Jueves, 01 Agosto 2013 14:29

Hogar, ¿dulce hogar?

Escrito por

¿La femineidad en otros tiempos? ¿Por qué representar a la mujer hoy bajo una estética de los años 50 abocada fervientemente a la vida doméstica? ¿Qué ecos de ese modelo de mujer persisten en la actualidad? ¿Cuáles son los cambios en el modo de ser de la mujer actual? ¿Es posible hablar de una única forma de ser “mujer”? El recorte que establece la obra que aquí se trata pretende ir tensionando este tipo de cuestionamientos y, aunque resulte algo alejado temporalmente el lugar que se le asigna a la mujer, ciertamente hay indicios de que perduran problemáticas culturales que no son para nada ajenas al desarrollo de la sociedad contemporánea.

 En el caso de Doméstica, nos enfrentamos a la vida íntima de tres mujeres que se comportan como un equipo doméstico hiperactivo al mismo tiempo que demuestran sus rivalidades internas, quizás en el afán de definir quién es la capitana por excelencia. Aparentemente, sin este vértigo competitivo y ansioso, no se da marcha al motor de la diligencia hogareña… Ocupa un lugar igual de trascendente, en esta expedición, la profunda espera en la que se encuentran.

 Iremos percibiendo cómo, poco a poco, desde un balanceo casi mecánico que convive con los sonidos propios del ambiente, al comenzar a reproducirse la música, los cuerpos serviles de repente se ponen en acción: cada una toma el delantal que le corresponde y se prepara para enfrentar el, por demás habitual, micromundo de la vida doméstica. A medida que transcurre el tiempo, la espera de ese alguien que está por venir se hace cada vez más evidente, insoportable, y los quehaceres de la casa se van repitiendo más aceleradamente. ¿Cómo llenar si no ese tiempo de espera? Frente a la desesperación incipiente, nace entonces la violencia: se exaspera la competencia, se confunden las voluntades, se tergiversan los modales…

 Pero debe existir algún estado placentero si el hogar se constituye como verdaderamente propio. ¿Dónde hallarlo? ¿Es factible transformar los movimientos meramente rutinarios y funcionales en artificios gráciles y liberadores? Doméstica se juega por el Sí. La mesa, las sillas, el trapo, las paredes, el piso, además de limpiarse y ordenarse, también pueden ser oportunidades para la creación, para que el cuerpo dance, goce y se desdomestique.

 Y, si no llega ese comensal tan anhelado, ya no será un obstáculo para ocupar el espacio animadamente. Porque, al alcanzarse la conciliación femenina (grupal y personal), nada impedirá la confortabilidad del hogar que se construye con la labor autónoma…

Un texto para: Doméstica // dirigida por: Grupo Pleimovil

 

Ficha técnica: Intérpretes: Laura Stivelman, Lucrecia Pierpaoli y Teli Ortiz / Dirección y coreografía: Grupo Pleimovil / Asistencia General: Ollantay Rojas-Andrea Rosentein / Vestuario: Constanza Pierpaoli / Iluminación: Ivan Nirich- Grupo Pleimovil /  Música: Ry Cooder, Banda de sonido original Paris Texas - "La petite tonkinoise", Henri Christine, Vicent Scotto et Dilles Villard. Interpretado por Josephine Baker - "De temps en temps", Hornez, Misraki. Interpretado por Josephine Baker - "Lamour", Zoran Sajmanovich - “Canto indio", Ernesto Lecuona.

Irene Claverie

Formó parte del Equipo Editorial de Segunda cuadernosdedanza.com.ar desde su fecha de fundación hasta el año 2015

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • LAS BESTIAS o machacando una idea +

    Las acciones son hechos, ideas. Miguel Ángel Bustos, en una nota dijo sobre su escritura; pintar el verbo, es mi obsesión. Han pasado dos meses desde que fui a ver Leer más
  • El odio diario +

    “Frente al efecto cosificador de la mirada, el tacto nos proporciona la oportunidad de comprobar que el otro no es objeto sino sujeto y esto cambia dramáticamente la relación entre Leer más
  • ANTI +

    Llego al Centro Cultural Recoleta, Antihomenaje Dadá sucede en la sala Cronopios. Recibe a los espectadores la auto proclamada Madame Dadá recitando un texto que funciona como prólogo al evento. Leer más
  • El honesto apoyo +

    Andando el camino circular y eterno nos encontramos durante la obra. Empezamos por verlas caminando sin parar, de diversas formas, pero sin avanzar. Transitan distintas calles, senderos, cauces, trayectos, empedrados, Leer más
  • El Placer, el paraíso. +

    El Placer, el paraíso. Obra: La idea Fija Cabía todavía el aire libre. Habíamos enredado la mente detrás de cada flor y todo peligro pasado por flechas eran nuestra miel. Leer más
  • En la cresta de la ola +

    Antes de entrar a la sala nos dan en mano un almanaque del 2013, 100% foto de almanaque, una playa atardeciendo, del otro lado el nombre de la obra y Leer más
  • Útil no. Un texto para Inútil. +

    En un momento este texto serán solo impresiones de la obra. En ese momento apelo al lector, a que se tome uno o dos segundos para imaginarlas. Algo que no Leer más
  • Solo di sol a los idolos +

    En plena oscuridad, el ojo del público proyecta su luz. Recorre lentamente el suelo del escenario hasta amanecer sobre la pared. Apagón. El ojo, como la linterna de un policía Leer más
  • Asistir a mi propia muerte +

    Asistir a mi propia muerte Obra: Ensayo para morir Seis Pies Bajo Tierra. Llegué corriendo a la función de Ensayo para morir y he muerto. Pues como la sala del Leer más
  • En primera persona +

    Yo, vos, nosotros, recuerdo. Son las palabras que me resuenan de las dos obras de Celia Argüello Rena, actualmente en cartel: “Azúcar” y “Villa Argüello”. La subjetividad aparece en escena, Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18

ESCRIBEN EN SEGUNDA