Newsletter

Martes, 01 Octubre 2013 14:54

De mujeres tribales y hábitos erógenos

Escrito por

Lo fantasmagórico y tenebroso acompañan el comienzo de la obra. La sala se encuentra llena de humo y, de repente, con la música de quien da nombre a la pieza, una luz cenital alumbra el movimiento del humo en el espacio.

Es ahí que me pregunto de donde van a salir las intérpretes, ya que no veo telón ni nada similar de donde puedan surgir directo al escenario. Hasta que otra luz me indicará su presencia: arriba a mi izquierda. Ellas marchan lentamente, desnudas, pero con las armas suficientes que necesitarán para enfrentar una lucha tanto física como existencial: rodilleras, coderas y zapatillas.

Una vez abajo, en tierra firme, serán partícipes de las recreaciones más violentas, poderosas y combativas que puedan encarnarse en el cuerpo de una mujer. Sus coreografías serán por momentos tribales, como una manada de mujeres salvajes. Desprovistas de la marca cultural de la vestimenta, sus cuerpos son abiertos a lo que de natural queda en ellos. La conexión con lo sexual: una puerta giratoria hacia la psique, una disposición genésica para la acción.

A través de movimientos exógenos-endógenos-eróticos, la potencia femenina se transporta a sus cimientos más oscuros, vedados. La profundidad objetivada de la desnudez expone a cada una a su condición animal, que es intemporal. Los comportamientos se despliegan con forma de golpes que evidencian las tensiones de la vida artificial, cultural: ¿la dominación humana es natural o social? ¿Las mujeres violan? ¿Se inmolan en el deseo que orienta sus zonas erógenas? ¿Sienten ellas algún dolor común? ¿Luchan por un objeto “feliz”?

Sentadas en sillas hechas de cinturones, símbolo de ataduras que solo se desmontan a costa de dejar el pellejo, y ajenas a cualquier elemento que pueda interferir en la comunicación de su cuerpo, ellas no dudarán de interpelar, con una mirada fija, ruda y desafiante, a quienes allí estamos observándolas para presenciar y ser parte de la fuerza ciclópea que nace (y renace) de su osada catarsis física-mental-espiritual. 

Un texto para: LA WAGNER // dirigida por: Pablo Rotemberg

Ficha técnica: Elenco: Ayelén Clavin, Carla Di Grazia, Josefina Gorostiza y Carla Rímola / Escenografía: Mauro Bernardini /Vestuario: Martín Churba /Iluminación: Fernando Berreta / Edición y arreglos: Jorge Grela /Sonido: Guillermo Juhasz / Producción ejecutiva: Mariana Markowiecki /Asistente de producción: Angela Carolina Castro / Coreografía: Ayelén Clavin, Carla Di Grazia, Josefina Gorostiza, Carla Rímola y Pablo Rotemberg /Asistente de dirección: Lucía Llopis /Dirección: Pablo Rotemberg.

 

 

Irene Claverie

Formó parte del Equipo Editorial de Segunda cuadernosdedanza.com.ar desde su fecha de fundación hasta el año 2015

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Habla Casandra (igual) Horda +

    Habla Casandra (igual) Horda Veo un cuerpo intentando acomodarse, adaptarse a las grietas y deformidades del mundo. Un cuerpo disputado, violentado. Un cuerpo que se agota y cae varias veces. Leer más
  • La sombra que trota detrás de nosotras tiene cuatro patas +

    Llego al Centro Cultural Konex más de media hora antes de la hora de comienzo de la performance. Me toca hacer fila junto a los que no tienen entrada (están Leer más
  • La vuelta a los pagos. Interpretación de una fiesta cordobesa +

    Villa Argüello, localización geográfica del convite, el canto y la bailanta. Un fernecito, un juguito, unos bizcochitos. Sírvanse, por favor. Todos son bienvenidos al agite del cuarteto y la celebración. Leer más
  • CV para desvestirse y revestirse. +

    El CV es un resumen de los datos individuales que interesarán a quien los lea, de modo de que este o esta pueda hacerse una idea de determinado “perfil”. Desde Leer más
  • Una banana entre las tetas es algo muy futbolero +

    Voy llegando a toda velocidad en bici a Casa Temenos y me cruzo con un amigo al que, sin bajarme, logro sacarle una naranja de las cuarenta y cinco que Leer más
  • El agua que derrama tiempo +

    En “Qué azul que es ese mar” de Eleonora Comelli, el tiempo pareciera configurarse en una duración bergsoniana, donde pasado y futuro conviven amalgamándose, confundiéndose, borrando sus límites en el Leer más
  • Bailar la caída del corazón y separarse también puede ser una fiesta. +

    Es propicio atravesar las grandes aguas. Me repito día a día desde el día en que me separé. El sábado a la noche salí con mis amigas, todos los sábados Leer más
  • Precariedad astuta: producir sin cash +

    Harto conocida es la situación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de la producción de obra artística con pocos o hasta nulos fondos. A los artistas escénicos en particular, Leer más
  • Nacer de grande, o vencer la presencia (in)finita +

    Nosotros, en cambio vivimos las frías mansiones del éter cuajado de mil claridades, sin horas ni días. Sin sexos ni edades… Es nuestra existencia serena, inmutable; Nuestra eterna risa, serena Leer más
  • Acá-cerca, allá-lejos y acá-lejos, allá-cerca +

    Acá-cerca, allá-lejos y acá-lejos, allá-cerca Obra: Lejos Acá y allá, la reconstrucción del pasado es un tema recurrente en la producción artística. Aclaro además, que en términos teóricos, la reconstrucción Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19

ESCRIBEN EN SEGUNDA