
  3. Éxito o Fracaso de la acción proyectada en el punto #1. 

El #2 es, para mí, el más interesante. Por un lado, es el momento de la verdad, el momento que definirá el futuro (inmediato) y el nivel de valentía de quien realiza la acción. Pienso en la expresión en la cancha se ven los pingos porque en la pista se ve todo: duda, competitividad, arrepentimiento, dolor, gloria, miedo…

El #2 es también, un punto clave: el momento del salto, momento en el que ocurre un cambio en relación a la gravedad. Cuando alguien salta, toma un impulso y por breves instantes, se vuelve aéreo, ligero. Los skaters al lanzarse a la pista, extienden brevemente esta ligereza. 

Quizás esto sea más claro en comparación con las bicis BMX, quienes comparten la arena con los skaters. La bici reproduce la mecánica de la caminata humana: cada pie empuja un pedal y el manubrio funciona como extensión de los hombros, compensando el movimiento. La bicicleta, además, tiene un asiento. El skater, en cambio, atraviesa erguido la pista, a la manera de los pájaros. 

La condición de la ligereza, sin embargo, es el peso. El skater vuelve a la tierra con el sonido de un golpe,  sea con su cuerpo al caer o con las ruedas de su patineta. Este sería el punto #3. 

Ahora bien, entre el punto #2 y #3, a veces, sucede el movimiento. Un movimiento que se compone de lo efectivamente ejecutado y de lo que se mueve con él.  Es decir, el movimiento no está solamente en la acción del skater, sino en las líneas que marca en el espacio una vez que ha pasado. E inclusive, en la posibilidad que estas líneas proyectan, en lo que podría haber sido, si el niño con el monopatín no hubiera interceptado su trayecto.

Después de un rato, los skaters se aburren y así como entraron, se van.

 

 Ph. Fátima Sastre

Bel Eiff

 

¿Qué datos componen una biografía? ¿Cuándo y dónde nací?, ¿dónde estudié y con quién?, ¿dónde he trabajado?… Por coquetería prefiero omitir el año de mi nacimiento. Si estuviera en una entrevista laboral, listaría lo demás. Por suerte me encuentro dentro del equipo editorial de esta hermosa revista y puedo decir tranquilamente que mi biografía se compone de movimientos, conversaciones, lecturas, palabras sueltas y alguna que otra canción de amor. 

 

 

 

 

 

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • La comida está servida +

    Algo de todas ellas, me hizo pensar en mi mamá ama de casa. Todo un viaje al universo femenino dentro de una casa, dentro de su casa, dentro de algunos Leer más
  • Un relato adolescente +

    Un relato adolescente Obra: Se puede borrar Palabras sueltas y discursos existenciales marcan la trama de Se Puede Borrar. Danzas frenéticas son gritos con el cuerpo. Las cuatro intérpretes, todas, Leer más
  • Nacer de grande, o vencer la presencia (in)finita +

    Nosotros, en cambio vivimos las frías mansiones del éter cuajado de mil claridades, sin horas ni días. Sin sexos ni edades… Es nuestra existencia serena, inmutable; Nuestra eterna risa, serena Leer más
  • Todas las luces +

    Ver no es simplemente la función de la luz pasando a través de una lente y formando una imagen en una pantalla ya sea interna (el ojo), o externa (un Leer más
  • Bizcooochitos ii Feeernetch +

    I. Estoy en Córdoba. En la Wikipedia, lo primero que muestra la entrada correspondiente al término Córdoba es un link y un íconito que dice “Pronunciación”. Más aaallá de todaaas Leer más
  • Las memorias de la carne. Un comentario para Xenit. +

    Xenit, Zenith o Cenit: ¿cómo (d)escribirte? Me hago y le hago esta pregunta a la obra, en circunstancias de que sé que esa obra que vi, no es la misma Leer más
  • Oscuridad, fantasmas y grotesco +

    En Acto Blanco, Carla Rímola y Laura Figueiras revisitan el romanticismo en la danza. Si bien, el título remite al segundo acto de los ballets neoclásicos-románticos, el trabajo sobre el Leer más
  • ¿Estás ahí? +

    Estas son algunas reflexiones que tuve cuando vi “Cartas a mi querido espectador” a principios de este año. Las mismas permanecieron en mi cuaderno de notas, en un archivo de Leer más
  • COMO UN CUENTO DE HADAS EN EL MEDIO DEL MAR +

    La presente reseña es una obra que he visto en distintos momentos y formatos, el video de un ensayo previo al estreno, también en el espacio antes llamado Zafra, en Leer más
  • Acá-cerca, allá-lejos y acá-lejos, allá-cerca +

    Acá-cerca, allá-lejos y acá-lejos, allá-cerca Obra: Lejos Acá y allá, la reconstrucción del pasado es un tema recurrente en la producción artística. Aclaro además, que en términos teóricos, la reconstrucción Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22

ESCRIBEN EN SEGUNDA