Newsletter

Sábado, 10 Julio 2021 16:06

Mis skaters

Escrito por

La figura del skater siempre me pareció inalcanzable. Aún hoy me genera una fascinación especial, aunque no puedo evitar notar que tanto mi sentimiento como los skaters estamos un tanto pasados de moda. 

El skate se convirtió en 2020 en una disciplina olímpica. Comparte con cualquier técnica codificada de movimiento (léase danza), un vocabulario específico (ollie, flip, shove-it y sus variables), un entrenamiento, un vestuario característico y un espacio particular donde la práctica es realizada. 

La pista de skate delimita el campo de acción que define su especificidad (ir por skate en la calle sería transportarse, no hacer skate) y es también una suerte de arena, es decir un lugar de lucha o espectáculo.  

A veces voy a la pista de skate del Parque Centenario y me siento en las gradas a observar. He logrado distinguir una serie de momentos que conforman la performance del skater: 

  1. Evaluación de la trayectoria, fuerza y velocidad, en relación a la acción a realizar. 
  2. Lanzamiento a la pista.
  3. Éxito o Fracaso de la acción proyectada en el punto #1. 

El #2 es, para mí, el más interesante. Por un lado, es el momento de la verdad, el momento que definirá el futuro (inmediato) y el nivel de valentía de quien realiza la acción. Pienso en la expresión en la cancha se ven los pingos porque en la pista se ve todo: duda, competitividad, arrepentimiento, dolor, gloria, miedo…

El #2 es también, un punto clave: el momento del salto, momento en el que ocurre un cambio en relación a la gravedad. Cuando alguien salta, toma un impulso y por breves instantes, se vuelve aéreo, ligero. Los skaters al lanzarse a la pista, extienden brevemente esta ligereza. 

Quizás esto sea más claro en comparación con las bicis BMX, quienes comparten la arena con los skaters. La bici reproduce la mecánica de la caminata humana: cada pie empuja un pedal y el manubrio funciona como extensión de los hombros, compensando el movimiento. La bicicleta, además, tiene un asiento. El skater, en cambio, atraviesa erguido la pista, a la manera de los pájaros. 

La condición de la ligereza, sin embargo, es el peso. El skater vuelve a la tierra con el sonido de un golpe,  sea con su cuerpo al caer o con las ruedas de su patineta. Este sería el punto #3. 

Ahora bien, entre el punto #2 y #3, a veces, sucede el movimiento. Un movimiento que se compone de lo efectivamente ejecutado y de lo que se mueve con él.  Es decir, el movimiento no está solamente en la acción del skater, sino en las líneas que marca en el espacio una vez que ha pasado. E inclusive, en la posibilidad que estas líneas proyectan, en lo que podría haber sido, si el niño con el monopatín no hubiera interceptado su trayecto.

Después de un rato, los skaters se aburren y así como entraron, se van.

 

 Ph. Fátima Sastre

Bel Eiff

 

¿Qué datos componen una biografía? ¿Cuándo y dónde nací?, ¿dónde estudié y con quién?, ¿dónde he trabajado?… Por coquetería prefiero omitir el año de mi nacimiento. Si estuviera en una entrevista laboral, listaría lo demás. Por suerte me encuentro dentro del equipo editorial de esta hermosa revista y puedo decir tranquilamente que mi biografía se compone de movimientos, conversaciones, lecturas, palabras sueltas y alguna que otra canción de amor. 

 

 

 

 

 

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • VEO EN EL SILENCIO +

    Lo indecible es aquello que al escritor desespera, obsesiona y al mismo tiempo es aquella búsqueda la que lo mantiene con vida, en su afán de destruir el monopolio de Leer más
  • La mirada inversa +

    Cómo volveré a ver, nombre de la obra, exclamación y pregunta que invita a pensar desde los verbos “volver” y “ver” en un antes y un después. En función del Leer más
  • Algo me pertenece en esa obra* +

    Hoy en día, ante cualquier duda existencial y etimológica, todos recurrimos a las definiciones wikipedianas para satisfacer nuestra sed de aclarar dudas. Entonces una encuentra: “El pico, peón o trompo Leer más
  • Sólo hay que ir * +

    Mi familia era muy chiquita: éramos mi padre, mi madre, una abuela –la madre de mi padre-, y yo. Mi padre tenía varias profesiones: escritor, arqueólogo, director de teatro. Mi Leer más
  • Del arte o la máquina del tiempo +

    El instante sensible es un encuentro entre la obra y quien la mira. Esa obra, puede ser una materia suspendida en el tiempo que convoca todos los tiempos cada vez: Leer más
  • Justo innecesario... +

    A modo de descripción: Los performers de Low Pieces se encuentran sentados en el piso del escenario, dispuestos en línea frente al público, y nos miran entrar. Dos espacios y Leer más
  • El despotismo sexual de La Wagner +

    Una primera caminata de perfil al público da inicio a la obra. Cuatro mujeres entran lentamente, paso a paso sus cuerpos desnudos desfilan, bajan, van llegando…una luz muy tenue y Leer más
  • Eclipse total del corazón +

    “Y espero que tengas todo lo que soñaste. Y te deseo alegría y felicidad. Pero por encima de todo esto, Te deseo amor.” Dolly Parton I Will Always Love You Leer más
  • Cuando soñamos vemos con todos los detalles +

    Cuando soñamos vemos con todos los detalles Un texto para Los Incorporales , aventura optica. “Cuando soñamos vemos con todos los detalles” Los Incorporales Una proyección en la pared del fondo Leer más
  • Calesita de preguntas +

    Hace muy poco que comparto esta idea muy subjetiva, que no es mía, sino de Adva, y creo que tampoco es de ella. La idea es que no estoy tan Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22

ESCRIBEN EN SEGUNDA