Newsletter

Martes, 01 Octubre 2013 14:54

De mujeres tribales y hábitos erógenos

Escrito por

Lo fantasmagórico y tenebroso acompañan el comienzo de la obra. La sala se encuentra llena de humo y, de repente, con la música de quien da nombre a la pieza, una luz cenital alumbra el movimiento del humo en el espacio.

Es ahí que me pregunto de donde van a salir las intérpretes, ya que no veo telón ni nada similar de donde puedan surgir directo al escenario. Hasta que otra luz me indicará su presencia: arriba a mi izquierda. Ellas marchan lentamente, desnudas, pero con las armas suficientes que necesitarán para enfrentar una lucha tanto física como existencial: rodilleras, coderas y zapatillas.

Una vez abajo, en tierra firme, serán partícipes de las recreaciones más violentas, poderosas y combativas que puedan encarnarse en el cuerpo de una mujer. Sus coreografías serán por momentos tribales, como una manada de mujeres salvajes. Desprovistas de la marca cultural de la vestimenta, sus cuerpos son abiertos a lo que de natural queda en ellos. La conexión con lo sexual: una puerta giratoria hacia la psique, una disposición genésica para la acción.

A través de movimientos exógenos-endógenos-eróticos, la potencia femenina se transporta a sus cimientos más oscuros, vedados. La profundidad objetivada de la desnudez expone a cada una a su condición animal, que es intemporal. Los comportamientos se despliegan con forma de golpes que evidencian las tensiones de la vida artificial, cultural: ¿la dominación humana es natural o social? ¿Las mujeres violan? ¿Se inmolan en el deseo que orienta sus zonas erógenas? ¿Sienten ellas algún dolor común? ¿Luchan por un objeto “feliz”?

Sentadas en sillas hechas de cinturones, símbolo de ataduras que solo se desmontan a costa de dejar el pellejo, y ajenas a cualquier elemento que pueda interferir en la comunicación de su cuerpo, ellas no dudarán de interpelar, con una mirada fija, ruda y desafiante, a quienes allí estamos observándolas para presenciar y ser parte de la fuerza ciclópea que nace (y renace) de su osada catarsis física-mental-espiritual. 

Un texto para: LA WAGNER // dirigida por: Pablo Rotemberg

Ficha técnica: Elenco: Ayelén Clavin, Carla Di Grazia, Josefina Gorostiza y Carla Rímola / Escenografía: Mauro Bernardini /Vestuario: Martín Churba /Iluminación: Fernando Berreta / Edición y arreglos: Jorge Grela /Sonido: Guillermo Juhasz / Producción ejecutiva: Mariana Markowiecki /Asistente de producción: Angela Carolina Castro / Coreografía: Ayelén Clavin, Carla Di Grazia, Josefina Gorostiza, Carla Rímola y Pablo Rotemberg /Asistente de dirección: Lucía Llopis /Dirección: Pablo Rotemberg.

 

 

Irene Claverie

Formó parte del Equipo Editorial de Segunda cuadernosdedanza.com.ar desde su fecha de fundación hasta el año 2015

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Paz con nosotros +

    - ¿Hace cuánto no te levantás? - … Pienso que desde el día M... Ese día sí me había levantado. Me había propuesto divertirme. El objetivo era no parar de jugar. Por eso Leer más
  • Un temporal Infinito +

    Un temporal Infinito Obra: Naufragio Inconcluso Naufraga quien queda inmerso en una inmensidad material sin límites. Naufraga y se aferra a lo que sea que tenga a mano para darse Leer más
  • Del arte o la máquina del tiempo +

    El instante sensible es un encuentro entre la obra y quien la mira. Esa obra, puede ser una materia suspendida en el tiempo que convoca todos los tiempos cada vez: Leer más
  • La conminación +

    Cuando Benjamín escribió acerca de la obra de arte en la era de la reproductibilidad técnica, si bien reconocía el valor cultual de la obra original, defendía el potencial revolucionario Leer más
  • Fantasmas en la ciudad +

    Dos mujeres antiguas, aniñadas, con un levemente distinto andar, rasgos y perfiles, pero muy parecidas entre sí, aparecen y desaparecen de la escena. Son petisas Morticias o niñas poseídas por Leer más
  • Es algo que no sé qué +

    Es algo que no sé qué Obra: Surto Posibles circunstancias: cuando llueve mucho y se hace barro, si te metés en el mar y te quedás quieto, si entrás en Leer más
  • El agua que derrama tiempo +

    En “Qué azul que es ese mar” de Eleonora Comelli, el tiempo pareciera configurarse en una duración bergsoniana, donde pasado y futuro conviven amalgamándose, confundiéndose, borrando sus límites en el Leer más
  • Tus huesos +

    Una luz. Una maquinaria. Un ovni. Llega, irrumpe, ilumina y deja ver al tiempo que oculta partes de lo que muestra. Podría ser la luz de los huesos de todos Leer más
  • La Luna late desproporcionada +

    La Luna late desproporcionada Un texto para La Lengua dirigida por Leticia Mazur Una Luz puntual, subiendo de a poco su intensidad, anuncia el comienzo de la obra, dejándonos ver Leer más
  • Un campamento de imágenes nómades +

    Magritte decía que sus cuadros debían considerarse “signos materiales de la libertad de pensamiento”. Y luego definía lo que él entendía por tal libertad: “la vida, el Universo, el Vacío, Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20

ESCRIBEN EN SEGUNDA