Newsletter

Sábado, 10 Julio 2021 16:06

Mis skaters

Escrito por

La figura del skater siempre me pareció inalcanzable. Aún hoy me genera una fascinación especial, aunque no puedo evitar notar que tanto mi sentimiento como los skaters estamos un tanto pasados de moda. 

El skate se convirtió en 2020 en una disciplina olímpica. Comparte con cualquier técnica codificada de movimiento (léase danza), un vocabulario específico (ollie, flip, shove-it y sus variables), un entrenamiento, un vestuario característico y un espacio particular donde la práctica es realizada. 

La pista de skate delimita el campo de acción que define su especificidad (ir por skate en la calle sería transportarse, no hacer skate) y es también una suerte de arena, es decir un lugar de lucha o espectáculo.  

A veces voy a la pista de skate del Parque Centenario y me siento en las gradas a observar. He logrado distinguir una serie de momentos que conforman la performance del skater: 

  1. Evaluación de la trayectoria, fuerza y velocidad, en relación a la acción a realizar. 
  2. Lanzamiento a la pista.
  3. Éxito o Fracaso de la acción proyectada en el punto #1. 

El #2 es, para mí, el más interesante. Por un lado, es el momento de la verdad, el momento que definirá el futuro (inmediato) y el nivel de valentía de quien realiza la acción. Pienso en la expresión en la cancha se ven los pingos porque en la pista se ve todo: duda, competitividad, arrepentimiento, dolor, gloria, miedo…

El #2 es también, un punto clave: el momento del salto, momento en el que ocurre un cambio en relación a la gravedad. Cuando alguien salta, toma un impulso y por breves instantes, se vuelve aéreo, ligero. Los skaters al lanzarse a la pista, extienden brevemente esta ligereza. 

Quizás esto sea más claro en comparación con las bicis BMX, quienes comparten la arena con los skaters. La bici reproduce la mecánica de la caminata humana: cada pie empuja un pedal y el manubrio funciona como extensión de los hombros, compensando el movimiento. La bicicleta, además, tiene un asiento. El skater, en cambio, atraviesa erguido la pista, a la manera de los pájaros. 

La condición de la ligereza, sin embargo, es el peso. El skater vuelve a la tierra con el sonido de un golpe,  sea con su cuerpo al caer o con las ruedas de su patineta. Este sería el punto #3. 

Ahora bien, entre el punto #2 y #3, a veces, sucede el movimiento. Un movimiento que se compone de lo efectivamente ejecutado y de lo que se mueve con él.  Es decir, el movimiento no está solamente en la acción del skater, sino en las líneas que marca en el espacio una vez que ha pasado. E inclusive, en la posibilidad que estas líneas proyectan, en lo que podría haber sido, si el niño con el monopatín no hubiera interceptado su trayecto.

Después de un rato, los skaters se aburren y así como entraron, se van.

 

 Ph. Fátima Sastre

Bel Eiff

 

¿Qué datos componen una biografía? ¿Cuándo y dónde nací?, ¿dónde estudié y con quién?, ¿dónde he trabajado?… Por coquetería prefiero omitir el año de mi nacimiento. Si estuviera en una entrevista laboral, listaría lo demás. Por suerte me encuentro dentro del equipo editorial de esta hermosa revista y puedo decir tranquilamente que mi biografía se compone de movimientos, conversaciones, lecturas, palabras sueltas y alguna que otra canción de amor. 

 

 

 

 

 

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Mirame +

    ¿Cómo se imprime el movimiento de los ojos en la cara?. ¿Cuál es el movimiento de la mirada?. Miramos como somos y somos como miramos, pero, acaso, ¿dónde reside el Leer más
  • El agua que derrama tiempo +

    En “Qué azul que es ese mar” de Eleonora Comelli, el tiempo pareciera configurarse en una duración bergsoniana, donde pasado y futuro conviven amalgamándose, confundiéndose, borrando sus límites en el Leer más
  • Contrapesos para la representación +

    Aproximación al estar siendo del deber ser Los distintos modelos de belleza habitan de forma segmentada y simultánea la acción de ambos cuerpos femeninos en escena… Solo un simbólico biombo-pizarra, Leer más
  • UNA FIESTA ¿INOLVIDABLE? +

    UNA FIESTA ¿INOLVIDABLE? Por: Ana Laura Ossés Un texto para PIJAMA PARTY dirigida por: Mariana La Torre Antes de entrar a la sala algo se despertó en mi memoria de Leer más
  • Eterno presente COVID-19 +

    Antes del Covid-19 Hace 7 años atrás Iván Haidar presentaba ante el directorio de Prodanza un proyecto que se titulaba Lugar Propio. No quiero falsear datos históricos y tampoco ando Leer más
  • Melancolía +

    Las obras de Viviana Iasparra apuntan al sistema nervioso. Como si atravesaran el pensamiento y fueran al núcleo de la percepción. El Abierto y Bestia Negra, sus últimos trabajos, ofrecen Leer más
  • Amor mío +

    Amor mío: Finalmente, esto es un mundo... Hay códigos que desconozco, la vida me es difícil. Veo y mastico modos de hacer las cosas que me la complican, busco soluciones Leer más
  • De mujeres tribales y hábitos erógenos +

    Lo fantasmagórico y tenebroso acompañan el comienzo de la obra. La sala se encuentra llena de humo y, de repente, con la música de quien da nombre a la pieza, Leer más
  • No estoy vivo +

    Imagina que mi vida se me escapa de las manos porque se disfraza de días conocidos y aproximadamente automáticos donde me creo lo que siento, veo y lo que pienso. Leer más
  • Memoria en movimiento +

    Como aire de mar, la vida transgeneracional de una pareja se dispersa en escena. Dos dúos cruzados, intercambiados, van delineando el aprendizaje de una relación que perdura a lo largo Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22

ESCRIBEN EN SEGUNDA